La colposcopia es una prueba diagnóstica ginecológica utilizada para la detección de lesiones que pueden ser precursoras de cáncer o ya cancerosas. La prueba consiste en al observación, de forma ampliada, mediante microscopio, del epitelio o superficie del cuello del útero, la vulva, introito y paredes vaginales.

La realización de la colposcopia es sencilla y segura, dura tan sólo unos minutos, no provoca sangrado ni dolor y la paciente regresa a casa una vez terminada la prueba, sin necesidad de ser hospitalizada.

El ginecólogo recomendará realizar la prueba en caso de sangrado transvaginal anormal; con un resultado de citología de cervix anormal, por presencia de displasia; en pacientes que tengan antecedentes de cáncer o infección por virus de papiloma humano; también antes de realizar una operación de útero.

Como preparación, durante las 24 horas anteriores a la realización de la prueba, no se tendrán relaciones sexuales, ni se colocarán óvulos o se practicarán duchas vaginales. Tampoco se debe estar con la menstruación.

Preguntas sobre colposcopia

Añadir pregunta
Publicidad

Especialistas en Colposcopia recomendados

Publicidad