Entrevista a Federico Galera, Fundador y Director del Instituto Madrileño de Fertilidad.

Cualquier pareja que después de un año de relaciones, no consiga el embarazo, debe acudir a consulta de fertilidad para realizar un estudio completo de las causas de infertilidad.

"La mayoría de los miedos se concentran en que son técnicas invasivas y peligrosas que requieren 'hormonarse intensamente'. En este sentido hay que dejar claro que son técnicas muy seguras con un bajísimo índice de complicaciones, la duración del tratamiento es de unos 15 días, durante los cuales se puede realizar una vida completamente normal."

Federico Galera Fernández es Doctor en Medicina y Cirugía y Médico Puericultor. Está especialista en ginecología y obstetricia. Es Fundador y Director del Instituto Madrileño de Fertilidad, centro especializado en reproducción asistida.

¿Por qué decidió dedicarse a la reproducción asistida?

Durante las rotaciones que realizamos en nuestra formación como médicos residentes en Obstetricia y Ginecología en el Hospital 12 de Octubre de Madrid, tuve la suerte de tener un servicio de los mejores de España en el diagnóstico y estudio de los problemas de fertilidad. Me pareció un especialidad apasionante y muy completa, donde tienes que dominar técnicas quirúrgicas, endoscópicas y tener un conocimiento profundo de endocrinología, especialmente ginecológica. Hasta que no se desarrollaron las distintas técnicas de reproducción asistida, una gran parte de los problemas de fertilidad no podían ser resueltos, por ello todo mi esfuerzo fue investigar y avanzar en este campo

IMF es pionero en la aplicación de técnicas de reproducción asistida en España ¿Qué logros destacaría en estas décadas de trabajo de la clínica?

Fuimos los primeros en conseguir un embarazo por FIV en el año 1984 en la comunidad de Madrid, y uno de los primeros en España. Así mismo conseguimos el primer embarazo por ICSI y el primer embarazo con embrión descongelado, también en nuestra comunidad. Fuimos los primeros en España en realizar las punciones para la recuperación de ovocitos por ecografía; primero abdominal y después transvaginal, lo cual simplifico mucho los procedimientos que en aquel entonces se realizaban por laparoscopias. También el desarrollo de la ecografía nos permitió sustituir los incómodos controles diarios hormonales por una simple y cómoda ecografía.

Fuimos los primeros en considerar el valor del Doppler y la valoración ecográfica del endometrio, que durante años fue el gran olvidado. En cuanto a los tratamientos hormonales comenzamos hace muchos años con el empleo de las gonadotrofinas y análogos de GnRH, para prevenir la ovulación anticipada en los ciclos de FIV. Posteriormente aplicamos los antagonistas de GnRH y más recientemente hemos prácticamente anulado el peligroso síndrome de estimulación ovárica, sustituyendo la HCG por un bolo de 0,2 mg de Análogos de GnRH, con lo que podemos afirmar que somos una clínica libre de cuadros de hiperestimulación.

Hemos sido también pioneros en la vitrificación de ovocitos para preservación de la fertilidad en mujeres con problemas oncológicos, o que simplemente desean postponer la maternidad por razones sociolaborales. De manera que podemos afirmar que hoy día una mujer puede tener descendencia a la edad que quiera, podemos detener la cuenta atrás de su reloj biológico ovárico con la vitrificación de ovocitos.

En el laboratorio se ha avanzado mucho en los medios de cultivo. Desde hace ya 10 años hemos avanzado y desarrollado la aplicación de incubadores Time Lapse, que nos permiten optimizar las condiciones de cultivo embrionarios y seleccionar los mejores embriones para la transferencia. En cuanto a la salud embrionaria cada vez realizamos más diagnóstico genético preimplantacional, tanto para el diagnóstico de alteraciones cromosómicas numéricas y estructurales, como para el diagnóstico de enfermedades monogénicas

¿En qué momento recomendaría a una pareja acudir a un especialista en reproducción asistida?

Cualquier pareja que después de un año de relaciones, no consiga el embarazo deseado, debe acudir a consulta de fertilidad para realizar un estudio completo de las distintas causas de infertilidad. Si la mujer tiene más de 37 años aconsejamos que ese estudio se inicie a los 6 meses, y por supuesto, si existen problemas ginecológicos o alteraciones menstruales, debe consultar con un especialista. Las pruebas son sencillas y en un mes se realizan todas las evaluaciones necesarias.

Nuestro consejo, no obstante, es que con cada revisión sistemática anual, que la mayoría de las mujeres realizan, su ginecólogo les haga un test de fertilidad, que consiste simplemente en pedir una Hormona Antimulleriana y hacer un recuento de folículos antrales por ecografía. Con ello se detectaría de manera muy precoz las mujeres que deberían acceder a técnicas de reproducción asistida

¿Cuáles son los mayores miedos de las parejas antes de afrontar un tratamiento de este tipo?

La mayoría de los miedos se concentran en que son técnicas invasivas y peligrosas que requieren “hormonarse intensamente”. En este sentido hay que dejar claro que son técnicas muy seguras con un bajísimo índice de complicaciones, la duración del tratamiento es de unos 15 días, durante los cuales se puede realizar una vida completamente normal. Simplemente es frecuente que en los últimos 3-5 días se este un poco incomoda por el aumento de tamaño del ovario si la respuesta es alta. En cuanto a las hormonas que empleamos, son absolutamente naturales y solo tienen acción sobre el ovario sin ningún otro efecto colateral

¿Cuál es el primer paso cuando los pacientes entran a la clínica?

El primer paso es realizar el diagnostico, ya que antes de realizar un tratamiento se deben conocer todas las posibles causas del problema de fertilidad. En un mes puede estar realizado el estudio completo, y una vez llevado a cabo el diagnóstico, se explica al paciente de manera comprensible cual es el problema, el tratamiento y la técnica que vamos a emplear, y las posibilidades que tiene de tener éxito

¿Actualmente cuál es la técnica de reproducción asistida con mayor tasa de embarazos?

Actualmente la técnica que con más frecuencia empleamos y que nos da mayor posibilidad de embarazo en menos tiempo es la fecundación In Vitro. Pero hay que dejar claro,que no es siempre la de primera elección. Empleamos siempre la técnica más sencilla siempre y cuando sea eficaz

¿Ha cambiado mucho el protocolo de actuación de IMF desde la llegada de la pandemia por Covid-19?

Las técnicas que empleamos son sustancialmente las mismas, pero lo que si ha cambiado mucho son los protocolos de actuación para prevenir la transmisión del coronavirus.

Todos los trabajadores realizan periódicamente y ante cualquier contacto sospechoso un test de Antígenos o PCR, y diariamente una entrevista dirigida y toma de temperatura.

Los turnos de trabajo se organizan de manera que se coincida lo menos posible

Antes de citar a un paciente se le hace un triaje, las consultas son siempre con cita previa y muy espaciadas y manteniendo las medidas higiénicas habituales de mascarilla, distancia, lavado de manos y control de temperatura

Se mantiene la pureza del aire con filtros EPA, ventilación natural en algunas áreas. Cualquier paciente antes de realizar una técnica de reproducción asistida debe realizar un test de Ag o PCR y si es positiva se cancela o pospone

En caso de sospecha si no se puede suspender el proceso se emplean los EPI adecuados.
Son protocolos de actuación a los que ya nos hemos acostumbrado y que nos permiten trabajar con nuestros pacientes en un ambiente seguro

08 de marzo de 2021 | Tema: Ginecólogo


Federico Galera Fernández

Ginecólogo en Madrid - Ginecología y Obstetricia

Pedir cita
Web
Joaquín María López 44 (Instituto Madrileño de Fertilidad) - 28015 Madrid
contactar