Trastornos de la alimentación

Trastornos de la alimentación

Los trastornos de la alimentación más frecuentes son la anorexia, bulimia y obesidad, y en todos los casos se trata de problemas de conducta, que suelen estar asociados con tristeza, inadaptación social, dificultad en la relación de pareja o de familia, etc. y que por lo tanto deben ser tratados por un equipo multidisciplinar, formado por un psicólogo, al que deberá acompañar un especialista en endocrinología y nutrición, un psiquiatra, e incluso ginecólogos, para evitar que se agraven.

Anorexia

En el caso de la anorexia se tiene una idea distorsionada de las dimensiones del propio cuerpo; existe un gran miedo a aumentar de peso, o llegar a ser obeso; en las mujeres, es frecuente que exista amenorre. Puede ser de dos tipos la anorexia restrictiva, cuando no se come, para no aumentar de peso, o la anorexia compulsiva, cuando se recurre a grandes atracones y luego se provoca el vómito o se toman laxantes.

Bulimia

El otro trastorno de la alimentación más frecuente es la bulimia, muy similar a la anorexia, que se caracteriza porque los que la padecen recurren a grandes ingestas de alimentos, para luego provocarse vómitos o o recurrir a laxantes. Se diferencia de la anorexia, porque el peso del paciente no está por debajo del 85% del peso idóneo.

Los trastornos de la alimentación son más frecuentes en las mujeres, y empiezan con la edad adolescente. 

Ortorexia

La ortorexia, término acuñado por el norteamericano Steven Bratman, nos presenta un trastorno alimentario caracterizado por la obsesión patológica a la hora de ingerir alimentos considerados saludables restringiendo cada vez más la dieta ya que cada vez la persona acepta menos alimentos como saludables. El enfoque de la persona que se sumerge en este tipo de problemática es el de escapar de posibles enfermedades físicas, pulir su figura, potenciar el autocontrol en su vida, y malinterpretar que por adherirse a un tipo de alimentación así se adentra en un perfil deportivo y cultural. La preocupación por los alimentos llega a ser el pilar central de su vida, dedicándose a organizar la dieta a diario, a la supervisión de las etiquetas constantemente, desplazarse grandes distancias por encontrar un alimento específico y puramente ecológico, la búsqueda de información y un sobreanálisis de algunos productos una vez adquiridos.

Suelen verse inmersos, una vez dentro de la problemática, en cierto aislamiento social pues consideran que están ajenos a ciertas dinámicas, que la gente no les comprende y cada vez desarrollan sus propias reglas de alimentación y relación con el mundo.

La realidad es que, como el propio Steven Bratman indica, es una enfermedad disfrazada de virtud, que se diferencia de la anorexia y otros trastornos alimentarios en que el objetivo no es la pérdida de peso. El resultado es que el seguimiento de estas pautas tan estrictas de alimentación conlleva finalmente una desnutrición por falta de vitaminas y otros nutrientes, la aparición de conductas compulsivas y una realidad que pueden llevar a una inanición o a la aparición de otras enfermedades.

Tratamiento de los trastornos de la alimentación

El tratamiento de los trastornos de la alimentación, en un primer momento tendrá como objetivo, sanar las alteraciones biológicas, que ponen en riesgo la vida del paciente, para lo que se procurará un aumento de peso y una corrección de las consecuencias de una mala nutrición. Paralelamente a ello, se tendrán en cuenta aspectos psicológicos, que interactúan con los biológicos, pudiéndose llegar a un tratamiento psicofarmacológico, si fuera necesario. Muchos de los problemas de depresión o de obsesiones, se pueden derivar de la mala nutrición y desaparecer al corregirse esta.

Una segunda fase del tratamiento, contempla los aspectos psicológicos que fueron origen del problema, como por ejemplo problemas de autoestima, de autoimagen, problemas familiares o de relación social. 

La tercera fase es de consolidación de las mejoras logradas, normalizando ya la alimentación y realizando un seguimiento por parte de los especialistas, sobretodo durante la adolescencia. 

Especialistas en Trastornos de la alimentación recomendados

Preguntas y respuestas sobre trastornos de la alimentación

Últimos artículos sobre Trastornos de la alimentación

Los trastornos alimentarios pueden esconder problemas emocionales

Los trastornos alimentarios pueden esconder problemas emocionales
Qué puede llevar a una persona a dejar de comer, a ingerir alimentos sin control o a provocarse el vómito, ¿solo tiene un problema con la más...
25 de octubre de 2017

Postureo perjudicial para tu salud

Postureo perjudicial para tu salud
Las redes sociales imponen nuevas modas, especialmente entre los jóvenes. Algunas son inofensivas y otras pueden ser peligrosas y afectar la más...
01 de julio de 2017

Precious: El cambio gracias al apoyo del grupo

Precious: El cambio gracias al apoyo del grupo
Este viernes os dejo Precious, una película que a mí personalmente me ha parecido dura, será una buena elección si te encuentras despejad@ más...
12 de mayo de 2017

Artículos sobre Trastornos de la alimentación

Opiniones de pacientes sobre trastornos de la alimentación

Opinión sobre Centro de Psicología M. Angeles Martínez 4 Desde que me trata m.angeles he conseguido vivir más tranquila , y poder controlar my problema de bulimia, incluso me ayuda con los problemas diarios que puedan surgir con my familia.
Opinión de Amaya sobre Ángela Santos 5 Excelente como profesional y como persona. Conseguí solucionar un problema que me amargaba la vida de ansiedad y trastornos con la alimentación.
Opinión sobre Carlos Buiza Aguado 5 Gran profesional,riguroso y serio.Me ayudó con el autismo de mi hijo.Le estaré eternamente agradecido.Ademas se lo recomendé a una amiga que tiene un caso de Bulimia. Muy recomendable.

Noticias sobre Trastornos de la alimentación

Aumentan las webs que incentivan la anorexia y la bulimia

Trastornos de la alimentación

Según un informe publicado en 2011, las webs relacionadas con la anorexia y la bulimia o que las fomentan de alguna forma no paran de crecer. De hecho, desde 2009 se han multiplicado más de un 400%, lo que suponen un peligro para los navegantes que pueden encontrar información que utilizar en su enfermedad.

Actualmente no existe ninguna ley que las prohíba, a pesar de que fomentan este tipo de enfermedades como un estilo de vida y no como una patología, lo que supone, según los expertos, un problema de salud pública. Este tipo de páginas no solo se usan para dar consejos sobre cómo perder kilos de forma poco saludable, sino que fomentan estas prácticas y ponen en contacto sobre todo a adolescentes con problemas de este tipo que encuentran un apoyo en otras personas en su misma situación.

En Italia, por ejemplo, la legislación ya prohíbe este tipo de web, pero en el caso de nuestro país todavía no hay una sentencia al respecto. Así, su proliferación no para de multiplicarse, lo que supone un problema sobre todo para los menores. Los psicólogos y psiquiatras, así como otros especialistas en el tema recomiendan que los padres controlen el comportamiento de sus hijos en la red para tratar de evitarlo.

 

Fotos y vídeos sobre Trastornos de la alimentación

Publicidad