El sobrepeso consiste en un peso corporal superior al aconsejado, desde la perspectiva de salud, en función de la estatura de la persona y su estructura corporal. La forma más sencilla de determinarlo es a través del Índice de Masa Corporal (IMC)

El sobrepeso hace que se sea más propenso a sufrir:

  • Hipertensión arterial
  • Enfermedades cardiacas, de las arterias coronarias, etc
  • Diabetes Mellitus de tipo 2
  • Aumento de la concentración de grasa en la sangre o hiperlipemia
  • Cálculos biliares
  • Problemas psíquicos como la depresión
  • Aumento del riesgo a sufrir algunos tipos de cáncer, como el de colon, recto, mama, útero, vesícula biliar
  • Etc

En cuando a los desencadenantes del sobrepeso, éstos varían, y van desde factores hereditarios, difíciles de cambiar, pasando por el propio metabolismo y los hábitos alimentarios y estilos de vida. Sobre estos últimos se puede incidir, incorporando una dieta saludable, y realizando actividad física frecuente. Si estas medidas no son suficiente se puede recurrir a la medicina estética, donde cada vez hay tratamientos más innovadores y eficaces.

Los riesgos del sobrepeso en el embarazo

Los 12 kilos extras que se recomienda acumular durante la gestación suelen incumplirse de forma generalizada. En porcentajes, entre el 50 y 60 por ciento de las embarazadas españolas los superan, un sobrepeso que "no es un problema estético sino de salud”, con riesgos a corto y largo plazo para la madre y también para el futuro bebé. El control del embarazo también es importante en este sentido.

Sobre dicho riesgo advierten los expertos, concretamente la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) y la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) con motivo del Día Nacional de la Lucha contra la Obesidad, dedicada este año al exceso de peso durante el embarazo.

Las mujeres gestantes obesas suponen el 22 por ciento de las embarazadas en España, y otro 23 por ciento tienen sobrepeso, tanto porque ya lo tenían antes como por haber ganado peso durante la gestación.

Los expertos afirman que la situación ha mejorado, pero no lo suficiente, entre otras razones por la pervivencia de falsos mitos, como ocurre con la arraigada creencia de que “deben comer por dos”.

El aumento del riesgo de aborto espontáneo, cesárea y triplicar las probabilidades de mortalidad perinatal, diabetes gestacional o que el niño sea demasiado grande al nacer se encuentran entre los riesgos a corto plazo que sufren las mujeres obesas o que ganan más de 12 kilos en el embarazo.

También quintuplican el riesgo de hipertensión y el de preeclampsia llega a ser 9 veces mayor. A medio y largo plazo, si las madres fueron obesas durante el embarazo, los hijos triplican las probabilidades de serlo.

Preguntas y respuestas sobre sobrepeso

Publicidad