Pérdida de peso en la mujer y cambios hormonales

Entrevista a Raquel Capel Escoriza, nutricionista

"Mujeres y hombres contamos con sistemas hormonales diferentes y, por ende, el proceso de pérdida de peso también difiere entre sexos....La mujer presenta una menor predisposición a la pérdida de grasa de forma general. Siendo más significativa la pérdida en el tronco superior que en el inferior, donde cuesta más eliminarla."

Raquel Capel Escoriza es Graduada en Nutrición y Dietética por la Universidad Isabel I de Castilla y entrenadora personal por la National Strength and Conditioning Association. Cuenta con formación en entrenamiento y nutrición para reducción de grasa, entrenamiento HIIT, programas de entrenamiento personalizado especializado en la mejora de la composición, entre otros.

En el proceso de pérdida de peso, ¿existen diferencias entre hombres y mujeres?

Como punto de partida, a nivel biológico hombres y mujeres ya somos diferentes. La primera diferencia la marca la genética en el par cromosómico 23: XX, determina el género femenino.

Contamos con sistemas hormonales diferentes y, por ende, el proceso de pérdida de peso también difiere entre sexos.

Las mujeres son el género elegido para generar vida, por esa simple razón, de forma natural tenemos más grasa y tendemos a almacenar más grasa de forma natural.

He tenido casos de parejas que inician al mismo tiempo un proceso de pérdida de grasa, siendo siempre el hombre el que experimenta una pérdida más rápida y significativa en menor tiempo, en contraposición a la mujer. Sin embargo, la conservación de la masa muscular se ve más favorecida en la mujer, es decir, somos más anabólicas que los hombres.

¿Cómo influyen las hormonas en la pérdida de peso femenino?

La mujer presenta una menor predisposición a la pérdida de grasa de forma general. Siendo más significativa la pérdida en el tronco superior que en el inferior, donde cuesta más eliminarla.

Los días más cercanos al periodo representan el momento más complicado a nivel mental para mantener la saciedad bajo control.

La leptina se encuentra en mayor proporción en las mujeres, por tener más tejido adiposo. Es una de las hormonas encargadas de regular la saciedad. La mujer es más dependiente de ella para la pérdida de grasa.

El propio ciclo menstrual de la mujer marca bastante el proceso de pérdida de peso. Con el síndrome premenstrual por ejemplo se incrementa la sensación de fática, lo cual afecta al rendimiento, además aumenta la retención de líquidos. Todo ello se refleja en el peso. Sin embargo, no quiere decir que no se pierda grasa, son conceptos diferentes.

¿Qué podemos hacer para controlar los antojos que aparecen en los días previos a la menstruación?

Este aspecto es uno de los más consultados por mis pacientes de género femenino. Destacar que, al tratarse de un síntoma fisiológico, nos va a acompañar durante toda la edad fértil. Por tanto, cuanto mejor sea nuestra alimentación habitual y nuestro estilo de vida, mejor será el control racional que podremos aplicar de cara a los antojos característicos de la fase premenstrual.

El ejercicio físico es un gran aliado en la regulación de procesos hormonales, por tanto, también recomiendo la práctica de ejercicio de fuerza con pesas, para mitigar esta sintomatología.

La recomendación para aquellas personas que aún no tengan implantado en su vida los dos aspectos anteriores, les recomiendo ponerlos en prácticas en cuanto les sea posible, ya que mejora la sintomatología y la sensación de control sobre esas “trampas” fisiológicas de forma significativa.

Algunos alimentos saludables que consiguen calmar los antojos. Recomiendo suplementar con calcio y magnesio, como un pequeño apoyo para mitigar la sintomatología y los antojos en la fase premenstrual.

¿Es más difícil adelgazar tras el embarazo?

No tiene por qué. Es un aspecto muy individual, ya que depende de múltiples factores, entre ellos: el punto de partida previo en lo relativo a su composición corporal, el desarrollo de su embarazo, corporal, sus hábitos de estilo de vida, genética, patologías, etc.

Cómo veis, vaticinar cómo será la pérdida de peso tras un periodo gestacional, es dar palos de ciego.
Cómo va a darse esa vuelta a la normalidad tras el embarazo, es impredecible. Por eso, en determinados casos, se aconseja recurrir a profesionales cualificados en la materia.

El mensaje que le lanzaría a las mujeres que estén en este caso es que cuanto mejores sean los hábitos de estilo de vida, mejor afrontaran las distintas etapas y/estados a los que se enfrenta la mujer y mejor será el retorno a un normo peso tras el embarazo.

¿Por qué las mujeres perdemos masa muscular y ganamos grasa durante la menopausia?

En primer lugar, destacar que habría que analizar en cada caso la composición corporal real que tiene la mujer al llegar a ese estado.

El 95% de los casos que me encuentro de este tipo, tienen un porcentaje muy bajo de masa muscular y alto de grasa. La mujer en general no ha sido instruida a lo largo de su vida en el entrenamiento de fuerza, ya que la evidencia de todos los beneficios que aporta para la salud, es relativamente reciente. Por ende, puede concluirse que la mayor parte de mujeres ya alcanzan la menopausia con una composición corporal inadecuada.

Si, además, añadimos los cambios que se dan a nivel hormonal característicos de la menopausia, es muy probable que esa composición corporal empeore de forma significativa.

La única forma posible de acatar la pérdida de masa tanto muscular como la ósea, así como la ganancia de un exceso de tejido adiposo es mediante un entrenamiento de fuerza bien estructurado, combinado con una vida activa y una alimentación adecuada.

¿Qué recomendación podrías darles a las mujeres que desean perder peso durante y después de la menopausia?

La primera recomendación, y me atrevería a decir que la más importante, es que deben llegar lo mejor posible a esa fase. Ya que una vez entrada la menopausia, si presentan una composición corporal inadecuada, va a ser más difícil, fundamentalmente por la barrera mental que supone para la mujer llegar a ella, lo cual puede disminuir la probabilidad de adherencia a un plan de entrenamiento y alimentación adecuados. Sin embargo, con la ayuda y el asesoramiento adecuado, se pude lograr perfectamente.

La segunda recomendación: comenzar lo antes posible a trabajar en un cambio de hábitos, entrenar fuerza y una nutrición adecuada. De esta forma, prevendrán la osteoporosis y van a mitigar la molesta sintomatología característica de la menopausia.

Que no lo duden lo más mínimo y se pongan a tope con ello, nunca es tarde y los resultados son altamente satisfactorios y gratificantes.

04 de octubre de 2021 | Tema: Nutricionista


Perfil verificado por el profesional o centro

Raquel Capel Escoriza

Nutricionista en Madrid - Nutrición y Dietética

Pedir cita Teleconsulta
Calle Azofra 22 - 28050 Madrid
contactar