Entrevista a Laura Blasco Gastón, Ginecóloga, especialista en Reproducción Asistida en URH García del Real

Laura Blasco Gastón: "La fertilidad es cosa de dos. El problema puede estar en el hombre y/o en la mujer"

"Aunque a veces encontramos una causa muy clara de esterilidad en uno de los dos miembros de la pareja, en la mayoría de los casos vemos "pequeñas cositas" en cada uno que van disminuyendo su probabilidad global de embarazo."

Laura Blasco Gastón  es Licenciada en Medicina y Cirugía por la Univesidad Autónoma de Madrid, con especialidad en Ginecología y Obstetricia. Cuenta con Doctorado en  “Screening de infección por citomegalovirus durante la gestación”, realizados en la Universidad Autónoma de Madrid.

En su experiencia destaca su trabajo como médico adjunto del Servicio de Obstericia y Ginecología del Hospital Universitario La Paz, y del servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Sanitas La Moraleja. Actualmente ejerce como Ginecologo en la Unidad de Reproducción Asistida de Instituto de Medicina EGR.

¿Por qué decidió especializarse en Reproducción asistida?

Siempre me pareció mágico pensar en cómo se produce un embarazo, por eso decidí ser ginecólogo. Más adelante, las circunstancias de la vida, hicieron que me tuviera que poner en el lado de la paciente. Ser paciente de Reproducción Asistida fue una experiencia dura, pero increíblemente enriquecedora que hizo que este campo de la ginecología tuviera, para mí, un valor especial. Esta fue la razón por la que decidí dedicarme a la fertilidad.

Dra. Blasco, ¿Podría explicarnos en qué consiste la primera consulta en una clínica de reproducción asistida?

Después de haber trabajado en centros grandes, llegar a URH García del Real fue un agradable descubrimiento. Hacemos una medicina diferente, centrada en nuestros pacientes, con un trato muy cercano y personalizado, y muchísima dedicación desde la primera consulta ­-que dura entre 45 minutos y 1 hora- incluso a veces más. Cada caso es único, queremos conocer en profundidad a nuestros pacientes, que nos expongan su problema con tranquilidad y que tengan toda la dedicación que necesitan.

En esa primera consulta se hace la historia clínica de los pacientes, se revisan las pruebas que tengan los pacientes (si es que han hecho alguna) y se solicitan las que falten para hacer el estudio. Los pacientes nos pueden hacer todas las consultas y aclarar todas las dudas que tengan. Casi siempre, en esa primera visita se puede dar una orientación sobre cuál es el tratamiento más adecuado para los pacientes y su probabilidad de embarazo, si es así, se les informa en detalle también en qué consistiría el tratamiento.

Es muy importante que, siempre que sea posible, acudan los dos miembros de la pareja a esa primera consulta, además es gratuita y no representa ningún compromiso para ellos.

¿Cuáles son las pruebas a las que se somete a una mujer o a una pareja antes de comenzar el tratamiento?

El estudio básico de fertilidad consta de las siguientes pruebas:

En la mujer: análisis hormonal y ecografía transvaginal. Esto nos va a permitir evaluar la reserva de óvulos de los ovarios y determinar si existe alguna patología en el aparato genital interno.

En el varón: seminograma, para valorar la calidad del semen.

Siempre es necesario realizar un análisis de sangre en los dos miembros de la pareja para realizar una serología de las principales enfermedades transmisibles y una determinación del grupo sanguíneo. La mujer debe de haber realizado una revisión ginecológica con citología, exploración mamaria y mamografía o eco de mama (si hay indicación para ello) recientemente.

Existen otra serie de pruebas complementarias (cultivos, histerosalpingografía, histerosonografía, histeroscopia, test de fragmentación de ADN espermático...) que pueden aportar información relevante en muchos casos, pero que no tienen por qué ser necesarias sistemáticamente para todos los pacientes. No nos gusta pedir miles de pruebas por protocolo, en eso también trabajamos de una manera diferente, solo pedimos las pruebas que verdaderamente necesitamos. El ginecólogo evalúa la necesidad de hacerlas en cada caso.

Cuando no se logra el embarazo de forma natural en una pareja ¿Qué probabilidad existe de que el problema resida en el hombre?

La fertilidad es cosa de dos. Aunque a veces encontramos una causa muy clara de esterilidad en uno de los dos miembros de la pareja, en la mayoría de los casos vemos "pequeñas cositas" en cada uno que van disminuyendo su probabilidad global de embarazo. De manera general, podríamos decir que en el 50% de los varones se ven alteraciones en el seminograma. Sin embargo, los avances en reproducción asistida hacen posible conseguir embarazo aún cuando hay alteraciones muy importantes en el semen. Hoy en día en nuestro centro, somos capaces de inseminar los ovocitos con muy pocos espermatozoides gracias a la técnica ICSI o determinar el grado de oxidación del ADN de los espermatozoides con un test de fragmentación y poder reducirlo, todo lo cual lo hace nuestro equipo de biólogos en nuestros propios laboratorios.

¿Cuáles son las opciones que se ofrecen a las parejas que tienen problemas para concebir de forma natural?

Ofrecemos una amplia gama de tratamientos de reproducción asistida a aquellas parejas que tienen problemas para conseguir el embarazo. Elegir uno u otro, dependerá de la historia clínica de la pareja y de los resultados de las pruebas. Nuestro equipo médico, dirigido desde hace 20 años por Sylvia Fernández-Shaw, evaluará cada caso para poder recomendar el tratamiento que pueda tener una mayor probabilidad de éxito. Los tratamientos de reproducción asistida son los siguientes:

  • Estimulación de la ovulación.
  • Inseminación artificial (conyugal o con semen de donante).
  • Fecundación in vitro (FIV).
  • Ovodonación.
  • Embriodonación.

¿Qué duración aproximada tiene un tratamiento de reproducción asistida?

Aunque los tratamientos de reproducción asisita pueden parecer un mundo complejo y difícil de compatibilizar con la vida diaria, a la hora de la verdad no resultan tan complicados para los pacientes. Intentamos coordinar todos los pasos para reducir al máximo los desplazamientos, y optimizar el tiempo de nuestros pacientes.

De forma global, podemos decir que, desde que la paciente empieza con la medicación, hasta que hace la prueba de embarazo, pasa un mes.

Todos los tratamientos de estimulación de la ovulación, inseminación artificial y FIV constan de una primera fase de estimulación de los ovarios que dura unos 8-10 días y comienza con la menstruación. La paciente puede administrarse la medicación en su domicilio y acudir únicamente a la clínica para realizar los controles, que suelen ser entre 1 y 3. Una vez que el ovario está listo, se aplicará la técnica elegida y unos 15 días después se hará una prueba de embarazo.

En los casos de ovodonación, prepararemos el útero de la receptora mientras estimulamos a la donante de óvulos. El tiempo de preparación es variable pero suele estar en torno a las 2 semanas. Tras haber hecho la punción de la donante e inseminado los ovocitos, transferiremos los embriones y haremos una prueba de embarazo 10-12 días después (dependiendo de cuándo hayamos hecho la transferencia).

Si el tratamiento elegido es la embriodonación, la preparación endometrial se puede hacer en un ciclo natural de ovulación o de la misma manera que en ovodonación y la prueba de embarazo será, igualmente, 10-12 días después de la transferencia.

¿En qué momento se determina la necesidad de recurrir a óvulos de donante?

La decisión de recurrir a óvulos de donante es un paso difícil de dar, tanto para el médico como para los pacientes. En ocasiones hay una indicación muy clara (problemas genéticos, edad materna muy avanzada, ovario no funcionante)... y en otro casos damos ese paso cuando tras varios ciclos de FIV no se ha conseguido el embarazo y sospechamos que el problema fundamental reside en la calidad del ovocito.

21 de septiembre de 2017 | Tema: Ginecólogo Reproducción asistida


Instituto de Medicina EGR - Ginecólogo

Ginecología y Obstetricia en Madrid

Pedir cita
Camino de la Zarzuela, 19 (Instituto de Medicina Egr) - 28023 Madrid
contactar