Entrevista a Joaquín Pérez Rendón

Los podólogos cobran mayor importancia en una sociedad que actualmente no cuenta con esta especialidad en el sistema sanitario público

Joaquín Pérez Rendón

"Los pies  tienen que aguantar nuestro peso, nos aportan apoyo y equilibrio. De ahí que una pisada incorrecta pueda llegar a desembocar en problemas que no conciernen solamente al pie; pueden llegar a tobillo, rodilla, cadera o columna vertebral".

Joaquín Pérez Rendón es Podólogo especialista en biomecanica de la marcha. Orienta sus servicios de forma personalizada, atendiendo a las necesidades de cada paciente, y buscando la recuperación de la salud de sus pies.

Cuenta con amplia experiencia y se mantiene en constante formación, para prestar la mejor y más eficiente atención a las personas que acuden a su consulta con diferentes afecciones y enfermedades en los pies. 

¿Cómo decidiste dedicarte a esta profesión?

Hace 11 años decidí dedicarme a la podología, ya que desde pequeño mostraba cierto espíritu vocacional hacia la rama de la medicina. Lo que hizo decantarme por esta especialidad fueron mis experiencias con podólogos en la niñez, cuando ya requerí de elementos ortopédicos para la corrección de mis pies planos. Además de ser consciente desde niño de la importancia de esta profesión en una sociedad que actualmente no cuenta con este profesional en el sistema sanitario público. En esta inquietud, me vi en la tesitura de decantarme por una profesión en la que tienes todas las competencias para realizar diagnósticos y tratamientos en todas sus vertientes de forma autónoma en consulta privada.

En tu experiencia profesional has tenido la oportunidad de trabajar con el Real Betis Balompié y con el Sevilla Fútbol Club ¿Cómo fue tu experiencia con ellos?

Poder ser partícipe de un equipo médico multidisciplinar de gran calidad como el que tienen los dos grandes clubes de fútbol de Sevilla, ha sido una de las experiencias más gratificantes en mi carrera profesional. A esto se suma el gran reto de tener la responsabilidad de realizar todos los tratamientos podológicos encaminados, sobre todo, a la prevención de lesiones en los jugadores durante la temporada. El papel del podólogo en este “deporte rey” es fundamental.

Uno de los estudios imprescindibles para prevenir las lesiones del pio es el Estudio de la pisada. ¿Podrías explicarnos cómo se realiza y cuándo es necesario someterse a él?

El estudio biomecánico de la pisada tiene como finalidad analizar una serie de posiciones, gestos y fuerzas que van a determinar patrones de marcha normales o patológicos para así poder analizar y anticiparnos a las lesiones que se puedan producir. A grandes rasgos el protocolo para la realización de este es:

  • Exploración en camilla
  • Estudio en plataformas de presiones estático y dinámico
  • Pruebas posturales y test de equilibrio
  • Análisis cinemático de la carrera
  • Análisis con filmación en video de alta velocidad

Respecto al momento para someterse al estudio de la pisada tendríamos una posible doble vertiente. Por un lado, antes de producirse la lesión como método preventivo, o en contraposición, una vez ya instaurada la lesión para tratar el problema.

Eres experto en Podología deportiva ¿Cuáles son las patologías más frecuentes entre los deportistas? ¿Qué resaltarías como diferencial de esta especialidad dentro de la podología?

Las patologías más frecuentes son las derivadas del origen traumático de la propia actividad deportiva, abarcando sobre todo lesiones musculares derivadas de sobrecarga, tendinitis y esguinces. En huesos se producen fracturas de mayor o menor grado (fisuras o fracturas por estres) y cada vez más común las periostitis.

Por otro lado, son muy comunes las afecciones de la piel, por infección o bien por sobrecargas o roces. Podríamos destacar: fascitis plantar, tendinitis aquilea, pie de atleta, fracturas de metatarsianos, periostitis tibial, juanetes, callosidades, uñas encarnadas etc.

El pie, como elemento transmisor de fuerzas y base del cuerpo, desempeña un papel de gran importancia en la biomecánica de la actividad deportiva. Por tanto, una de las principales actividades en podología deportiva es el estudio biomecánico de la pisada o análisis de la marcha. Cada deporte tiene unas características específicas y cada pie es único, es por eso que con este análisis personalizado podremos evitar múltiples lesiones deportivas.

¿Por qué es importante acudir al podólogo?

Se suele decir que los pies son los grandes olvidados de nuestro cuerpo. De hecho, casi nadie se acuerda de ellos. Y ser los grandes olvidados los convierte también en los grandes descuidados.

Los pies son la base de unas extremidades que nos sirven de soporte para el resto de nuestro cuerpo y, por tanto, tienen que aguantar nuestro peso, nos aportan apoyo y equilibrio. De ahí que una pisada incorrecta pueda llegar a desembocar en problemas que no conciernen solamente al pie; pueden llegar a tobillo, rodilla, cadera o columna vertebral.

¿Cuándo recomiendas a las personas acudir a un podólogo?

A pesar de que los problemas y las molestias en el pie son muy comunes, muchas personas demoran en tomar la decisión de visitar al podólogo para una revisión completa. No hay edad para hacerse una revisión, de hecho "cada etapa de la vida tiene sus propios problemas". De ahí la recomendación de que un podólogo vigile el crecimiento de las uñas en los bebés. Años más tarde, deberemos estar pendiente de la posible aparición de pies planos o cavos en niños, sin olvidar que las piscinas y duchas públicas, tan habituales en la etapa escolar son, con frecuencia, lugar de contagio de papilomas u hongos. Los riesgos de esa etapa continúan durante la adolescencia en el proceso de crecimiento de huesos. Pero es durante la edad adulta cuando sometemos a los pies a una mayor presión, que se refleja en multitud de ocasiones en dolor. Un calzado poco adecuado y la intensa actividad que marca nuestro día a día, son desencadenantes de problemas que la mayoría padecemos en algún momento de nuestras vidas.

Hasta hace unos años, la población acudía al podólogo cuando tenía algún tipo de problema en los pies. Actualmente hay más información en cuanto a prevención, siendo los mismos profesionales de la salud (médicos, fisioterapeutas, enfermeros…) los que los remiten al podólogo cuando detectan algún problema dentro de su ámbito.

Es imprescindible como regla general visitar al podólogo una vez al año o siempre que se detecte una lesión en el pie, acentuando que normalmente cuanto más se tarda en tratar el problema, peor pronóstico tendrá.

28 de octubre de 2016 | Tema: Podólogo

Joaquín Pérez Rendón

Podólogo en Sevilla y Aracena - Biomecánica de la marcha y análisis de la pisada

Pedir cita
C/ Amador de los Rios, 38, local (Physial, Centro de Fisioterapia Avanzada) - 41003 Sevilla
618 335 659 - 954 988 401 618 335 659 954 988 401
C/ Juan Del Cid s/n (Clínica Santos) - 21200 Aracena
959 126 012 - 696 534 478 696 534 478 959 126 012 696 534 478 696 534 478

Contacta con Joaquín Pérez Rendón