Rinitis alérgica

Dirección no encontrada
Ej: Dirección de tu casa o trabajo

Dirección no encontrada

     

¿Qué es rinitis alérgica?

Rinitis alérgica

La rinitis alérgica, una de cuyas variedades es la fiebre del heno es un tipo de alergia en la que las membranas nasales, tras estar expuestas al polen, al polvo o a otros alérgenos, que puede ser incluso el frío, tienen una reacción alérgica, que suele afectar a nariz y ojos, con picores, estornudos, mucha mucosidad, obstrucción nasal, etc. Afecta al 10-25% de la población en el mundo y es diferente al asma, pero si puede servir para una detección precoz del mismo. Puede aparecer vinculada con la conjuntivitis alérgica, dando lugar a una rinoconjuntivitis alérgica y se relaciona más con el polen.

Causas y síntomas de la rinitis alérgica

Los alérgenos son los desencadenantes de la rinitis alérgica y pueden se de diferentes tipos:

  • Los interiores, que se encuentran en los espacios cerrados, en nuestras casas, como son los ácaros del polvo, que se esconden en alfombras, colchones, cortinas, etc. También están la orina de los animales, la saliva, etc
  • Los alérgenos externos, son los que proceden del polen, de las gramíneas, de la maleza, hongos en el aire, etc. 
  • También hay agentes alérgenos en los lugares de trabajo, como por ejemplo, las harinas del cereal en panaderías, fábricas de pienso, etc., las enzimas de las fábricas de medicamentos o detergentes, entre otros.

Los síntomas pueden ser inmediatos como son la picazón de ojos, nariz, garganta, piel, estornudo, ojos con lagrimeo, etc. Otros síntomas pueden aparecer más tarde, como son la tos, el dolor de cabeza, la congestión nasal, dolor de garganta, cansancio, dificultad para dormir o falta de apetito, etc

Diagnóstico y tratamiento

La primera fase de diagnóstico, parte de las pruebas médicas básicas, y del análisis de los síntomas conjuntamente con el médico, posteriormente el alergólogo, de forma específica podrá realizar pruebas de alergias cutáneas, también se pueden realizar analíticas de sangre, pruebas IgE RAST, que miden tasas de sustancias que se relacionan con las alergias.

El mejor tratamiento es la prevención, cuando el alérgeno responsable está identificado, es decir, evitar los ácaros en la casa, el polvo, o la exposición al polen, siendo esto último más complejo. Cuando la alergia ya está presente, se puede recurrir al tratamiento farmacológico, utilizando para ello descongestionantes, antihistamínicos y corticoides que controlen la congestión nasal. 

También se puede utilizar la inmunoterapia o vacunas frente a las alergias.

Preguntas sobre rinitis alérgica

Añadir pregunta

Últimos artículos sobre Rinitis alérgica

Publicidad
Publicidad