Cirugía íntima femenina

Los riesgos de la vaginoplastia

La vaginoplastia no es una de las operaciones estéticas más demandadas, aunque cada vez está calando más entre las mujeres, y en los últimos años hemos visto un incremento de estas intervenciones, que también pueden tener sus riesgos.

El objetivo es rejuvenecer la vagina para devolver la tonificación muscular que se pierde con el paso del tiempo o a consecuencia de los partos. Antes de someterse a esta operación, es muy importante consultar y conocer los riesgos a través del profesional que la va a practicar, así se podrá valorar si es recomendable hacerlo.

Entre los riesgos más comunes de una vaginoplastia está el daño a los nervios de la zona, que pueden provocar problemas sexuales. Además, si la mujer va a dar a luz en un futuro, la cosa se puede complicar, sufriendo fuertes hemorragias o desgarros, por eso es importante valorar estos factores y obtener un diagnóstico previo completo antes de someterse a la intervención. Para ello, el especialista hará un estudio de los antecedentes médicos y del impacto de la operación en cada organismo para minimizar los riesgos y facilitar el postoperatorio y los resultados finales.

Preguntas y respuestas sobre cirugía íntima femenina

Noticias sobre Cirugía íntima femenina

Cirugía genital, de moda entre los adolescentes

La adolescencia no es una edad fácil, qué duda cabe. Los complejos y las inseguridades marcan esta etapa de la vida para muchas personas, que en muchos casos pueden sentir inseguridad por su aspecto.

Si la cirugía estética más habitual se refiere a la nariz, el pecho, las cartucheras, muslos o el vientre, pongamos por caso, ahora la tendencia también incluye las intervenciones quirúrgicas genitales.

El incremento de adolescentes que se someten a cirugía genital es tan llamativo que ha alarmado a los profesionales de la salud. Entre otras iniciativas, destaca la guía lanzada por el American College of Obstetricians and Gynecologist, dirigida a éstos para que puedan asesorar a los pacientes de este perfil.

No solo con el fin de ayudarles a darles orientación sobre las alternativas que existen a la cirugía sino también para que puedan detectar los casos obsesivos que necesiten ayuda psiquiátrica.

En cifras, según la American Society for Aesthetic Plastic Surgery, en el 2015 400 mujeres de menos de 18 años se sometieron a una labioplastia, frente a 222 del año anterior. Aunque las cifras totales no parecen excesivas, el incremento sí resulta preocupante.

Una tendencia que se observa en otros países, como el Reino Unido, donde el número de este tipo de operaciones también se ha disparado. De acuerdo con un estudio de 2013, las británicas que se habían reducido los labios vaginales se había quintuplicado en los últimos diez años.

Crece la demanda de cirugía genital femenina

Cirugía íntima femenina

La cirugía genital o cirugía íntima femenina solo representa el 1,5% de las intervenciones en España, pero es la que más crece, según la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (Secpre). Los tres retoques más demandados se orientan a modificar la forma y el tamaño. Por ejemplo, está muy demandado el reducir los labios menores y remodelar los mayores o la liposucción del monte de Venus, que con los años pierde firmeza y gana grasa.

En los últimos 10 años han surgido en el ámbito de la cirugía estética, una serie de intervenciones de cirugía genital femenina, como el rejuvenecimiento con láser, que puede costar en torno a 1.200 €, lifting de pubis (2.150 €) y del capuchón del clítoris (1.800 €), ninfoplastia o reducción de los labios menores; 2.000 € y hasta blanqueamiento (200 € por sesión) para aclarar el tono. Otro retoque muy demandado son los implantes de vello (3.800 €).

La demanda de reconstrucciones del himen crece. Aunque no hay cifras oficiales, se cree que se realizan entre 20 y 25 al año. «La himenoplastia aumenta y se suele realizar por razones culturales o religiosas. Casi todas las clientas son jóvenes árabes o gitanas a quienes se les exige llegar vírgenes al matrimonio».

 

Publicidad