¿Qué es la colitis isquémica y cómo se trata?

La colitis isquémica se produce cuando la circulación en una parte del intestino se ve reducida, generalmente a causa de una obstrucción o un estrechamiento de las arterias.

Esta patología puede producir dolor y daños en el colon. El dolor se presenta en el lado izquierdo del abdomen.

La colitis isquémica puede confundirse con otros problemas digestivos. En algunos casos la colitis isquémica se cura por sí sola, pero en otros son necesario medicamentos e incluso cirugía.

Síntomas de la colitis isquémica

  • Entre los síntomas de la colitis isquémica encontramos:
  • Dolor o calambres en el abdomen. Este dolor puede aparecer de forma repentina o gradual.
  • Sangre en las heces, de color rojo brillante o marrón.
  • Sensación de necesidad de defecar urgentemente.
  • Diarrea
  • Náuseas

Cuando los síntomas que afectan al abdomen se manifiestan en el lado derecho de éste, el riesgo de complicaciones es mayor. El motivo es que las arterias que alimentan el lado derecho del abdomen también alimentan una parte del intestino delgado, por lo que es posible que esta zona también está recibiendo una cantidad mucho menor de sangre de la que necesita. 

Al bloquearse la circulación de la sangre que va al intestino delgado, puede producirse necrosis en el tejido intestinal. Esto pone en riesgo la vida de la persona afectada, y será necesario realizar una cirugía para eliminar la obstrucción y la parte del intestino que seté dañada.

Tratamiento de la colitis isquémica

Dependiendo de la gravedad de la enfermedad, el tratamiento varía.

En los casos de colitis isquémica leve, los síntomas se reducen en dos o tres días. El médico puede recomendar:

  • Medicamentos antibióticos para evitar infecciones.
  • En casos de deshidratación administrar líquidos por vía intravenosa.
  • Evitar los medicamentos que constriñen los vasos sanguíneos, tales como: medicinas para la migraña, hormonales, o algunos indicados para problemas cardíacos.
  • Realizar una colonoscopia para verificar la recuperación del paciente y determinar si existe alguna complicación.

Cirugía para tratar la colitis isquémica

La mayoría de los casos de colitis isquémica se resuelven por sí solos, pero cuando los síntomas se agravan o se producen daños en al colon, es posible que sea necesario recurrir a la cirugía para lo siguiente:

  • Eliminar tejido muerto
  • Reparar cualquier perforación que se produzca en el colon
  • Desviar el flujo de sangre de una obstrucción en una arteria en el intestino
  • Eliminar parte del colon que se ha estrechado a causa de la cicatrización y que produce una obstrucción

En los pacientes que padecen una enfermedad base, como una cardiopatía o presión arterial baja, es más probable que sea necesario realizar una cirugía.

Etiquetado en: Digestivo

¿Qué es la colitis isquémica y cómo se trata?

Preguntas frecuentes sobre Aparato Digestivo

¿Cuáles son los síntomas de la gastroenteritis?
Hablar de gastroenteritis es hablar de una dolencia digestiva provocada por una hinchazón en el intestino, concretamente una inflamación... sigue leyendo
¿Qué es bueno para desinflamar las hemorroides externas?
Las hemorroides son venas dilatadas de la región anal que causan dolor y pueden provocar sangrado, siendo externas cuando salen a través... sigue leyendo
¿Conoces remedios caseros para las hemorroides?
Al sufrir hemorroides se produce una inflamación en las venas del ano, que aumenta hasta formar una masa, provocando dolor, picor,... sigue leyendo