Incontinencia fecal

La incontinencia fecal, también denominada incontinencia anal, es una de las patologías del suelo pélvico, y se caracteriza por la dificultad para controlar los intestinos, y por consiguiente las deposiciones o defecación. Afecta principalmente a las mujeres y a los ancianos. 

Causas de incontinencia fecal

Los factores que pueden determinar la incontinencia fecal son múltiples:

  • Los músculos de la última sección del intestino que son el recto y el ano no funcionan adecuadamente:
    • El recto no tiene capacidad para estirarse y sujetar la deposición, y no envía "señal" de que hay que ir al baño.
    • El esfínter o músculo del ano, no aprieta al ano para que se cierre y se puede producir una defecación inesperada. 
  • La persona tiene alguna inhabilidad física o falta de movilidad para llegar a tiempo al baño
  • La persona tiene una incapacidad mental que le impide "percibir" el estímulo que indica que es momento de ir al baño a defecar
  • Personas con defecaciones muy explosivas o líquidas. 

Pruebas diagnósticas 

Los procedimiento utilizados por el especialista en aparato digestivo o por el gastroenterólogo para determinar la incontinencia anal o fecal, partirán de la historia clínica, a la que seguirán algunas pruebas:

  • Manometría anal: Determina el funcionamiento adecuado de los músculos del esfínter anal, mediante una medición de las presiones que ejercen.
  • Ecografía anal: Evalúa los músculos del esfínter anal y sus tejidos adyacentes.
  • Electromiografía anal: Determina si el esfínter anal no funciona por daño nervioso
  • Proctografía: Para ver cómo funciona el recto.
  • Resonancia magnéticaPermite la evaluación de los órganos pélvicos.

Tratamientos de incontinencia fecal

La incontinencia fecal se puede tratar de diferentes formas:

Cambios en la dieta: La educación nutricional es importante para controlar los problemas de incontinencia fecal. Se deben evitar alimentos que provocan deposición muy líquida o suelta, como son el alcohol, cafeína, zumos de fruta, frijoles, pasas, alimentos picantes, carnes ahumadas o lácteos. También se puede incorporar a la dieta alimentos como el plátano, pasta, puré de manzana o queso, que ayudan al control fecal. 

Ejercicios para entrenar los músculos responsables de un buen funcionamiento ano-rectal.

Medicamentos que controlen la diarrea, haciendo más duras las heces, al mismo tiempo que aportan fibra. Siempre deben estar controlados por el especialista en digestivo.

Cirugía, a través de esfinteroplastia, colostomía, reparación de prolapso, etc

Preguntas sobre incontinencia fecal

Añadir pregunta
Publicidad
Publicidad