Mastopexia

La mastopexia o elevación del pecho es una cirugía que reafirma y eleva el pecho caído causada por distintos motivos, como la gravedad, el paso del tiempo, el embarazo o las pérdidas de peso.

A través de la mastopexia los pacientes logran pechos rejuvenecidos, sin flacidez, más armoniosos en sí mismos y con respecto a su morfología. La intervención se realiza con anestesia general, requiere un día de hospitalización y entre dos semanas y un mes de recuperación.

¿Qué es la mastopexia?

La caída de la mama puede recomendar la inclusión de una prótesis mamaria, que se coloca durante la misma intervención, de alrededor de dos a 3 horas de duración, mediante la incisión en el surco submamario, aprovechado también para eliminar la piel sobrante.

En la operación, por lo tanto, se levanta el pecho, se rellena si así estuviera previsto y se recoloca la areola, reduciéndola o remodelándola también en algunas pacientes.

Es un procedimiento quirúrgico que sirve para elevar y mejorar los pechos descolgados o caídos. Consiste en retirar el exceso de piel de la mama, que ha perdido flexibilidad, elevarla y corregir la areola e incluso recurrir, si así lo aconseja el cirujano, a una prótesis de silicona con el fin de devolver a los senos su posición ideal.

¿Cuándo practicarla?

Cuando los pechos han quedado vacíos y descolgados con el paso de los años, los embarazos, la lactancia y el simple peso de las mamas.

Mastopexia con y sin prótesis

La mastopexia con o sin implantes o prótesis dependerá de lo que requiera cada caso, siempre dentro de las preferencias y necesidades del paciente. De forma general, podemos afirmar que la mastopexia con aumento es una intervención muy demandada.

Básicamente, el uso de los mismos responderá a la intención de la paciente de aumentar su pecho. Será entonces cuando se combine el levantamiento de senos para corregir la ptosis mamaria, o caída de pecho, con la inserción de implantes mamarios.

La forma tradicional de elevar el pecho exige una incisión en forma de T y, por lo tanto, deja la cicatriz más visible, mientras la elevación con prótesis (pueden ser anatómicas o redondas) supone una mínima cicatriz.

¿Mastopexia sin cicatriz?

La cicatriz que deja la mastopexia depende en buena medida de la gravedad de la ptosis. Además de las particularidades apuntadas, cuanto más caído esté un pecho más cicatrices requería, puesto que se deberá eliminar una mayor cantidad de piel a la hora de levantar los senos.

Sin embargo, gracias a los nuevos avances en este tipo de cirugía, las cicatrices son casi imperceptibles. Transcurrido alrededor de un año de la operación, las cicatrices prácticamente habrán desaparecido y, en suma, el resultado será mucho más estético que antes.

Aquellas cicatrices típicas de la mastopexia con forma de T invertida son cosa del pasado con las nuevas técnicas disponibles. Ahora, si bien son visibles después de la intervención, inicialmente tienen un aspecto rojizo y poco a poco van adquiriendo el color del resto de la piel.

Lo más habitual es que lleguen a igualarse y con el paso del tiempo sean casi invisibles, desvaneciéndose casi por completo y, en definitiva, pasando desapercibidas. Excepcionalmente, puede ser necesario corregir alguna de las cicatrices, para lo cual se emplea anestesia local.

La técnica periareolar es un ejemplo de innovación en este campo, ya que permite una mastoplexia sin cicatriz en T. Sin embargo, al igual que ocurre con otras variantes, como que la prótesis se coloque delante o detrás del músculo, más que de las preferencias del paciente, su conveniencia dependerá sobre todo de la valoración profesional.

En todo caso, al margen de la mayor o menor visibilidad de las cicatrices, tengamos en cuenta que son necesarias para obtener un buen resultado. Al margen de la técnica que se precise en cada caso, cuanto más grande sean las prótesis, más peso deberá sostenerse y a largo plazo solo será posible mantener el pecho en su sitio con cicatrices acordes con ello.

Por otra parte, el grado de caída de pecho determinará no solo las cicatrices, sino también la técnica o técnicas más adecuadas. Tanto en éste ocmo en otros aspectos, cada caso debe valorarse de forma personalizada para la obtención de los mejores resultados. 

Pre y postoperatorio de la mastopexia

El preoperatorio consiste en una exploración de mamas y en pruebas de imagen (ecografía y/o mamografía), así como una historia ginecológica completa. Se explicarán las distintas técnicas quirúrgicas; se discutirán el tamaño y la forma de las futuras mamas. Se informa al paciente que la intervención, de unas dos horas de duración, se realiza bajo anestesia general (con las pruebas del preoperatorio que se estimen oportunas: analítica, electro...), salvo determinados casos de mastopexia, que pueden realizarse bajo anestesia local más sedación.

El postoperatorio requiere el ingreso en la clínica al menos durante un día. Se practicarán incisiones en la mama y en areolas para conseguir una nueva posición más elevada y si fuera necesario, también se colocará una prótesis bajo el tejido o el músculo pectoral.

Los puntos de sutura se retiran a los pocos días y se pondrá un sujetador especial. Se puede hacer vida normal a las 24 o 48 horas.

Antes y después de la mastopexia

Después de la mastopexia, es importante llevar un sujetador para apoyar el pecho, así como no realizar esfuerzos. Al cabo de aproximadamente una semana puede volverse a hacer vida normal.

Los resultados son inmediatos y duraderos, si bien el cirujano puede pedir drenajes subcutáneos para evacuar las secreciones, que se retirarán al cabo de 2 a 3 días.

Los resultados de la operación varían en función de las particularidades de cada caso, pero en general el “antes y el después” realmente valdrá la pena. Son muchas las fotos que podemos encontrar en la red mostrándonos resultados comparativos y no cabe duda de que la diferencia bien vale la pena.

Precio de la mastopexia

El precio de la mastopexia dependerá de distintos factores. Sobre todo, es importante encontrar precios razonables, que nos garanticen una seguridad a la hora de realizar dicha cirugía plástica. En ningún caso deben recortarse precios en unca se recorte el precio en detrimento de aspectos irrenunciables, como la profesionalidad, la calidad de los medios hospitalarios o una atención médica.

Debemos asegurarnos de no tener que afrontar gastos suplementarios por conceptos que no estaban incluidos, como el anestesista, medicamentos o el sujetador postquirúrgico.

El presupuesto también debería incluir una valoración inicial, analíticas, la operación, la medicación, el control post operacional y nuevas intervenciones, en caso de posibles complicaciones que lo requieran, así como efectuarse por escrito. De este modo, podremos realizar las reclamaciones pertinentes con mayores posibilidades de éxito.

Si bien los precios varían en cada clínica, así como dependiendo de la complejidad de cada caso, de la técnica empleada, del tiempo de ingreso o, por ejemplo, de que se trate o no de una mastopexia con implantes, así como del tipo de prótesis según su contenido y superficie.

Una horquilla de precios orientativa oscilaría entre los 4.000 y los 7.000 euros, teniendo en cuenta los muchos factores que influyen a la hora de realizar un presupuesto personalizado.

Resultados de la mastopexia

Tras una mastopexia las cicatrices son importantes, aunque se disimulan fácilmente bajo el bikini o el sujetador. Actualmente existen técnicas modernas de ‘cicatriz corta' que se apoyan en la lipoescultura y que consiguen que las cicatrices sean menos visibles.

Los efectos de la mastopexia no son permanentes, dependen de factores como nuevos embarazos y variaciones de peso y edad, aunque si se colocan prótesis, el efecto es más duradero.

Preguntas sobre mastopexia

Añadir pregunta

Últimos artículos sobre Mastopexia

El pecho de la mujer también envejece

El pecho de la mujer también envejece
El pecho de la mujer no es una excepción, como el resto de las partes del cuerpo también envejece. La glándula mamaria experimenta diversos más...
05 de mayo de 2015

Mamoplastia

Mamoplastia
La mamoplastia es una intervención quirúrgica en donde se trabaja la estructura y forma de las mamas. Una mamoplastia podrá aumentar o más...
24 de septiembre de 2012

Especialistas en Mastopexia recomendados

Publicidad