Asistencia al parto

Dirección no encontrada
Ej: Dirección de tu casa o trabajo

Dirección no encontrada

     

Preguntas sobre asistencia al parto

Añadir pregunta

¿Qué es asistencia al parto?

Asistencia al parto

La asistencia al parto ha experimentado importantes cambios, en los últimos años, en España, tal y como reconoce la propia SEGO, Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, siendo ahora la gestante el centro de atención. La humanización, el alivio del dolor y el control del feto, son premisas claves en la atención al parto. Es necesario que se asegure el bienestar de la madre y no sólo del recién nacido. Además es necesario que las nuevas tecnologías se compaginen con un parto humanizado

Por su parte la Organización Mundial de la Salud, también tiene sus propias recomendaciones, para que la asistencia al parto sea lo más óptima posible. Entre ellas:

  • Si se pinza tardíamente el cordón umbilical, es más beneficioso, porque se sigue aportando al recién nacido oxígeno adicional.
  • En caso de hemorragia puerperal, la aplicación de misoprostol puede ser adecuada
  • También se recomienda que se limiten las episiotomías
  • La amniotomía o ruptura artificial de la bolsa de líquido amniótico, no mejora, ni hace que sea más rápido el trabajo de parto
  • Si se realiza una cesárea, es mejor la tracción del cordón umbilical, que extraer la placenta de forma manual

Existen diferentes tipos de partos, destacamos el parto natural, en el que la madre es quién lo protagoniza, usando métodos naturales para el control del dolor.

Noticias sobre Asistencia al parto

Un repaso por la historia del parto

Hace unos días tuvo lugar en la Real Academia de Medicina una sesión científica en la que se analizó y se realizó un recorrido por la evolución de la obstetricia, el parto y la analgesia y anestesia a la hora de dar a luz.

En ella participaron expertos como José Antonio Clavero Núñez, Manuel Escudero Fernández y Jose Luis Arsuaga, que guiaron las ponencias a través de los datos y la historia del alumbramiento, desde una perspectiva tanto médica como antropológica.

La iniciativa, que se realizó en colaboración con la entidad aseguradora Asisa, se complementó con una exposición en la sede de la propia Real Academia de Medicina que estará activa hasta el 7 de abril y que está abierta al público. El avance del parto desde el Paleolítico, pasando por la antigua Roma o el siglo XVIII es una información interesante para el sector de la obstetricia, porque el “arte de partear” ha ido evolucionando hasta conseguir reducir la tasa de mortalidad de madres e hijos de forma muy significativa. De hecho, el término “parto” proviene de la sensación de la mujer de partirse en dos seres: el bebé y la propia madre.

Cada vez nacen más bebés prematuros

En los últimos años, las tasas de nacimientos de bebés prematuros han aumentado, y suponen ya entre un 8% y un 10% de los partos. Se considera que un nacimiento es prematuro cuando se produce antes de las 37 semanas de gestación. Las causas detrás de este fenómeno pueden ser los embarazos en edades tardías, los embarazos múltiples o incluso el estrés que sufre la madre durante la gestación.

Entre la semana 34 y 37 hablamos de prematuridad tardía que, aunque no está exenta de complicaciones es menos peligrosa que en otros periodos. En general, cuanto más se adelante el parto más peligrosa es esta condición. Por debajo de la semana 32 se considera algo preocupante.

En el paritorio, los bebés prematuros son atendidos por especialistas en neonatología que se encargan de llevar el parto lo mejor posible. Después, son ingresados en las unidades correspondientes y se les proporcionan todas las atenciones médicas, se les suministra oxígeno o nutrición parental según las necesidades de cada bebé. También se le mantiene en un lugar tranquilo y se apuesta por el contacto con la madre y una mayor implicación con los progenitores, que pueden asistir al proceso para ver los avances de su hijo.

La tasa de cesáreas óptima es del 19%

Asistencia al parto

La cesárea es la operación más común realizada en el mundo, y aunque el porcentaje de este tipo de intervenciones varía en el mundo, una nueva investigación da datos sobre cuál es la tasa óptima de esta clase de procedimientos. Investigadores de Ariadne Labs sitúan esta tasa en un 19% después de correlacionar las tasas de cesáreas y mortalidad neonatal de 2012.

La Organización Mundial de la Salud sitúa esta cifra entre un 10% y un 15% para obtener resultados óptimos, pero esta institución presume de ser la primera que realiza un estudio que ofrece un análisis exhaustivo de las cifras y de los procedimientos.

Los resultados son importantes para aquellos países en los que la tasa de cesáreas es muy alta pero también para aquellos en que no es suficiente, y que por lo tanto nos indica que no cuentan con el material quirúrgico y humano necesario para poder facilitar el procedimiento, por el que se salvarían muchas vidas y se facilitarían los partos complicados. Es sin duda un avance a la hora de conocer las estadísticas mundiales de esta intervención y tomar las medidas necesarias en hospitales de todo el mundo que cuentan con recursos para llevarla a cabo.

Imagen: Astaffolani en Wikimedia

"La buena fe", un corto sobre los recortes en sanidad

Asistencia al parto

“La buena fe” es un cortometraje que ha sido preseleccionado para los Goya del próximo año y que tiene como temática la denuncia social a través del género de la comedia y la ciencia ficción. En él, se critican los recortes sanitarios que se han dado en los últimos años, mediante la historia de una mujer que va a dar a luz.

La paciente llega al hospital y se da cuenta de que no hay nadie en recepción para atenderla, y tampoco profesionales sanitarios o ginecólogos que puedan determinar su situación o ayudarle en el parto. Así, la mujer debe atenderse a sí misma, mientras su familia vive una serie de aventuras relacionadas con la situación.

La directora del corto es Begoña Soler, que cree que es el momento propicio para hacer este tipo de cine de denuncia social. Según ella, la idea surgió de una visita al hospital de su abuela, que fue toda una odisea para encontrar a alguien que pudiese atenderla. Sin duda una buena forma de llamar la atención de los espectadores sobre este tema tan controvertido y que se está convirtiendo, aunque de forma menos dramática, en el día a día de muchos hospitales.

Una prueba sencilla podría determinar la fecha del parto

Asistencia al parto

Con respecto a la fecha prevista, un parto puede adelantarse o atrasarse hasta tres semanas, por eso uno de los objetivos de las ecografías es determinar con más exactitud el momento del alumbramiento. Según el Hospital Universitario Thomas Jefferson (Philadelphia, EE UU), una prueba rutinaria muy sencilla podría ayudar a determinar la fecha de una forma más acertada.

Los investigadores proponen medir a través de una ecografía la longitud del cuello del útero entre la semana 37 y 39 para saber si la mujer dará a luz pronto o no. Cuando la madre va a dar a luz o está próxima a hacerlo, el cuerpo experimenta una serie de cambios que se pueden medir para calcular la fecha final posible. El cuello del útero cambia su morfología de forma significativa, por eso una ecografía permitiría ver el proceso de forma clara.

Hasta ahora, esta prueba la realizaban los obstetras a mujeres con riesgo de parto prematuro, pero podría servir también para hacer una estimación exacta del día del nacimiento. Cuanto más corto sea el cuello uterino, más probabilidades hay de que el parto sea inminente, lo que podría ayudar a las pacientes a hacer una mejor estimación.

Publicidad

Especialistas en Asistencia al parto recomendados

Publicidad