¿Qué son las hemorroides trombosadas?

¿Qué son las hemorroides trombosadas?

Las hemorroides trombosadas son un tipo de hemorroides muy dolorosas.

Sabemos que las hemorroides son las almohadillas en las que se encuentran las venas del conducto anal, que pueden inflamarse cuando ejercemos presión extrema en esta zona.

En algunos casos cuando disminuye el flujo sanguíneo, las hemorroides pueden llenarse de sangre y, cuando se forma un coágulo de sangre dentro de la hemorroide, se puede hablar de hemorroide trombosada.

Causas de las hemorroides trombosadas

Las causas más comunes de la aparición de hemorroides trombosadas son:

  • Quienes sufren estreñimiento hacen más presión en el momento de defecar, ya que las heces son más compactas y duras, esto puede provocar daños en las hemorroides.
  • Obesidad y embarazo. En estos casos se aumenta la presión en el suelo pélvico.
  • Factor hereditario. Mayor propensión a sufrir hemorroides.
  • Pasar mucho tiempo sentado o de pie. El esfínter puede debilitarse.

Síntomas de las hemorroides trombosadas

Cuando se trata de hemorroides internas es más difícil saber si están trombosadas. Pero cuando son hemorroides externas, estas pueden notarse simplemente palpando. En función del grado en el que se encuentre, se notará un bulto más o menos grande.

Al realizar la autoexploración se nota que la consistencia de la hemorroide es dura, esto se debe a que presenta un coágulo de sangre.

Las hemorroides trombosadas no pueden ser introducidas nuevamente en el esfínter, debido al pequeño trombo.

Tratamiento de las hemorroides trombosadas

En los casos más leves es posible utilizar remedios caseros para aliviar los síntomas, suyo objetivo es reducir la inflamación, eliminar el picor, o evitar el estreñimiento.

Los remedios caseros más útiles son:

  • Baños de asiento.
  • Hielo para desinflamar.
  • Pomada contra las hemorroides.

Si la hemorroide trombosada provoca mucho dolor, o los síntomas se mantienen durante un largo período de tiempo es necesario acudir al médico para recibir el tratamiento adecuado.

En algunos casos el especialista recomendará la extirpación manera quirúrgica, y en otros se realizará un tratamiento diferente. Estas son algunas de las posibilidades.

Remoción de coágulos

Se trata de un procedimiento quirúrgico menor. Se coloca anestesia en la zona, y seguidamente se corta el coágulo de sangre.

Escleroterapia

En este tratamiento se inyecto una sustancia química en la hemorroide con el objetivo de endurecerla, impidiendo así la circulación de sangre. Se utiliza de forma más común para las hemorroides internas, ya que produce un alivio rápido.

Foto coagulación infrarroja

En este tratamiento de las hemorroides trombosadas se utiliza un láser infrarrojo, con el que se quema la hemorroide. De esta manera se impide la circulación de la sangre en la almorrana. Esta técnica funciona para las hemorroides más pequeñas.

Criocirugía contra las hemorroides

Utilizando nitrógeno líquido, se congela la hemorroide trombosada, y está acaba por desprenderse.

Ligadura con banda elástica

Mediante la colocación de una banda en la base de la hemorroide se corta la circulación sanguínea en la misma. Con el paso del tiempo la almorrana acaba cayéndose.

Etiquetado en: Cirujano general Hemorroides

Preguntas frecuentes relacionadas

¿Qué es la esfinterotomía lateral interna?
Para definir la esfinterotomia lateral interna (ELI), un tratamiento quirúrgico empleado para tratar la fisura anal, hemos de hacer una breve... sigue leyendo
¿Cuánto cuesta una cirugía de hemorroides?
Antes de abordar el precio de la cirugía de hemorroides es importante dejar apuntado que la intervención suele ser una decisión... sigue leyendo
¿Cómo curar las hemorroides con aloe vera?
Las hemorroides pueden tratarse de forma natural con aloe vera. En este artículo vamos a dar una idea general sobre su uso como tratamiento... sigue leyendo