Tratamiento post-quirúrgico

Tratamiento post-quirúrgico

El tratamiento post-quirúrgico fisioterapéutico en pacientes intervenidos por distintos motivos puede resultar ventajoso para la reducción de la estancia media hospitalaria y, en fin, con el objetivo de lograr el restablecimiento de la capacidad funcional.

La fisioterapia post operatoria, en suma, ayuda a una evolución más rápida de su patología en cuanto a reducción del dolor y recuperación general en aquellos pacientes que pudieran precisar de un tiempo de rehabilitación tras un proceso quirúrgico.

No en vano, toda intervención quirúrgica provoca alteraciones de muy distintas clases, tanto a nivel bioquímico y fisiológico como morfológico, pudiendo ocasionar secuelas a muy distintos niveles. Entre ellas, signos y síntomas que deriven en alteraciones sensitivas y motoras, reduciendo el movimiento articular.

Con el fin de tratar o minimizar este tipo de problemas, entre los que se incluyen aquellos asociados al miedo y evitación, podemos recurrir a distintos tratamientos, entre ellos el que propone la fisioterapia.

Objetivo del tratamiento post-quirúrgico: Recuperar la movilidad y reducir el dolor

En numerosas cirugías el tratamiento recomendado para optimizar la recuperación del paciente en rapidez y eficacia es la fisioterapia. Es el caso de buena parte de las rehabilitaciones llevadas a cabo tras operaciones de hombro, de rodilla, colocación de prótesis de cadera, operaciones de columna, de tobillo, pie, codo, etc.

De hecho, son numerosos los procesos quirúrgicos que lo consideran fundamental para la rehabilitación y, por lo tanto, lo aconsejan como tratamiento post operatorio, considerando el paso por el fisioterapeuta como indispensable para conseguir una mejoría significativa del paciente postquirúrgico.

Gracias a la fisioterapia, en efecto, la recuperación del paciente será lo más rápida y eficaz posible en reducción del dolor y mejora del control motor. De este modo, se mejora la movilidad y, por lo tanto, se reduce la discapacidad que todo ello provoca. Si bien la recuperación total no siempre es posible, al menos se aspira a lograr una función del hombro útil, con sus limitaciones, sumado a un control eficaz del dolor.

Tratamiento post-quirúrgico en lesiones y fracturas de hombro o rodilla

Aunque cada caso requiere de una actuación personalizada, el protocolo fisioterápico es habitual después del tratamiento quirúrgico de prótesis de hombro como consecuencia de una fractura grave o lesión degenerativa.

Por lo general, las secuelas más destacables tras el tratamiento quirúrgico de artroplastia de hombro son de tipo funcional, así como el dolor, en cuyo caso la fisioterapia puede hacer un buen papel con una duración del tratamiento que puede variar en cada caso.

Aun así, la opción de la fisioterapia debe justificarse en cada paciente, en función de distintos factores, como el perfil del paciente, la técnica quirúrgica empleada o, por ejemplo, el proceso de cicatrización de las estructuras implicadas.

Además de la farmacología, igualmente, la fisioterapia se puede combinar con otras técnicas, como la electroterapia o la kinesiterapia, el área de la fisioterapia que lleva a cabo el tratamiento de enfermedades y lesiones a través del movimiento.

La rehabilitación de prótesis de rodilla es otro ejemplo de uso de fisioterapia para disminuir el dolor, lograr estabilidad del miembro y movilidad funcional, llevada a cabo tras una cirugía de artroplastia para la colocación de una prótesis.

Tratamiento post-quirúrgico tras colocación de prótesis de cadera

La colocación de prótesis de cadera, intervención frecuente en personas de edad avanzada, es una cirugía mayor salvo que se utilicen nuevas técnicas, en cuyo caso resulta menos invasiva y facilita la recuperación. Sea como fuere, en especial cuando se llevan a cabo intervenciones de tipo tradicional, la fisioterapia puede ayudar de forma importante a que el paciente mantenga sus actividades pese a llevar una prótesis.

Igualmente, en la fase pre operatoria la fisioterapia puede ayudar a evitar la pérdida de masa muscular mientras se está a la espera de la intervención. Por su parte, el postoperatorio requiere de ejercicios que prevengan y corrijan la debilidad de la masa muscular, pues de este modo a su vez se previenen atrofias y complicaciones a largo plazo. Son ejercicios que deben realizarse bajo la supervisión de un fisioterapeuta, siguiendo el protocolo de tratamiento establecido por el médico en función del caso concreto y de las necesidades que marque la misma evolución de la cirugía.

Tratamiento post-quirúrgico después de una operación de columna

De igual manera, las operaciones de columna pueden requerir de tratamientos pre y post operatorios para lograr una buena recuperación después de una intervención de este tipo.

Teniendo en cuenta que no todas las lesiones de espalda son del mismo tipo ni tampoco las intervenciones, tanto la dolencia de que se trate como el procedimiento influirán de forma importante en el tiempo y tipo de recuperación.

Asimismo, hay que considerar que el postoperatorio de las intervenciones quirúrgicas en traumatología suele ser doloroso, por lo que el control del dolor con fármacos será decisivo para controlar el dolor e ir avanzando en la recuperación. Por último, en la rehabilitación no necesariamente hemos de limitarnos a la fisioterapia, por lo que el consejo profesional puede ayudarnos a encontrar la mejor fórmula para nuestro caso.

Preguntas sobre tratamiento post-quirúrgico

Añadir pregunta

Noticias sobre Tratamiento post-quirúrgico

Fisioterapia como tratamiento posquirúrgico

Tratamiento post-quirúrgico

El servicio de rehabilitación hospitalaria del hospital de Santa Lucía ha prestado sesiones de fisioterapia a unos 1.355 pacientes durante 2015 y casi 7.000 sesiones. Tres fisioterapeutas componen esta unidad de rehabilitación y su objetivo es detectar lo antes posible la necesidad de los pacientes dentro del hospital para mejorar su funcionalidad y reducir sus niveles de discapacidad.

Esto se puede usar como tratamiento posquirúrgico, pero también como detección precoz para reducir el tiempo de estancia del paciente y también los niveles de dependencia después de periodos prolongados de encamamiento.

Su trabajo diario incluye labores propias de recuperación muscular como tratamiento posquirúrgico, ortopedia o traumatología, así como anticiparse y actuar en las unidades de preingreso o reanimación o en los pacientes de avanzada edad que acuden al servicio de urgencias y que tienen que permanecer días ingresados. La meta es conseguir que no se produzca una dependencia tras este periodo de inactividad.

Estas prácticas permiten evitar el deterioro progresivo de la función motora de muchos pacientes y por lo tanto mejorar su calidad de vida, por eso es tan importante en este hospital.

 

Fotos y vídeos sobre Tratamiento post-quirúrgico

Especialistas en Tratamiento post-quirúrgico recomendados

Publicidad