Entrevista a Sandra Garro Codina, psicóloga

Mi labor en tiempos de COVID-19 se centra en enseñar a gestionar la ansiedad, fomentar la comunicación y cómo comunicarse en los hogares, acompañar en los procesos de duelo, trabajar sobre la sintomatología depresiva...

"En la terapia online puede existir cierta reticencia ante una posible falta privacidad, pero se pueden ofrecer alternativas como buscar un momento en que la persona esté sola, poner un poco de música para que no se escuche lo que la persona está diciendo o realizar las sesiones por chat, esto último puede ayudar a la persona a tomarse su tiempo de ordenar y explicar aquello que desea."

Sandra Garro Codina es Licenciada en psicología por la Universidad de Valencia. Cuenta con un Máster en Psicología Genera Sanitaria, realizado en la Universidad Jaume I, y formación en psicología cognitiva aplicada, por la Universidad Alma Mater Studiorum de Bologna, Italia. Es especialista en el tratamiento de la ansiedad, estrés y depresión, así como del abordaje de los procesos de duelo, tanto en adultos como en adolescentes.

¿Por qué decides especializarte en psicología?

Siempre tuve instaurada en mí esa vocación de ayuda a los demás. La psicología no solo me brindó una oportunidad de crecimiento personal, también me enseñó que poder ayudar a otras personas a entenderse y sortear los obstáculos que les presenta la vida, es una tarea preciosa.

¿Cómo aportas desde tu experiencia en estos momentos de coronavirus?

Desde luego esto es una situación compleja y repentina para muchos, un cambio radical en nuestros estilos de vida. Se están manifestando con fuerza varios procesos en los que la indefensión, sensación de agobio, conflictos familiares y de pareja, procesos de duelo en los que las personas no pueden despedirse presencialmente de su allegado, lo que genera mucha impotencia, problemas económicos… Juegan un papel importante.

Si a esto le sumamos que hay personas que ya padecían patologías previas, se convierte en una situación de suma importancia para abordar. Mi labor ajustada a la situación actual, se centra en enseñar a gestionar la ansiedad, recuperar la sensación de control propio, orientar en la toma de decisiones, no perder la objetividad y dejar que emociones como el miedo nos consuman, establecer rutinas y dar un orden mental, fomentar la comunicación y cómo comunicarse en los hogares, acompañar en los procesos de duelo y trabajar sobre la sintomatología depresiva.

¿Qué ventajas tiene la psicología online?

La modalidad online ofrece varias ventajas, entre ellas la posibilidad de acudir a un psicólogo sin moverte de casa. Actualmente y en algunos casos, puede existir cierta reticencia ante una posible falta privacidad, pero se pueden ofrecer alternativas como buscar un momento en que la persona esté sola, poner un poco de música para que no se escuche lo que la persona está diciendo o realizar las sesiones por chat, esto último puede ayudar a la persona a tomarse su tiempo de ordenar y explicar aquello que desea, poder leer y revisar lo que se escribe puede contribuir a externalizar de manera natural lo se siente.

Por otra parte, encontramos ventajas como la comodidad que supone ahorrar tiempo de desplazamiento y la opción de convenir los horarios ajustados a la persona que solicita el servicio. Además de, la posibilidad de asistir a un profesional en lugares donde no hay psicólogos o existe escasa oferta, y/o para personas que se encuentran en el extranjero y quieren recibir asistencia psicológica en su idioma natal.

¿Cómo crees que será el día después en la consulta?

En mi opinión, esta situación del COVID-19 está promoviendo la posibilidad de hacer terapia online, existe y es algo que muchas personas antes no contemplaban. A partir de ahí, cuando todo se normalice, cada persona elegirá el modo de realizar terapia que mejor se ajuste a sus necesidades.

16 de abril de 2020 | Tema: Psicólogo


Perfil verificado por el profesional o centro

Sandra Garro Codina

Psicóloga en Valencia - Psicología

Pedir cita
Calle San Vicente Mártir 85 - 46008 Valencia
contactar