Entrevista a Laura García Bernardo, ginecóloga especialista en reproducción asistida en IMF

Laura García Bernardo: "Las opciones de tratamiento en reproducción asistida dependen de la causa de la infertilidad"

"En pacientes jóvenes con poco tiempo de infertilidad y buena reserva ovárica, se les proponen ciclos de inseminación artificial. Si existe una baja reserva ovárica, edad de la mujer avanzada (>38 años), trompas obstruidas o patología orgánica como endometriosis, el tratamiento de primera elección es la fecundación in vitro (FIV)."

Laura García Bernardo es ginecóloga, con especialización en reproducción asisitida. Forma parte del equipo de profesionales del Instituto Madrileño de Fertilidad, donde ofrecen a los pacientes todas las técnicas más avanzadas para lograr el embarazo y conseguir el sueño de tener un hijo.

¿Por qué decidiste dedicarte a la reproducción asistida?

Dentro de la ginecología, la especialización en fertilidad me pareció apasionante desde el principio, por la felicidad que aportas en tu trabajo diario a pacientes que ven difícil su sueño de ser padres. Es una especialidad con numerosos avances clínicos y constante renovación en las técnicas aplicadas.

¿Cuáles son las pruebas que se realizan para determinar si el problema de fertilidad en una pareja reside en el hombre o en la mujer?

Lo primero de todo es hacer una historia clínica completa que recoja datos tan importantes como el tiempo de infertilidad, si ha habido gestaciones previas, edad, cómo son los ciclos menstruales de la mujer, etc.

En la mujer se realiza una analítica hormonal con el objetivo de conocer la reserva ovárica con hormona antimulleriana, FSH, LH, estradiol, prolactina, andrógenos y TSH, además de una ecografía transvaginal para hacer una adecuada valoración morfológica del útero-endometrio y ver recuento de folículos antrales.

Al varón se le realiza un seminograma (concentración, movilidad y morfología de los espermatozoides), un test de supervivencia espermática y un test de fragmentación del ADN espermático.

Estas son las pruebas básicas del estudio de esterilidad, en virtud de los resultados, puede ser necesario analizar otros factores como el tubárico mediante histerosalpingografía, el genético con cariotipos a ambos o pruebas más específicas, el uterino con histeroscopia, etc.

¿Cuáles son las opciones cuando el problema de fertilidad reside en la mujer?

Las opciones de tratamiento dependen de la causa de la infertilidad. En pacientes anovuladoras (por ejemplo, con síndrome de ovario poliquístico), se hace una inducción farmacológica de la ovulación para tener coitos programados o inseminación artificial. También en pacientes jóvenes con poco tiempo de infertilidad y buena reserva ovárica, se les proponen ciclos de inseminación artificial.

Si existe una baja reserva ovárica, edad de la mujer avanzada (>38 años), trompas obstruidas o patología orgánica como endometriosis, el tratamiento de primera elección es la fecundación in vitro (FIV).

En los casos de menopausia precoz, alteración genética como un cariotipo anómalo o una enfermedad genética dominante, o de mujeres mayores de 44 años, una opción posible es la recepción de ovocitos de donante.

¿Y si el problema de fertilidad está en el hombre?

Depende de las anomalías encontradas en el semen, cuando son leves se puede hacer inseminación artificial, pero con factor masculino severo se plantean técnicas de fecundación in vitro con microinyección espermática (ICSI).

Si el varón tiene una azoospermia (ausencia de espermatozoides en el eyaculado), se realizará una biopsia testicular, pudiendo recuperar espermatozoides del testículo y continuar con un tratamiento de FIV con ICSI.

Si no hay espermatozoides o si el varón tiene una enfermedad genética con graves implicaciones en la descendencia, se opta por usar un semen de donante.

¿Cuándo una mujer quiere ser madre sin pareja o una pareja de lesbianas desesan tener un hijo, cuáles son los tratamientos recomendados?

Se les efectuarán las analíticas y pruebas necesarias que antes hemos hablado y en función de los resultados podrán realiza inseminación artificial con o sin estimulación, fecundación in vitro, ovodonación, con semen de donante. Otra opción es la adopción de embriones.

En el caso de parejas de lesbianas, un tratamiento cada vez más utilizado es el método ROPA, que es la recepción de óvulos de la pareja con esperma de donante.

¿Cuándo se recomienda a los pacientes realizar una consulta con un genetista?

Es conveniente tener un buen asesoramiento genético cuando el cariotipo de los pacientes tiene alguna anomalía, cuando uno de los dos miembros de la pareja es portador de una mutación con herencia autosómica dominante o ambos son portadores de una mutación recesiva.

También es conveniente recibir asesoramiento experto cuando se ha realizado un diagnóstico genético a los embriones y éstos presentan mosaicismos.

¿Qué consejo le darias a las parejas que intentan concebir pero despues de mucho tiempo aun no lo han logrado?

Las aconsejaría acudir a una clínica especializada en técnicas de reproducción asistida para que se realizaran un estudio completo y tener un diagnóstico y posterior tratamiento más adecuado para intentar conseguir el deseado embarazo.

13 de febrero de 2019 | Tema: Reproducción asistida


Laura García Bernardo

Reproducción asistida en Madrid - Reproducción asistida

Pedir cita
Joaquín María López 44 (Instituto Madrileño de Fertilidad) - 28015 Madrid
contactar