El bypass gástrico es una intervención quirúrgica con la que se reduce el tamaño del estómago, con el objetivo de tratar la obesidad de forma definitiva

Es una intervención recomendada en pacientes con un Índice de Masa Corporal mayor a 40 o entre 35-40 si tienen cardiopatía, diabetes tipo 2 o apnea del sueño, en los que han fallado otros métodos de adelgazamiento. En el caso de diabetes mellitus tipo 2, se ha comprobado que también disminuye los niveles de glicemia e insulina.

El bypass gástrico se realiza por laparoscopia y se reduce el estómago al tamaño de 15-30 ml, conectándolo de forma directa al intestino delgado, haciendo que no se absorban tantos nutrientes y calorías. Al reducirse el tamaño del estómago, también se tiene antes sensación de saciedad y se come menos. Es muy importante tener una dieta que cubra las necesidades de vitaminas y nutrientes.

Con el bypass gástrico se puede reducir hasta el 70% de sobrepeso durante 5 años, siendo el primer año la disminución más significativa. Ya se considera un éxito si se pierde la mitad del sobrepeso y siempre debe ir acompañada de hábitos de vida saludables, realización de ejercicio, dieta adecuada, etc.

Preguntas y respuestas sobre bypass gástrico

Noticias sobre Bypass gástrico

Bebés de bajo peso por el bypass gástrico

Las mujeres que se realizan una cirugía de bypass gástrico para la pérdida de peso tienen más probabilidades de dar a luz un bebé de menor tamaño o peso, según concluye una investigación presentada en la 55 Reunión Anual de la Sociedad Europea de Endocrinología Pediátrica.

El procedimiento puede ser eficaz para perder peso pero también reduce la capacidad del cuerpo para absorber los micronutrientes, por lo que se recomienda a las mujeres tratadas con esta cirugía que esperen 18 meses antes de intentar quedarse embarazadas para concebir un bebé con un peso estable y saludable.

Salvo que casos concretos lo desaconsejen, también debe reforzar a diario su alimentación con suplementos de multivitaminas, así como someterse a seguimiento clínico antes, durante y después del embarazo.

A pesar de seguirse estas recomendaciones, los resultados no se pueden considerarse normalizados. Según un estudio del Departamento de Pediatría del Hospital Universitario de Angers, en Francia, el peso al nacer de los bebés nacidos de madres con bypass gástrico fue en promedio de 0,34 kilogramos por debajo de la media y el peso del 23 por ciento estaba por debajo de la media esperada.

Fuente: Infosalus

Publicidad