Entrevista a María Elena De Filpo Beascoechea, psicóloga especialista en psicoterapia psicoanalítica

"A través de un proceso terapéutico, trabajo para ayudar a los pacientes a sostener relaciones interpersonales, donde todos los implicados se sientan respetados"

"La psicoterapia psicoanalítica incentiva al paciente a vincularse mejor con los demás, pero también a tratarse mejor a sí mismo, a permitirse un crecimiento personal, profesional resolviendo los conflictos que ello puede acarrearle en la vida."

María Elena De Filpo Beascoechea es Licenciada en Psicología por la Universidad de Buenos Aires (Argentina) y por la Universidad Autónoma de Madrid. Especialista Universitaria en Clínica y Psicoterapia Psicoanalítica por la Universidad Pontificia de Comillas, y Especialista en Psicodrama Psicoanalítico por la Universidad de Buenos Aires (Argentina). Miembro de número de la Sociedad Fórum de Psicoterapia Psicoanalítica. Ha ejercido como Asesora de la Secretaría de Educación de la ciudad de Buenos Aires y como Presidenta de la Mutual de Psicólogos. Cuenta con más de 30 años de experiencia en atención psicológica en el ámbito privado, tanto en Argentina como en España.

¿Por qué decidiste dedicarte a la psicología?

Mi formación docente me había acercado a la universidad de psicología, con la idea primera de especializarme en pedagogía, pero luego de comenzar a estudiar psicoanálisis y psicopatología, me sentí apasionada por saber cada vez más sobre cómo funcionaba la mente y sobre todo, los modos en que se podía intervenir para mejorar la vida de las personas.

Siempre cuando uno estudia, empieza a relacionar lo que lee con su propia vida, así que, desde mi época de estudiante universitaria, tuve mi espacio de análisis personal para revisar y conocer mi modo de funcionamiento, enriquecer mi personalidad y carácter y resolver mis conflictos. Este camino de la psicoterapia personal es muy importante en la formación profesional de un psicólogo que se dedique a la clínica, los psicoanalistas lo tenemos muy incorporado.

Otra motivación, más general, es contribuir a mejorar el trato entre las personas, pues esto generará una red de buenos tratos, que se transmitirá de generación en generación, con la esperanza de contribuir a un mundo mejor.

Eres especialista en psicoterapia psicoanalítica, ¿en qué consiste?

La Psicoterapia Psicoanalítica que yo pongo en práctica, además de mi formación psicoanalítica tradicional, está basada en mi especialización en el E.M.T (Enfoque Modular Transformación) de Hugo Bleichmar, que es un modelo integrador de los mejores aportes en psicoanálisis, y que articula contenidos de la Teoría del Apego, del Psicoanálisis Relacional y de las neurociencias, entre otros.

Entiendo que cada ser humano se desarrolla, desde un principio, en el intercambio con los otros. De esas experiencias, sumadas a las actuales, resulta la perspectiva desde la que entiende sus vivencias y se relaciona con los demás.

Por tanto, a través de un proceso terapéutico, (adultos, adolescentes, parejas, madres, padres, cuidadores responsables de la crianza), trabajo para ayudarlos a sostener relaciones interpersonales, donde todos los implicados se sientan respetados; que tengan elementos para resolver los problemas que plantea la vida cotidiana y puedan construir vínculos saludables; para que se sientan satisfechos con sus vidas y logren una tranquilidad y estabilidad emocional dentro de sus posibilidades.

Todo psicólogo, cuando atiende a un paciente, tiene en su mente, un modelo teórico-clínico desde el que escucha, piensa e interviene, que da coherencia al camino que diseñe para lograr el cambio psíquico en el consultante.

Además del modelo teórico-clínico que tenga en su mente, también entran en juego sus características personales, lecturas a lo largo de su vida, capacidad de empatía, su estilo personal, etc., que permitirán un encuentro y una posibilidad de vínculo más favorable para el tratamiento, si el terapeuta ha tenido su análisis persona y si realiza supervisiones clínicas.

Además deberá estar muy atento y auto-observarse permanentemente en su relación con ese paciente, además de escucharlo. Cada relación terapéutica es única, singular.

Desde este marco que pongo en práctica, se propone una psicoterapia focal, flexible e integradora, específica para cada paciente. 

¿Cuál es el proceso que realizas en tu consulta para diseñar el tratamiento más adecuado para cada persona?

Realizo una primera entrevista, sea con adulto, adolescentes, parejas o padres/madres, para conocer entre otras cuestiones, el motivo de consulta, pero además, la primera entrevista nos da muchos elementos diagnósticos, no sólo de contenido del relato, sino de modos comunicacionales, formas de vincularse, defensas ante determinadas angustias, ansiedades, predisposición del paciente, y también nos da información de como nos sentimos nosotros con dicho paciente, si creemos que podemos y estamos capacitados para ayudarlo, etc.

Completo esta primera entrevista según cada caso, para formular un diagnóstico presuntivo. El diagnóstico que realizo es dimensional, más que categorial, abarca varios ítems, que dan la posibilidad de diagramar un camino terapéutico específico para cada paciente. Este diagnóstico no debe ser un corsét, sino siempre orientativo, y flexible, para ir ajustando a lo largo del proceso. Los diagnósticos rígidos, nos ponen trabas a la escucha, porque inconscientemente uno podría escuchar aquello que confirme dicho diagnóstico, y podría dejar fuera de la escucha cuestiones que puedan modificarlo o ajustarlo, sería iatrogénico.

¿Cómo puede ayudar la psicoterapia psicoanalítica a los adolescente?

La adolescencia es una etapa de enormes cambios, tanto psíquicos como biológicos. En esta etapa se juegan cambios importantes respecto de los lugares que van a ocupar las figuras significativas en la vida del adolescente como así también los vínculos con sus pares, que pasan a ser fundamentales en su interés de pertenencia.

Se suman a todo esto, los cambios hormonales y el surgimiento de exigencias pulsionales intensas, reedición de antiguos conflictos y las exigencias que impone entrar en el mundo adulto.

Para comprender a un adolescente hay que tomar en cuenta la influencia del contexto familiar, social y cultura en el que vive.

El objetivo en una psicoterapia psicoanalítica será específico en cada caso, pero se procurará mejorar su calidad de vida, y para ello, si esto fuera posible, será muy importante ayudar a enriquecer en su madre/padre las competencias parentales.

Una psicoterapia psicoanalítica le ayudará al adolescente a entenderse, a conocer por qué llegó a estar o sentirse así, y a modificar o crear las herramientas necesarias para mejorar su vida interna y su relación con los demás.

Una forma será seguramente, hacerse cargo de su vida, de su sufrimiento y cambiar lo que tenga que cambiar para ser más feliz.

¿También es útil en la terapia para parejas, y madres/padres?

Si, para las parejas, es una oportunidad para elaborar y procesar, en un marco seguro y de protección, todos los malestares que no pueden elaborar por sí mismos al encontrarse muchas veces, en modos disfuncionales que no permiten la comunicación y empatía suficientes.

Para madres/padres, es un espacio de ayuda y alivio cuando encuentran el por qué y el cómo. A veces son ellos mismos los que advierten una dificultad en la crianza, y otras, es la escuela. En estos casos, trabajo con ellos, porque mejorando sus capacidades parentales y ayudando a desarrollar su capacidad reflexiva, ellos ejercerán mejor su rol y redundará en el niño o niña. Poniendo el foco en la relación, potenciaremos factores de crecimiento en el niño o niña y también en los padres, mejorando los aspectos subjetivos del hijo o hija y la cualidad del vínculo entre ellos.

Muchas personas piensan que para acudir a un psicólogo deben estar atravesando grandes problemas en su vida, ¿están en lo correcto?

El limitarse a acudir sólo si advertimos grandes problemas psíquicos, nos empobrece en nuestras posibilidades de disfrutar en la vida. Todos podemos mejorar tanto a nivel interno como en los modos de resolver situaciones sociales, laborales, en la crianza de los hijos, etc.

La psicoterapia psicoanalítica incentiva que el paciente pueda incorporar un modelo de autoobservación más consciente, pasando de formas de accionar automáticas, a modos más voluntarios, por tanto más conscientes; a vincularse mejor con los demás pero también a tratarse mejor a sí mismo, a permitirse un crecimiento personal, profesional resolviendo los conflictos que ello puede acarrearle en la vida, etc. Cuestiones cotidianas.

¿Consideras que la psicoterapia puede ser preventiva?

De acuerdo a lo que desarrollé anteriormente, diría que podríamos llamarlo así, el el sentido de conocer en uno mismo cómo cambiar circuitos repetitivos o frenar cadena de secuencias emocionales que pueden derivar en situaciones dolorosas, que muchas veces vamos soportando y normalizando en nuestra vida cotidiana sin advertir que podríamos vivir mejor.

¿Cuál es la mayor satisfacción que te aporta tu trabajo?

Me encanta mi trabajo. No sé si podría definir una mayor satisfacción, sí varias:  Ayudar a mejorar la vida de la gente una motivación fundamental . También me aporta una identidad profesional que me gratifica; me vincula con colegas de los que siempre aprendo mucho y logro intercambios enriquecedores, y sin duda , también aprendo mucho de mis pacientes.

30 de agosto de 2019 | Tema: Psicólogo Psicoterapia


María Elena de Filpo Beascoechea

Psicóloga en Madrid - Psicoterapia psicoanalítica

Pedir cita
C/ Puentecesures 1 - 28029 Madrid
contactar