Entrevista a Beatriz Risco Montemayor, ginecóloga en el Instituto Madrileño de Fertilidad.

Beatriz Risco Montemayor: "Elegimos el tratamiento de fertilidad más adecuado para cada paciente, y realizamos un seguimiento clínico y ecográfico para valorar la evolución."

"El principal reto para una clínica de reproducción es conseguir que la paciente se sienta atendida y acompañada en todo el proceso, con una buena vivencia del mismo. Es fundamental cuidarla en un sentido amplio, teniendo en cuenta los aspectos físicos, pero también los psicológicos y sociales."

Beatriz Risco Montemayor es Médico especilizada en Obstetricia y Ginecologia. Además es Diplomada en Enfermería. Cuenta con máster en Reproducción Humana y en Medicina Estética, Regenerativa y Antienvejecimiento. Cuenta con una amplia experiencia en el ámbito sanitario. Actualmente desarrolla su actividad profesional en el Instituto Madrileño de Fertilidad.

¿Por qué decidiste especializarte en ginecología, y dentro de ginecología, en Reproducción Humana?

Desde pequeña me interesó todo lo relacionado con la Medicina. Siempre ha sido mi vocación. Aunque mi trayectoria ha sido un poco diferente: estudié enfermería y me especialicé en obstetricia y ginecología. Mientras trabajaba, quise continuar formándome, y decidí estudiar Medicina. Tenía bastante claro que quería aprovechar mis conocimientos y mi experiencia previos, y continuar dedicándome a la ginecología.

Poco a poco fui conociendo la especialidad más en profundidad, y me “enamoré” literalmente de la reproducción humana. Me ha resultado siempre un campo muy interesante; me gusta estudiarla a nivel teórico y me encanta el trabajo con las pacientes, me resulta muy gratificante.

¿Cuál es el mayor reto para una clínica de reproducción asistida?

Nuestro principal objetivo siempre es conseguir un recién nacido sano en casa. Pero sin perder ésto de vista, en mi opinión, el principal reto para una clínica de reproducción es conseguir que la paciente se sienta atendida y acompañada en todo el proceso, con una buena vivencia del mismo. Es fundamental cuidarla en un sentido amplio, teniendo en cuenta los aspectos físicos, pero también los psicológicos y sociales.

¿Hasta qué edad se puede hacer un tratamiento de reproducción asistida?

La Sociedad Española de Fertilidad recomienda realizar tratamientos hasta los 50 años aproximadamente, aunque siempre es importante individualizar cada caso.

¿Hay un límite de edad legal?

No existe un limite de edad legal como tal, tan sólo la recomendación de las sociedades científicas al respecto.

¿Cómo se realiza una estimulación ovárica en un tratamiento de reproducción asistida?

La estimulación ovárica consiste en la administración de fármacos para estimular el desarrollo folicular en el ovario. Los folículos del ovario son las estructuras que contienen a los ovocitos. El objetivo normalmente es obtener un buen número de ovocitos, para posteriormente fecundarlos y generar embriones.

En función de las características de cada paciente, elegimos el tratamiento más adecuado, y realizamos un seguimiento clínico y ecográfico muy estrecho para valorar la evolución.

¿Es lo mismo vitrificación que congelación?

La congelación lenta no es lo mismo que la vitrificación (congelación ultrarrápida); la ventaja principal es que con la vitrificación no se forman cristales de hielo en el proceso, que pueden lesionar la estructura celular, y por tanto se trata de una técnica más segura y con mejores resultados.

¿Ha evolucionado el porcentaje de éxito en los tratamientos de reproducción asistida?

Sí, por supuesto. Según avanza nuestro conocimiento acerca de todo lo relacionado con el proceso reproductivo, van mejorando los resultados de las técnicas que aplicamos. Cada vez disponemos de un mayor número de recursos para solventar los problemas que las parejas presentan, y nos permiten además individualizar los tratamientos que aplicamos y obtener mejores resultados.

¿Qué recomendación puedes darle a las mujeres que se encuentran actualmente en un tratamiento de reproducción asistida?

Lo primero que me gustaría recomendarles es que elijan una buena clínica y a un buen profesional. Alguien con quien sean capaces de establecer una buena relación desde el principio, con quien se sientan a gusto y en quien confíen plenamente. Me parece fundamental para tener una buena experiencia en un proceso que puede no resultar fácil, que seguramente será un camino lleno de altibajos, pero que merecerá muchísimo la pena.

03 de mayo de 2022 | Tema: Ginecólogo


Beatriz Risco Montemayor

Ginecóloga en Madrid - Especialista en Reproducción Asistida

Pedir cita
Joaquín María López 44 (Instituto Madrileño de Fertilidad) - 28015 Madrid
contactar