Entrevista a la Dra. Laura Blasco Gastón, ginecóloga especialista en RA en URH García del Real

Dra. Laura Blasco: Ayudar a los pacientes a tener un hijo, es ayudarles a cumplir un sueño

"He podido vivir la experiencia como paciente y eso me permite identificarme mejor con lo que sienten aquellos que pasan por nuestra consulta, tanto desde el punto de vista físico como en el emocional".

La Dra. Laura Blasco Gastón es Ginecólogo especialista en Reproducción Asistida. Ha trabajado tanto en el ámbito de la Sanidad Pública, como en la Sanidad Privada y cuenta con diversas publicaciones y conferencias sobre Reproducción Asistida, especialmente sobre protocolos de estimulación y calidad ovocitaria y embrionaria. También tiene experiencia en ginecología general y en el control y seguimiento del embarazo normal y el de alto riesgo.

¿Por qué decidiste especializarte en el mundo de la Reproducción Asistida?

Desde siempre me atrajo muchísimo esta parte de la especialidad de Ginecología y Obstetricia, porque me parecía un mundo increíble desde el punto científico y humano. Por otra parte, he podido vivir la experiencia como paciente y eso me permite identificarme mejor con lo que sienten aquellos que pasan por nuestra consulta, tanto desde el punto de vista físico como en el emocional.

¿Cuál es la mayor satisfacción que te ha proporcionado tu trabajo a lo largo de todos estos años?

Los mejores momentos de esta profesión son cuando consigues ver el fruto de tu trabajo, es decir, cuando das la noticia del embarazo, cuando haces la primera ecografía y escuchas el latido cardiaco y cuando recibes una visita de una pareja con su bebé o un email con sus fotos. Ahí es cuando ves que merece la pena todo el esfuerzo realizado.

¿Qué valores destacas de tu clínica de reproducción asistida?

URH García del Real es una clínica de tamaño mediano, pero que cuenta con un equipo médico con larga experiencia y tecnología puntera en el laboratorio. El centro puede ofrecer a las parejas todas las técnicas de reproducción asistida existentes (inseminación artificial, fecundación in vitro, ovodonación, embriodonación, vitrificación ovocitaria). Las pacientes realizan en la misma clínica todo el proceso: estudio diagnóstico, controles de estimulación, punción folicular, transferencia embrionaria. Nuestra clínica, mantiene el “carácter familiar” que hace posible dar un trato cercano y personalizado a nuestras pacientes.

Por otra parte, URH García del Real está englobada dentro del Instituto de Medicina EGR, que cuenta con una amplia oferta de especialidades médicas. De esta manera, las parejas pueden realizar un abordaje multidisciplinar de su patología, teniendo a su alcance una Unidad de Andrología que cuenta con un urólogo con amplia experiencia en Reproducción Asistida, una Unidad de Psicología para dar apoyo en todo el proceso, Unidad de Nutrición y Actividad Física, con nutricionistas expertos en fertilidad y embarazo y un Servicio de Ginecología y Obstetricia que da continuidad en el mismo centro al seguimiento del embarazo. El Instituto también cuenta con otra serie de especialidades médicas como dermatología, cirugía vascular, cirugía general, cirugía oral y maxilofacial, cirugía estética, reumatología, alergología y endocrinología.

¿Por qué URH García del Real es pionera en lograr embarazo único?

La tasa de embarazo único es uno de los principales estándares de calidad de una clínica de fertilidad. El embarazo gemelar supone un incremento en el número de complicaciones durante la gestación, así como una mayor tasa de prematuridad y complicaciones en el niño una vez que nace. Por este motivo, nuestro objetivo es conseguir un embarazo único.

URH fue pionera, y ganó premios por ello, en pasar de transferencias de 3 embriones a 2, y más tarde realizando transferencia de embrión único, disminuyendo el riesgo de embarazo múltiple sin bajar por ello la probabilidad de embarazo de las pacientes. Esto fue posible poco a poco gracias a la inversión constante en la mejora de las condiciones en el laboratorio. Otro paso importante para conseguir este objetivo fue implantar el cultivo largo de embriones, es decir, dejar que los embriones evolucionen durante 5 días hasta llegar a la fase de blastocisto. Esta táctica permite tener más información sobre la evolución embrionaria y seleccionar mejor el embrión a transferir.

En el caso de que la pareja cuente con más embriones con evolución correcta el día de la transferencia, se vitrifican para utilizarlos cuando lo deseen. La tasa de embarazo con embriones congelados es muy similar a la tasa de embarazo en fresco, esto nos da mucha tranquilidad a la hora de explicar a los pacientes que transferir los embriones de uno en uno no les va a restar posibilidades de embarazo si no consiguen la gestación con la transferencia en fresco.

¿Cuál es el tratamiento que más demandan las parejas que acuden a vuestra clínica?

La mayoría de los pacientes que acuden a nuestra clínica vienen para hacer un análisis de su problema y recibir consejo sobre cuál es el tratamiento que más se ajusta a sus necesidades.

Sin embargo, últimamente cada vez son más las parejas o pacientes que acuden a nuestro centro solicitando información sobre embriodonación, que consiste en la transferencia de embriones donados por otras parejas.

Los embriones destinados para este fin proceden de parejas jóvenes (la edad de la donante debe ser inferior a 35 años), sin patología, que consiguieron embarazo en el ciclo de FIV que hicieron y que han decidido donar sus embriones restantes a otras parejas. Los embriones destinados para embriodonación en nuestro centro están siempre en estadío de blastocisto (día 5) y tienen buena calidad. Se trata de un tratamiento muy sencillo para las pacientes, con una buena tasa de embarazo (45-50%) y con un coste económico muy asequible ya que la mayor parte del trabajo de laboratorio (que es lo que encarece los tratamientos de reproducción asistida) se hizo en el pasado. La embriodonación es una nueva esperanza para muchos pacientes que no pueden optar a conseguir embarazo con sus propios gametos.

La vitrificación de óvulos se ha convertido en una esperanza para las mujeres que quiere retrasar su maternidad. ¿En qué consiste?, ¿cuándo se recomienda?

La vitrificación ovocitaria es una técnica que cada vez está cobrando más importancia ya que la edad para buscar el primer embarazo se retrasa más y muchas pacientes, cuando quieren ser madres, necesitan utilizar óvulos de donante porque los suyos ya no son aptos para dar lugar a un embarazo. Consiste en realizar una estimulación ovárica en la paciente, extraer sus óvulos y congelarlos mediante una técnica llamada vitrificación que permite que conserven sus propiedades intactas en el tiempo. Es un “seguro de vida” para todas las pacientes que no se plantean embarazo en este momento, pero no quieren negarse la posibilidad de intentarlo en el futuro con sus propios óvulos.

20 de octubre de 2016 | Tema: Reproducción asistida


URH García del Real

Reproducción asistida en Madrid - Reproducción asistida

Pedir cita
Camino de la Zarzuela, 19 - 28023 Madrid
contactar