Otología

La otología es la disciplina dentro de la otorrinolaringología responsable de estudiar las patologías que afectan al oído, los problemas de equilibrio y de audición. En esta especialidad se incluye el estudio del órgano del oído, desde una perspectiva estructural, el diagnóstico de los problemas que lo afectan y las terapias y tratamientos a aplicar para la resuloción de dichos problemas. La otorrinoloringología, además de los problemas del oído, se ocupará también de los de la nariz y garganta. La otoneurología por su parte, es otra supespecialidad dentro de la otología responsable de estudiar, diagnosticar y tratar o rehabilitar, los problemas de vértigo y mareos, hipoacusia e inestabilidad, debidos a problemas en la coordinación entre el oído interno y el cerebro. 

La otología es una subespecialidad que ha cogido fuerza en los últimos años gracias a los avances en el desarrollo de las prótesis auditivas, y de la rehabilitación de las sorderas, con métodos como el implante coclear, los audífonos implantables o los de osteointegración. También se ha avanzado enormemente en el tratamiento quirúrgico de los tumores que afectan también a la base del cráneo y en las pruebas diagnósticas.

Anatomía y fisiología de la audición

El aparato auditivo lo componen el oído interno o porción central, que es responsable de percibir sonidos, transformando energía mecánica en hidroeléctrica o impulsos nerviosos; y el oído externo y medio, que sería la porción periférica y es responsable de la conducción.

El oído externo apenas tiene ninguna función en la audición. 

El oído medio es el responsable de conducir el sonido a través del sistema tímpano-oscicular desde el oído interno hasta la ventana oval. También forma parte de él, la Trompa de Eustaquio que equilibra los cambios bruscos de presión entre oído externo y medio.

El oído interno está formado por la cóclea, el nervio auditivo y el órgano responsable del equilibrio. 

Pruebas diagnósticas utilizadas en otología

Existen diferentes tipos de orientadas a explorar la función auditiva, midiendo el nivel de audición, la aptitud para comprender las palabras, la funcionalidad de las vías auditivas, etc. Entre ellas destacamos las siguientes:

Audiometría tonal, que informa de forma general sobre la audición, las diferentes frecuencias, diferenciando vía aérea y ósea. Es una prueba subjetiva, que necesita participación del paciente y por tanto aplicable en niños a partir de los seis años. 

Impedianciometría, es una prueba objetiva, que no precisa que el paciente participe y que mide la resistencia del oído medio a que se propague el sonido. De gran utilidad en pediatría.

Los Potenciales Evocados Auditivos es una prueba también objetiva, que complementa otras pruebas, para determinar la pérdida de audición en los más pequeños, que todavía no pueden participar activamente en una audiometría. 

Preguntas sobre otología

Añadir pregunta
Publicidad

Especialistas en Otología recomendados

Publicidad