Entrevista a Gemma Forcada Vilches

Los padres de niños prematuros o con patologías no diagnosticadas prenatalmente pueden sufrir estrés postraumático

"Cuando un niño nace antes de tiempo debido a un embarazo con complicaciones o nace con una patología no diagnosticada prenatalmente, podemos encontrarnos ante una situación de crisis emocional de estos padres... se encuentran ante una experiencia traumática"

Gemma Forcada Vilches es Licenciada en Psicología por la Universitat Oberta de Catalunya. Cuenta con un Máster en Psicología Clínica y de la Salud. Su trabajo se orienta principalmente al acompañamiento emocional a padres de niños ingresados en UCI Neonatal. 

Cuenta con amplia experiencia en diversos hospitales, y ha participado en un gran número de seminarios y sesiones clínicas sobre diferentes trastornos y terapias psicológicas.

Estás dedicada principalmente a la psicología para adultos. ¿Cuáles son los problemas más frecuentes que presentan los pacientes que asisten a tu consulta?

El problema más frecuente estadísticamente en consulta es el trastorno de ansiedad.
Cada persona identifica su problema dependiendo de la interpretación que da sobre una situación dada en un momento determinado de su vida y ello hace que genere una relación compleja entre pensamientos, emociones y conductas. Por lo que no me gusta hablar de problemas frecuentes, sino de problemas individuales y por lo tanto similares y diferentes en cada uno de ellos, por ello es tan importante la terapia personalizada, conocer bien al paciente es el primer objetivo de todo profesional para el éxito de la psicoterapia.

Una de tus especialidades es el tratamiento del estrés que sufren los padres de niños ingresados en la UCI perinatal, desde el mismo momento del nacimiento. ¿Qué te lleva a dedicarte a ayudar a este tipo de pacientes?

Cuando un niño nace antes de tiempo debido a un embarazo con complicaciones o nace con una patología no diagnosticada prenatalmente, podemos encontrarnos ante una situación de crisis emocional de estos padres; las expectativas y necesidades creadas alrededor del recién nacido, se hunden, desaparecen y los padres se encuentran ante una experiencia traumática ya que se produce de una manera inmediata e inadecuada.

El proceso de adaptación a una situación no esperada puede ser muy estresante para estos padres pudiendo sufrir de trastorno de estrés agudo o trastorno de estrés postraumático.

¿Qué tipo de terapia aplicas con estos padres que atraviesan una situación tan delicada?

No debemos olvidar la situación idealizada creada alrededor del acontecimiento, al nacimiento de un niño que todos los padres se mentalizan durante los nueve meses del embarazo. Idealizando un niño sano, una vida con expectativas futuras alrededor de él, etc. Todo ello implica que los padres realicen un duelo de esta situación idealizada.

Para poder ayudar a estos padres se debe intentar redefinir la etapa en la cual se encuentran y que su ciclo familiar continúe, aunque sea en un medio hostil porque su hijo sigue hospitalizado y por tanto rodeados de una infraestructura ajena.

La evolución durante el ingreso de éstos niños no es lineal, es de altibajos constantes, todo ello hace que los padres imaginen constantemente el futuro y no vivan el presente, desvinculándose de él.

Por ello, muchos padres no viven la realidad del momento y están siempre en un pensamiento de futuro, no se vinculan con el niño ni con la realidad situacional. También experimentan el pasado como situación de presente, ya que el padre o la madre ha estado expuesto a un acontecimiento traumático en el que ha experimentado un acontecimiento caracterizado por una amenaza para la integridad física de su hijo en el momento del nacimiento y además este padre o madre ha respondido con temor, desesperanza o un horror intenso, por todo ello centrarse en el aquí y ahora proporciona estabilidad emocional.

¿En qué otras situaciones consideras saludable la asistencia al psicólogo?

Siempre y cuando una persona en su día a día se ve afectada por la situación que está pasando, tanto a nivel personal, laboral, como familiar. Y la misma persona se da cuenta que necesita ayuda porque su vida está cerrada por un círculo que se retroalimenta constantemente por pensamientos, el estado emocional que genera estos pensamientos y la conducta derivada de ello que es desadaptativa y por lo tanto regenera nuevos pensamientos distorsionados y así sucesivamente, llegando a un punto en el que la persona necesita de ayuda profesional para poder reconducir su vida y recolocar la situación.

03 de abril de 2017 | Tema: Psicólogo


Gemma Forcada Vilches

Psicóloga en Barcelona - Psicología

Pedir cita
Centre Balmes. Plaza Gal.la Placídia, 10-12, 5º, metro Fontana / FGC Gràcia - 08006 Barcelona
contactar