Entrevista al Dr. Antonio Barrientos González, experto en alergias

Sensibilización a una sustancia no es sinónimo necesariamente de alergia

"Para que se produzca una enfermedad alérgica es necesario, por un lado, una susceptibilidad o predisposición genética hacia una determinada sustancia, denominada alérgeno; y por otro, factores medioambientales, esencialmente la exposición a dicho alérgeno."

Dr. Antonio Barrientos González, licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Granada, experto en alergias por la Universidad de San Jorge.

Ha participado en diversos congresos de la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica y la Sociedad Andaluza de Alergología e Inmunología, así como en formaciones organizadas por la Universidad Internacional de Andalucía, Universidad de Valencia, entre otros, manteniéndose siempre a la vanguardia en todos los tratamientos de las patologías alérgicas.

¿Por qué decidió profundizar en el ámbito de la alergología?

Tras completar mis estudios de Medicina y obtener mi licenciatura, completé mi formación en el Hospital Comarcal La Inmaculada de Huercal Overa (Almería), donde hice una rotación por los diferentes servicios: urgencias, radiología, traumatología, cardiología, otorrinolaringología, medicina interna y neumología.

En aquella época no existían especialistas en alergología en todos los hospitales, por lo que dicha materia la asumían otros facultativos. En el caso del hospital mencionado, el Dr. Galo Fernández, Jefe del Servicio de Neumología, magnífico profesional y mejor persona, fue fundamental para mi implicación en este maravilloso y fascinante campo.

En esta especialidad se trataban,esencialmente, las alergias respiratorias (asmas y rinitis-rinoconjuntivitis). Esa fue la puerta por la que entré en contacto con las patologías alérgicas, y desde entonces he dedicado gran parte de mi trayectoria profesional a su estudio.

En los últimos tiempos dicho estudio se ha mantenido e incluso incrementado gracias al Dr. Manuel Alcántara, al que aprovecho para felicitar por su trabajo en la difusión y conocimiento de la alergología, entre los profesionales médicos de atención primaria, asignatura pendiente en el sistema sanitario y eslabón fundamental para la detección de estos cuadros y condición sine qua non para su control y tratamiento oportunos.

¿Por qué las alergias afectan sólo a un sector de la población? ¿Qué es necesario para que una persona sea alérgica a alguna sustancia?

La tesis más aceptada es que para que se produzca una enfermedad alérgica es necesario, por un lado, una susceptibilidad o predisposición genética hacia una determinada sustancia, denominada alérgeno; y por otro, factores medioambientales, esencialmente la exposición a dicho alérgeno.

También se habla de otros factores relacionados con la alimentación, la contaminación (el humo, de manera especial el del tabaco) y procesos infecciosos víricos en las primeras etapas de la vida (bronquiolitis por virus sincitial respiratoria) en el caso específico del asma bronquial.

¿Cuáles son los nuevos retos que tiene este mundo de las enfermedades alérgicas?

Indiscutiblemente, el diagnóstico molecular ha sido la gran innovación que ha supuesto una importante revolución para el correcto diagnóstico y, por tanto, para la adecuada actitud terapéutica, además de su valor pronóstico en el mundo de la alergología.

Aunque estamos en los albores, y queda mucho por investigar y avanzar en este campo, lo que ya se conoce es de gran utilidad para el adecuado abordaje de estas patologías, siendo éste el gran reto para el futuro inmediato.

Antes, el diagnóstico alergológico se hacía con la fuente y a partir de ahora se está empezando a hacer el denominado diagnóstico molecular, con la proteína y/o proteínas específicas, que incrementará de manera considerable la exactitud del juicio clínico y ayudará a diferenciar la mera sensibilización (pruebas alérgicas positivas) de la alergia propiamente dicha (aquella en que la sensibilización es responsable del cuadro cínico alérgico que presenta el paciente).

Pongamos un ejemplo que pone en valor la importancia del diagnóstico molecular. Hace unos años se decía que un paciente era alérgico al huevo (Diagnóstico alergológico con la fuente), hoy ya se determina a que proteína y/o proteínas específicas del huevo presenta hipersensibilidad, vg. ovoalbúmina y/o ovomucoide (Diagnóstico molecular). Ello tiene implicaciones nutritivas, terapéuticas y pronósticas, ya que si presenta alergia a la ovoabúmina, al ser una proteína termolábil que se destruye con el calor, el paciente podrá comer huevo cocinado (en tortilla, por ejemplo) y la alergia al huevo tenderá a la remisión, mientras que si lo es a otra proteína omo el ovomucoide, que es termorresistente, no podrá comerlo y además hay un mayor riesgo de persistencia de la alergia a este alimento.

Para terminar Dr. Barrientos, ¿desearía hacer alguna reflexión final?

Quiero dejar 4 reflexiones finales:

  1. Sensibilización a una sustancia (pruebas alérgicas positivas en piel y/o sangre) no es sinónimo necesariamente de alergia.
  2. La Inmunoterapia (vacunas) administrada correctamente y cuando está realmente indicada, es segura y eficaz, siendo el único tratamiento que puede modificar el curso evolutivo de las alergias respiratorias (Rinitis y asma bronquial), las cuales per sé tienden a la cronicidad, y es un pilar fundamental en la alergia a himenópteros (abejas y avispas).
  3. El avance en el diagnóstico molecular alergológico, fundamentalmente, y las terapias biológicas comienzan a tener un papel esencial en el conocimiento y tratamiento de las enfermedades alérgicas, en la actualidad, que se verá incrementado en los próximos años y que será esencial para el control de las mismas,sobre todo en los casos más complejos y severos.
  4. La alergología es la gran olvidada en la atención primaria, algo difícil de entender en enfermedades tan prevalentes, pues las enfermedades alérgicas, en sus diferentes manifestaciones, afectan aproximadamente a un veinte por ciento (20%) de la población. Prueba de ello es que en muchos hospitales esta materia no es considerada obligatoria, sino optativa, rotando por dichos servicios solos aquellos residentes de medicina de familia interesados en el tema. Ello redunda en perjuicio de los pacientes, ya que muchos de ellos son tratados por médicos de atención primaria, médicos de familia y pediatras, sin el entrenamiento clínico necesario en patología alérgica.
28 de febrero de 2019 | Tema: Médico de familia


Dr. Antonio Barrientos González

Médico de familia en Estepona - Experto en Alergias

Pedir cita
Manzanares 15 - 29680 Estepona
contactar