Herpes

El herpes es una infección o enfermedad vírica que está producida por el virus del mismo nombre y puede afectar a distintas partes del cuerpo: 

  • Herpes bucal, que se manifiesta con llagas en el rostro o en la boca, es de tipo I
  • Herpes genital, que afecta a genitales, partes del ano o nalgas, de tipo II
  • Otros herpes en piel, otras partes del cuerpo, aletas de la nariz, ojos, etc

¿Qué es el herpes?

De forma general, podemos definirlo como una enfermedad viral, causada por un virus de la familia Herpesviridae, bien sea provocada por el virus simple 1 (VHS1), que afecta al área facial, o por el virus conocido como VHS2, de tipo genital.

Descubrimientos recientes han encontrado, sin embargo, que más allá de esta diferencia entre uno y otro tipo, tanto el herpes VHS1 como el VHS2 pueden causar lesiones o llagas en unas u otras áreas de la anatomía. Es decir, del mismo modo que el VHS1 puede estar detrás de algunas lesiones genitales, el VHS2 podría causar herpes orales.

En ambos casos, el modo de funcionamiento es similar en tanto en que, una vez nos hemos contagiado, el virus se aloja en el ganglio linfático y permanece en fase latente. Por lo tanto, puede reactivarse ante la presencia de determinados factores, como el estrés, la exposición al sol, la menstruación, una infección, fiebre, etc.

Síntomas del herpes y causas

Los síntomas del herpes varían mucho y pueden ser desde muy leves, hasta mortales. Normalmente se manifiesta con vesículas o ampollas, con una base rojiza, que también puede estar inflamada. Se contagia mediante contacto directo, que puede ser por transmisión sexual.

Los síntomas, desde las lesiones hasta los dolores de cabeza, sensación de fatiga, picazón y fiebre, entre otras, pueden desaparecer por sí solos sin tratamiento. El herpes irá evolucionando durante 1 o 2 semanas, hasta superar varias etapas y curarse la lesión, apareciendo una costra, normalmente sin dejar cicatriz.

El contagio del virus del herpes se produce bien a través de una lesión o herida en la piel o en una mucosa, así como en la saliva, lágrimas y secreciones nasales. Sea como fuere, la contaminación se produce por contacto directo, pudiendo producirse también la auto contaminación a través de la mano.

Tengamos en cuenta, por otro lado, que la exposición al virus del herpes no significa que vayamos a desarrollar los típicos síntomas ni que se manifiesten, por ejemplo, en forma de la típica calentura.

En concreto, los primeros síntomas pueden aparecer entre 2 a 20 días y ser tan débiles que simplemente pasarían desapercibidos. En algunos casos, es posible no desarrollar nunca síntomas o también tener síntomas atípicos que deberá valorar el dermatólogo.

Tipos de herpes

El herpes oral es el tipo más común. Como es bien sabido, se trata de una infección en labios, boca o encías provocada por este el virus del herpes, ocasionando dolor y pequeñas que se conocen como aftas o calenturas.

En cuanto a la tipología, las infecciones virales pueden afectar bien al área facial (mejillas, encías, garganta, ojos...) o también a la zona de los genitales, en cuyo caso se trata de un infección de transmisión sexual.

En el caso de los herpes genitales, encontraremos manifestaciones similares a los del herpes labial, si bien están localizados en las mucosas genitales, pudiendo aparecer en la vulva, vagina, glande o región anal.

Tal y como hemos apuntado, tanto uno como otro tipo de herpes puede ocasionar lesiones en la zona facial como genital, aunque es raro que el herpes oral sea la causa de herpes genitales, y viceversa.

Tratamiento del herpes

Los tratamientos del herpes tienen un doble objetivo, por una lado reducir los síntomas y la frecuencia de aparición de un nuevo episodio y por otro curar las lesiones producidas. Una vez que el virus infecta el organismo, es casi imposible su total eliminación. Cuando aparece el brote, algunas medidas ayudan a evitar contagios y a una mejor recuperación:

  • Limpieza de la parte afectada
  • Evitar manosear las lesiones y si hay que tocarlas para algo, lavarse bien antes y después
  • No tener contacto sexual en caso de herpes genital
  • No tener contacto con el área afectada para herpes labiales

El tratamiento no siempre es necesario, pero sí ayudará a su más pronta curación y a evitar posibles complicaciones no tocar la herida ni mucho menos "reventar" las ampollas o practicar actividades que supongan contacto con la lesión.

Cuando el dolor es importante, se puede recetar un analgésico oral, así como soluciones antisépticas que faciliten la curación de la lesión, junto con tratamientos locales que contengan aciclovir.

El aciclovir es un antiviral activo frente a estos virus y normalmente se utiliza para reducir el dolor y acelerar la curación de los herpes labiales. De igual manera, el médico puede prescribirnos antiherpéticos orales cuando el caso lo recomiende, por lo general cuando estamos ante pacientes que tiene herpes de forma recurrente.

¿Cómo prevenir el herpes?

Por último, la prevención también es muy importante. Cada tipo de herpes puede prevenirse de un modo distinto, si bien con todos ellos es importante tomar precauciones para evitar el contagio.

Aun así, hay situaciones que no pueden evitarse, tanto a la hora de su contagio como a la hora de reactivar el virus. En general, ayudaremos a nuestro organismo a prevenirlos y combatirlos llevando un estilo de vida saludable.

Entre otros consejos, se recomienda tomar precauciones a la hora de mantener relaciones sexuales, evitar el contacto directo con las heridas abiertas, lavarse las manos con frecuencia, no tocarse las heridas para que la infección no se propague o, por ejemplo, intentar llevar una vida tranquila. Es decir, alejando el estrés cotidiano, así como no descuidar la higiene y llevar una dieta rica en frutas y verduras. Se trata, en definitiva, de fortalecer nuestro sistema inmune y de evitar los riesgos en la medida de lo posible.

Es fundamental evitar el contagio de recién nacidos o personas que tenga un deficitario sistema inmunológico.

Imagen: BruceBlaus en Wikimedia

Especialistas en Herpes recomendados

Preguntas y respuestas sobre herpes

Opiniones de pacientes sobre herpes

Opinión de alicia sobre Antonio Aguilar Martínez 5 Excepcional en su especialidad. El mejor dermatólogo que conozco. Y muy atento y cercano con el paciente. Muy bueno en diagnosticar y poner el tratamiento adecuado. Diagnostico a mi padre un herpes en un ojo antes de que se desarrollara, con los primeros síntomas, cuando otros médicos apuntaban a...

Fotos y vídeos sobre Herpes

Publicidad