Entrevista a Sonia Cuenca Picó, psicóloga

En terapia de pareja se pueden abordar infinidad de temas desde la infidelidad y desconfianza hasta las dificultades con los hijos o problemas de sexualidad

"Si fueras al médico y te dijera que tienes que hacer rehabilitación porque sino sería posible que no volvieras a andar nunca más ¿irías?, ¿a que seguramente si?...pues tan importante es un problema físico como psicológico."

Sonia Cuenca Picó, es Licenciada en Psicoogía, egresada de la Universidad Católica de Valencia. Cuenta con un Máster en Terapia Cognitivo Conductual realizado en el Colegio Oficial de Psicólogos.

Está colegiada en el Colegio Oficial de Psicólogos de la Comunidad Valenciana y acreditada como Psicóloga Generalista Sanitaria. Ofrece una atención personalizada desde un enfoque cognitivo-conductual en su propia consulta, el Centro de Psicología Sonia Cuenca.

¿Cómo decidiste dedicarte a la psicología?

Mi elección por la psicología es totalmente vocacional ya que desde muy pequeña quise ser psicóloga. Es una profesión que desde el momento que la descubrí me sentí totalmente identificada con su labor, por su carácter empático, comunicativo, social y, especialmente por su prestación a ayudar a los demás a conseguir el bien más preciado que es nuestra felicidad.

¿Cuál es la mayor satisfacción que te aporta tu trabajo?

Sin duda, la mayor gratificación es conseguir el bienestar emocional y psicológico de las personas. Cuando una persona termina su terapia con una cara de felicidad dándote las gracias por tu ayuda, es el momento en el que te das cuenta que todo trabajo y esfuerzo ha merecido la pena.

¿Qué beneficios resaltarías de la terapia cognitivo-conductual?

Es una terapia contrastada científicamente, donde los experimentos que se han ido realizando a lo largo del tiempo demuestran su gran porcentaje de eficacia. Se basa en facilitar a la persona pautas y herramientas con las que poder hacer frente a los problemas/dificultades que en su día a día le están generando malestar. Este tipo de terapia se equipara a un aprendizaje y mejora personal ya que todos los nuevos hábitos que se adquieren a lo largo de la terapia se pueden poner en práctica no sólo en ese momento, sino en cualquier etapa de la vida de una persona. En definitiva, proporciona un crecimiento personal capacitando a la persona de mayor control y estabilidad emocional y psicológica.

En el ámbito de la pareja, ¿cuáles son las problemáticas en las que más puede aportar la consulta con un psicólogo?

Obviamente, cuanto antes recurra una pareja a terapia mayor es la eficacia de la terapia. En una terapia de pareja, se pueden abordar infinidad de temas: convivencia, infidelidad y desconfianza, sexualidad, discrepancias familiares, dificultades con los hijos... Lo que cabe resaltar es que ambos cónyuges tienen que trabajar y estar dispuestos a cambiar en ciertos hábitos ya que de lo contrario es muy difícil que la terapia funcione.

También estás especializada en terapia infantil, ¿crees que la irrupción de los móviles, tablet, etc en la vida cotidiana afecta al desarrollo emocional de los más pequeños?

Las nuevas tecnologías en general nos aportan grandes avances cuando se hace un buen uso de las mismas. Sin embargo, la gran mayoría de los niños y adolescentes hacen un uso incorrecto y excesivo de estas tecnologías repercutiendo en sus conductas, ya que se encierran y aíslan disminuyendo considerablemente la comunicación familiar y social; les genera una dependencia excesiva e incluso en algunas casos adicciones graves; les desestabiliza con la pérdida de control de los impulsos generándoles conductas agresivas debido a esta dependencia; y también, les disminuye la capacidad de relacionarse con los demás.

A nivel diario se pueden ver dificultades en el ámbito escolar y también familiar ya que las obligaciones se posponen puesto que la prioridad son el uso de estas tecnologías.

¿Cuando aconsejarías a unos padres a acudir a terapia?

Lo aconsejaría cuanto antes. Ante cualquier duda que puedan tener de que su hijo/a tenga algún problema, siempre es mejor prevenir que esperar y luego sea demasiado tarde. Si se encuentran además en una situación en la su hijo/a se muestra reticente a acudir al psicólogo, les aconsejaría que le insistieran e incluso en algunos casos le obligaran (igual que le pueden obligar a otras cosas que consideran importantes y convenientes para el bienestar de su hijo/a como ir al colegio, estudiar, higiene, ir al medico…) ya que cuando unos padres se llegan a plantear pedir ayuda psicológica es porque ven a su hijo/a pasarlo mal o que está teniendo algún problema que por ellos mismos no son capaces en esos momentos de resolver. en definitiva, unos padres si acuden al psicólogo siempre va a ser por el bien de sus hijos y éstos puede que no sean conscientes en un primer momento de que es por su bien y por ayudarles pero con el paso del tiempo y los avances de la terapia serán los hijos quienes se lo agradecerán a sus padres.

¿Qué recomendación le darías a los pacientes que sufren de algún problema y aun así no acuden a la consulta del psicólogo?

Cuando alguien está dudoso acerca de si ir a terapia o no, siempre planteo esta reflexión: "Si fueras al médico y te dijera que tienes que hacer rehabilitación porque sino sería posible que no volvieras a andar nunca más ¿irías?, ¿a que seguramente si?...pues tan importante es un problema físico como psicológico.

Muchas veces no somos conscientes de que si no tenemos salud psicológica tampoco vamos a tener salud física, ya que la gran mayoría de los problemas emocionales y/o psicológicos nos repercuten físicamente. Por ello les recomendaría siempre que buscaran ayuda antes de que se agrave el problema, ya que si los problemas se abordan cuando están empezando los podemos solucionar con más facilidad y nos ahorramos mucho sufrimiento innecesario.

09 de enero de 2019 | Tema: Psicólogo


Centro de Psicología Sonia Cuenca

Psicólogo en Valencia - Psicología

Pedir cita
C/ Calixto III, 45 bajo - 46008 Valencia
963 322 750 963 322 750
contactar