Nutrición clínica

Dirección no encontrada
Ej: Dirección de tu casa o trabajo

Dirección no encontrada

     

Preguntas sobre nutrición clínica

Añadir pregunta

¿Qué es nutrición clínica?

Nutrición clínica

La nutrición clínica es la subespecialidad dentro de la nutrición encargada de establecer la alimentación idónea en pacientes con enfermedades en las que la dieta forma partes de sus tratamientos. También tiene un carácter preventivo, al aportar consejos nutricionales que previenen que aparezcan enfermedades que se relacionan con una mala alimentación. En los países más desarrollados, el 30% de los cánceres se relacionan también con aspectos de la dieta. Una dieta con fibra ayudará a prevenir el cáncer de colon y si es rica en grasas, favorecerá que aparezcan enfermedades metabólicas o sobrepeso, a su vez relacionado con el cáncer de colon, mama o próstata.

¿Que tipo de enfermedades son susceptibles de recibir nutrición clínica?

Enfermedades metabólicas, como la hiperlipemias, dislipemias o diabetes  mellitus.

Problemas cardiovasculares, como la hipertensión arterial.

Enfermedades de tipo digestivo: Diarreas, intolerancias digestivas, estreñimiento, colon irritable, pancreatitis crónico o aguda, enfermedad de Crohn, insuficiencia renal, pacientes con tratamientos de radioterapia y quimioterapia, enfermedades neurológicas, intolerancias alimentarias, etc.

Personas con problemas de obesidad y sobrepeso, o que se han sometido a intervención de balón intragástrico o cirugía bariátrica.

Metodología de trabajo en nutrición clínica

El primer paso a realizar por el nutricionista es la evaluación del estado nutricional del paciente, para lo que se realizarán estudios bioquímicos, estudios antropométricos y dietéticos.

A partir de ahí se determinará la alimentación idónea, en función de cada patología, aportando dietas personalizadas, que indicarán los hidratos de carbono, proteínas, minerales y lípidos a ingerir. 

Se realizará un seguimiento del estado nutricional, para comprobar que este se mantiene o mejora, disminuyendo complicaciones derivadas de la enfermedad y aumentando la calidad de vida de los pacientes.

La educación nutricional jugará un papel fundamental, ayudando a que las personas mejoren su alimentación, adecuando lo que se come a las necesidades de cada persona, estableciendo cambios en su estilo de vida, que facilite el control del peso y que por tanto reduzca el riesgo de sufrir determinadas patologías. 

Publicidad

Especialistas en Nutrición clínica recomendados

Publicidad