Entrevista a María Magdalena Sureda Fons

Magdalena Sureda Fons: Psicólogo forense, figura fundamental en el ámbito legal

"Personalmente, considero que es muy importante la figura del psicólogo dentro de los juzgados y la función de asesoramiento a los abogados. ... dentro del ámbito judicial hay muchos profesionales que desconocen los aportes que los psicólogos podemos ofrecer..."

María Magdalena Sureda Fons es una profesional que combina la psicología forense y la psicología infantil, en su quehacer, trabajando en temas tan complejos como los procesos de tutelajes, la evaluación en situaciones de acoso escolar o bullying, mobbing, o la asistencia a juicios. Forma parte del listado de peritos del COPIB, Col·legi Oficial de Psicòlegs de les Illes Balears, COPIB. 

Como psicóloga, tu principal especialidad es la Psicología Forense, ¿en qué consiste esta especialidad, quizá menos conocida que la de un Psicólogo Clínico?

La psicología forense examina los aspectos de la conducta humana relacionados directamente con el proceso legal y la práctica profesional de la psicología.

El psicólogo forense es el profesional calificado para realizar informes psicológicos periciales. Tiene amplios conocimientos clínicos, elabora la información psicológica para que en un contexto judicial se pueda entender y se pueda llegar a conclusiones jurídicas. Además, asesora abogados, a jueces y personas en general. Tiene que comunicarse con el abogado asesorando desde su conocimiento su mejor manera de proceder, así como también debe tener totalmente conocimiento del sistema legal y la jurisprudencia correspondiente.

El psicólogo forense asesora al cliente ante el proceso judicial, como afrontar el juicio y el asesoramiento terapéutico. En este centro elaboramos informes psicológicos periciales dentro de diferentes áreas del Derecho. El informe pericial psicológico forense aplica sus conocimientos en psicología por auxiliar en los procesos judiciales en la toma de decisiones. La evaluación pericial del sujeto que realiza el profesional valora qué clase de daño psíquico tiene el paciente y hasta dónde llega, estudiando los datos recopilados y trasladando asuntos jurídicos a temas exclusivamente psicológicos. Para que el informe pericial avalúe las consecuencias psíquicas, tiene que manifestar la psicopatología derivada de la vivencia traumática.

Además también realizamos contrainformes. Es un informe que hace referencia a otro informe pericial donde se analizan posibles errores en la metodología empleada, en el análisis de los datos obtenidos, en las consideraciones forenses realizadas, etc. En muchas ocasiones, los contrainformes psicológicos tienen un valor fundamental para el proceso judicial. Por la elaboración de un contrainforme psicológico y psiquiátrico el perito valora el informe objeto de estudio y elabora uno de nuevo detallando las objeciones y las alternativas posibles. De este modo el abogado puede hacer su defensa con nuevos argumentos y con preguntas claras para debilitar argumentos que no eran realmente correctos o sólidos en el primer informe.

¿En qué momento y por qué decides esta orientación profesional?

Después de observar la necesidad de presencia de psicólogos forenses en la sociedad decidí formarme como psicóloga perito. Personalmente, considero que es muy importante la figura del psicólogo dentro de los juzgados y la función de asesoramiento a los abogados. Quiero destacar que dentro del ámbito judicial hay muchos profesional que desconocen los aportes que los psicólogos podemos ofrecer, recomiendo que todo psicólogo que quiera trabajar en esta especialidad se forme adecuadamente, debemos trabajar para dar a conocer todas nuestras posibilidades de intervención a los diferentes agentes jurídicos.

Es muy importante que el psicólogo forense cumpla adecuadamente con el Código Deontológico ya que a día de hoy se producen muchas denuncias contra estos. Todos los casos de los diferentes ámbitos son de gran responsabilidad ya que una vez realizada la evaluación y confirmada la hipótesis inicial, intentas que el cliente pueda cumplir su objetivo, tienes un compromiso; no obstante, los casos en los que se ven implicados los menores suelen tener mucho peso para mí por lo importante que será en sus vidas la decisión que tome el juez. Entiendo que es fundamental un buen asesoramiento del forense.

¿Cuál son los informes psicológicos periciales más solicitados?

Aquellos informes solicitados por una de las partes dentro de un proceso legal con el fin de evaluar determinados aspectos y reforzar los argumentos sobre los hechos que se juzgan se llama informe de parte, el perito psicólogo asesora al solicitante sobre la necesidad o no de realizar el informe pericial. En nuestro despacho recibimos solicitudes para realizar informes de abogados, jueces, particulares y empresas. De todas maneras, refiriéndonos a los informes más solicitados en los diferentes ámbitos, se destacan los informes periciales para evaluar la idoneidad parental, informes periciales de recomendación de guarda y custodia y los de evaluación de maltrato psicológico doméstico.

El bullying o acoso escolar es un problema que se está haciendo cada vez más visible en los colegios, ¿cuál serían tus recomendaciones hacia los padres, y hacia los profesores? ¿hay algún indicio, que permita empezar a actuar?

Los síntomas que reflejan la presencia de un posible caso de maltrato entre compañeros, deben ser detectados cuanto antes, tanto por las personas del ámbito familiar, escolar como profesional. Éstos pueden ser manifestados por las víctimas del acoso escolar, por los agresores y también por los observadores o compañeros que lo presencian.
Para que los padres puedan detectar si su hijo puede ser víctima de acoso escolar, deben atender a los siguientes síntomas: presencia de lesiones físicas, cambios de comportamiento y mal humor, evita actividades sociales con sus compañeros, no quiere ir al colegio ni le gusta hablar de él.

Muchas veces esta situación pasa desapercibida por parte de los padres y profesores hasta que ya es muy grave, por lo tanto, los padres al observar un indicio de posible maltrato se debe comunicar inmediatamente al colegio, ya que, como más rápidamente se pongan soluciones más probabilidades de éxito se obtendrán y el daño psicológico no será tan grave.

Los padres para proteger a sus hijos del acoso escolar o para evitar que ejerzan la violencia contra sus compañeros deben intentar mantener un diálogo fluido y constante con él, intentar reflexionar de forma conjunta sobre la violencia que se percibe en el entorno; conocer a los amigos de su hijo y estar en contacto con sus progenitores; evitar la sobreprotección, establecer unos límites claros, tanto respecto a la actuación de su hijo como sobre el grado de violencia o actitudes desagradables a soportar; y como he dicho anteriormente, acudir al centro escolar ante la mínima sospecha de que su hijo está siendo intimidado.

Otro tema delicado en tu actuación es el del abuso sexual infantil y los subsiguientes daños psíquicos, ¿cuál es el protocolo de intervención más adecuado en este caso?

En primer lugar hay que aclarar que el perito psicólogo puede intervenir de dos formas, evaluando a la víctima o evaluando al supuesto agresor.

Cuando se evalúa a la víctima, el objetivo de la evaluación pericial, además de determinar el estado de la víctima del abuso sexual, es la de determinar si su testimonio es creíble o por el contrario no lo es. Lamentablemente son varios los casos de denuncias de abusos sexuales infantiles que no son ciertas y que responden a un interés oculto, bien por parte del menor o bien por parte, por ejemplo, de uno de los progenitores.

Cuando se evalúa a la víctima habrá que tener en cuenta si ésta ha recibido tratamiento psicológico tras la agresión o no ya que interfiere en la evaluación, por lo tanto, se recomienda evaluar lo más pronto posible al menor, antes incluso de que éste inicie un tratamiento psicológico.

Muchas veces no puede evaluarse de forma rápida, ya que si se solicita una evaluación por parte de los psicólogos peritos de los Juzgados hay mucho retraso por falta de profesionales adscritos a la Administración de Justicia y a la saturación de los mismos. Es por esto que en algunos casos, el acudir a un perito psicólogo privado podría ayudar a obtener una evaluación del menor antes de tiempo para posteriormente se pueda iniciar un tratamiento si éste se precisa. Es importante tener en cuenta que cuantas más evaluaciones se realicen, éstas van a perder su validez ya que para valorar la credibilidad del testimonio de un menor es importante que éste no se haya repetido una y otra vez.

Como he comentado anteriormente, el perito psicólogo también puede actuar evaluando al supuesto agresor centrándose en valorar la existencia de un trastorno psicológico que haya podido afectar a la capacidad cognoscitiva y/o volitiva del acusado, es decir, valorar que haya alguna patología que afecte a su imputabilidad. Esta valoración tendría como objetivo que la defensa del acusado solicitase una atenuante o una eximente, pero claro, este aspecto se tendría que hacer desde un reconocimiento de los hechos. Es decir, si una persona reconoce los abusos por los que se le acusan, podría solicitar esta evaluación para que se determine si hay algún trastorno mental para apoyar su defensa.

¿Que se trabaja en tus talleres para niños?

De momento hemos puesto en marcha talleres de relajación infantil y talleres para mejorar el rendimiento escolar. En el primero, se intentan enseñar estrategias y aportar recursos a los menores para que fomentar su autocontrol y aprendan a tener conciencia de ellos mismos y de sus comportamientos. Por otro lado, el segundo, hace referencia a estimular las habilidades que intervienen en el proceso de aprendizaje y a la motivación para el aprendizaje, como son las técnicas y estrategias de estudio, mejora de la procesos lectores y de escritura, motivación para el estudio trabajando la autoestima y sus expectativas. Se emplean estrategias de organización, planificación del estudio.

23 de mayo de 2016 | Tema: Psicólogo Psicología forense


María Magdalena Sureda Fons

Psicóloga en Manacor - Psicología Infantil y Psicología Jurídica

Pedir cita
Vía Portugal, 26, 3º Izq (Espai Tèntol) - 07500 Manacor
617 571 599 617 571 599
contactar