Entrevista a Raquel Capel Escoriza, nutricionista en Instituto de Medicina EGR

Raquel Capel Escoriza: "Alimentación saludable y ejercicio físico: un tandem perfecto para prevención y mejora de sobrepeso y obesidad”

 "A nivel nutricional, se debe educar al paciente con sobrepeso u obesidad en un estilo de vida saludable, sin restricciones de alimentos, evitar siempre la palabra “dieta” o “régimen” que hagan que el paciente sienta que va a vivir un castigo. Dar unas pautas claras de alimentación saludable, adecuadas a cada caso, es la clave."

Raquel Capel Escoriza es nutricionista por la Universidad Isabel I de Castilla, y entrenadora personal por la National Strength and Conditioning Association. Además cuenta con formación en entrenamiento y nutrición para reducción de grasa, hipertrofia muscular, programas de entrenamiento personalizado entre otros. Es especializada en mejora de la composición. Desarrolla su actividad profesional en Instituto de Medicina EGR. 

¿Qué es el sobrepeso y obesidad?

La OMS los define como “una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud”.

La obesidad ha sido catalogada como una enfermedad crónica y de carácter pandémico, con una prevalencia mundial del 39% en sobrepeso y alrededor del 13% en obesidad.

Puede acarrear numerosos factores de riesgo en enfermedades crónicas como la diabetes, enfermedades cardiovasculares (ECV) y cáncer.

¿Cómo se diagnostican sobrepeso y obesidad?

Se tienen en cuenta una serie de datos antropométricos del paciente en cuestión, a través de los cuales se relacionan el perímetro de cintura con el índice de masa corporal (IMC) y dependiendo del sexo, se procede al diagnóstico del grado de obesidad que corresponda.

Con esto, podemos distinguir: sobrepeso de grado I o II y las distintas obesidades: I. II, III Y IV o mórbida. Es importante destacar el perímetro de cintura. Existen unos valores límite a partir de los cuales aumenta el riesgo relativo de presentar comorbilidades asociadas al sobre peso y obesidad. En mujeres se estableen en 88 cm y en hombres 102 cm.

¿Cómo se pueden abordar?

Desde mi punto de vista y experiencia, la obesidad es una patología que debe abordarse de forma multidisciplinar, ya que normalmente el origen de la misma no consiste simplemente en comer mucho y mal durante una tiempo sin más, si no que existen otros factores psicológicos que la desencadenan y por eso hacen tan difícil su erradicación.

Desde una inadecuada educación nutricional desde el seno familiar, ambientes obesogénicos, hasta hechos o situaciones que se dan en la vida de las personas y que les llevan a entrar en un ciclo del que no saben salir.

¿Cómo se llevaría a cabo el tratamiento?

Una vez se lleva a cabo el diagnóstico, es importante realizar una entrevista completa al paciente, para intentar detectar el origen y a partir de ahí, derivar a otros profesionales y abordar la patología en conjunto con otros profesionales en caso de ser necesario: endocrino, psicólogo, etc.

A nivel nutricional, se debe educar al paciente en un estilo de vida saludable, sin restricciones de alimentos, evitar siempre la palabra “dieta” o “régimen” que hagan que el paciente sienta que va a vivir un castigo. Dar unas pautas claras de alimentación saludable, adecuadas a cada caso, es la clave.

¿Cómo se si mi dieta es saludable?

Yo prefiero no emplear la palabra “dieta”. No podemos hablar solo de una alimentación saludable, si no que la salud es un término complejo, que engolaba toda una serie de factores, entre los principales destacaría el estilo de vida, muchas veces y durante mucho tiempo, infravalorado.

Una alimentación saludable engloba comer variado, equilibrado, con abundancia de hortalizas y vegetales, legumbres, frutas, alimentos frescos y de temporada, suficiente proteína de alta calidad biológica y fuentes de grasas saludables. Siendo importante resaltar que, si todo ello no se acompaña de una vida activa, no podemos hablar de saludable.

¿Qué factor tendría mayor importancia: nutrición o ejercicio físico?

Tal y como comentamos en la pregunta anterior, ambos factores son un combo indisoluble, el tándem perfecto. Tanto en personas sanas a modo de prevención como en personas que ya padezcan sobrepeso y obesidad, ambos van de la mano.

¿Existe un entrenamiento para una persona con sobrepeso?

Todos los entrenamientos se pautan teniendo en cuenta el contexto del paciente, ya tenga obesidad o no. Si en este caso, nuestro paciente padece obesidad o sobrepeso, habrá que realizar una valoración completa del mismo, para adaptar y planificar su entrenamiento de forma personalizada. Con una adecuada selección de ejercicios para el paciente en función de sus limitaciones, estilo de vida y objetivo se puede realizar una programación de entrenamiento perfecto para el caso.

¿Cómo mejora el entrenamiento personalizado la composición corporal?

Desde mi experiencia, el entrenamiento concurrente es clave en estos casos. Se trata de una metodología que combina entrenamiento de fuerza adaptado al nivel del sujeto combinado con ejercicio cardiovascular, es una píldora de éxito en la pérdida de grasa de este tipo de pacientes. A la vez, van generando masa muscular, lo que les da un plus en la lucha contra las patologías asociadas a la obesidad: mejora de la resistencia a la insulina, síndrome metabólico, reducción de la grasa visceral lo que disminuye a su vez el riesgo de ECV y un largo etc.

Si a ello le sumamos una alimentación adecuada y un abordaje multidisciplinar, el éxito está garantizado.

08 de junio de 2020 | Tema: Nutricionista Obesidad


Raquel Capel Escoriza

Nutricionista en Madrid - Nutrición y Dietética

Pedir cita
Camino de la Zarzuela, 19 (Clínica Ananké) - 28023 Madrid
contactar
Camino de la Zarzuela, 19 (Instituto de Medicina EGR) - 28023 Madrid
contactar