María Carmen Tió Marquina
965 154 000 965 154 000

Entrevista a María Carmen Tió Marquina, embrióloga en el Instituto Bernabeu Bernidorm

María Carmen Tió Marquina: "El uso de equipos especializados en reproducción asistida es vital para el embrión"

”Cuando ves un embrión bonito te alegras un montón, y también nos implicamos y nos entristece cuando un tratamiento no llega a buen término”.

María Carmen Tió Marquina es licenciada en Biología por la Universidad de Alicante, cuenta además con un Máster en Investigación en Medicina Clínica. Forma parte del Departamento de Biología de la Reproducción del Instituto Bernabeu Benidorm, donde ejerce su actividad profesional como embrióloga. Es miembro de la Asociación Española para el Estudio de la Biología de la Reproducción.

¿Cuáles son sus puntos de interés?

Cuando estudiaba Biología probé la rama del estudio de los animales, trabajé en un centro con animales y descubrí que no era lo mío. Ya en la carrera disfrutaba del laboratorio, disfruto mucho. Entré en Instituto Bernabeu Benidorm cuando acababa de abrir y mi formación la hice en el laboratorio de Alicante. Mis comienzos fueron en el laboratorio de Andrología. Fue una época muy intensa y también muy bonita.

¿En qué consiste su tarea en el laboratorio?

El trabajo del laboratorio se centra en la preparación de los gametos, ovocitos y espermatozoides para que estén en las mejores condiciones para llevar a cabo la fecundación. A veces solo y otras veces a través de microinyección. Gracias a unas condiciones excelentes y la exigencia se mantienen los embriones en las condiciones óptimas para ser transferidos al útero materno.

¿Qué destacaría del laboratorio de Instituto Bernabeu? ¿En qué cree que se distingue?

Se emplea mucho tiempo también en ver los parámetros que están en nuestra mano controlar temperaturas (eso es habitual), humedad, pero hay otros más específicos como los valores del pH, compuestos orgánicos volátiles (COV’s).

¿Qué importancia se da a los equipos y la tecnología?

Se trabaja para que todos los parámetros estén optimizados, la renovación y la adaptación a las nuevas tecnologías. La clínica cuida mucho los materiales que compra e incorporamos aquello que sabemos que se considera que es lo mejor y se ha probado antes. El uso de equipos especializados en reproducción asistida es vital para el embrión porque es el hogar donde va a estar. A lo largo de los años esto ha cambiado mucho. Hoy hay incubadoras especializadas que mantienen las condiciones más adecuadas y los medios de cultivo que se utilizan son cada vez mejor.

También la criopreservación ha dado pasos de gigante. Ha hecho avanzar mucho las técnicas y las formas de trabajar en reproducción asistida. Las técnicas son cada vez mejores y se ha modificado el enfoque de los tratamientos que a su vez redundan en la mejora de la transferencia. Se transfiere en el mejor momento tanto para el embrión como para la madre, podemos decidir congelar o transferir en fresco.

¿Cómo es trabajar con un material tan sensible como los embriones?

Para los pacientes tanto los gametos como el embrión son lo más valioso y trabajas siendo consciente de ello. Sabemos el bien preciado que son y no se nos olvida con las tareas diarias. Cuando ves un embrión bonito te alegras un montón, y también nos implicamos y nos entristece cuando un tratamiento no llega a buen término. En el laboratorio somos los primeros testigos y si un embrión no sale adelante te sabe mal.

¿Resulta agobiante pasar tanto tiempo en el laboratorio?

Me gusta mucho el ambiente del laboratorio. No deja de ser un sitio un poco hermético en cuanto al personal que entra. Pasamos muchas horas las mismas personas. Somos un equipo tan bien comunicado que no se nos hacen largas las jornadas. Todos estamos en el mismo nivel de dedicación. Todos disfrutamos mucho de las tareas del ambiente. A pesar de ser un ambiente estanco hemos creado un buen equipo y nos llevamos muy bien.

29 de mayo de 2019 | Tema: Reproducción asistida


María Carmen Tió Marquina

Reproducción asistida en Alicante - Embriólogo Clínico

Avda. Albufereta, 31 (Instituto Bernabeu) - 03016 Alicante