Articulación temporomandibular

La articulación temporomandibular o ATM es la articulación que conecta la mandíbula y el hueso temporal por medio de un menisco o disco cartilaginoso.

Los problemas de salud relacionados con los músculos y la articulación temporomandibular, conocidos como síntomas o trastornos de la ATM, afectan las articulaciones y músculos de la masticación que conectan la mandíbula inferior al cráneo. Dichos problemas son tratados por los especialistas en cirugía maxilofacial y odontólogos, que pueden trabajar de forma coordinada con otros profesionales, como por ejemplo los especialistas en fisioterapia de la ATM.

Así explicado puede resultar un tanto complejo. Para localizar la zona, sencillamente hemos de colocar los dedos debajo de las orejas y abrir y cerrar la boca. Nos será fácil sentir cómo se mueven las articulaciones a las que nos referimos.

Funciones de la articulación temporomandibular y dónde está

La articulación temporomandibular (también llamada complejo articular craneomandibular) es la única articulación móvil de la cabeza y se encuentra entre el hueso temporal y la mandíbula.

En la práctica se las considera una única articulación, puesto que su funcionamiento es sincronizado, si bien en realidad son dos, una a cada lado de la cabeza, localizadas debajo de los oídos.

Se trata de una articulación compleja, única por sus características. El movimiento es posible gracias a músculos de la mandíbula denominados masetero y temporal. Es al realizar los diversos movimientos de la mandíbula como interviene la articulación temporomandibular, tanto moviéndose hacia adelante y hacia atrás, así como efectuando movimientos de rotación.

Tipos de trastornos de la ATM

Los trastornos temporomandibulares, un término abreviado con las siglas TTM, suelen dividirse en tres grandes grupos.

  1. Aquellos trastornos musculares que causan dolor, rigidez o espasmos
  2. Un segundo grupo conocido como trastornos de la articulación, en el que se producen lesiones articulares, falta de coordinación o bloqueos.
  3. Los TTM inflamatorios y degenerativos de las articulaciones en esta zona constituyen el tercer grupo, si bien el hecho de dividirnos no significa que no puedan ocurrir de forma conjunta en un mismo paciente.

En la mayoría de los casos no deben preocuparnos demasiado, pues acaban disminuyendo e incluso desapareciendo con el tiempo. En otros casos, sin embargo, los síntomas pueden permanecer e incluso aumentar su gravedad. Su proximidad a la oreja puede causar dolor de oídos o mareos.

Si se observa una persistencia o empeoramiento, una situación más frecuente cuando los síntomas incluyen dolor, debe acudirse al dentista o cirujano maxilofacial y tratarse conforme lo exija cada caso. Por lo general, el tratamiento se justifica cuando cursa con dolor, limitando la apertura o dificultad para masticar, si bien hay otras razones que también lo harían conveniente.

Causas de la disfunción de la articulación temporomandibular y síntomas

Las causas más habituales de los TTM son el bruxismo, apretar en la mandíbula, la masticación excesiva, o haber sufrido un golpe o contracciones musculares en la mandíbula, cara o el cuello.

Una mala mordida o degradación de la oclusión de la mandíbula, puede ser otra causa.

La artritis, fracturas, problemas al nacer o dislocaciones son otras posibles causas de la disfunción de la ATM. En muchos casos, sin embargo, la causa se desconoce.

El estrés no siempre puede considerarse una causa. Lo más común es sentirlo como consecuencia del dolor generado por una TTM, si bien puede actuar de desencadenante del bruxismo. Igualmente, el estrés, la falta de sueño y una mala alimentación también pueden empeorar un cuadro de ATM.

Por otro lado, las malas posturas también pueden ocasionar los típicos síntomas de una disfunción de la ATM, por ejemplo tensionando los músculos de la cara y el cuello a consecuencia de mantener la cabeza hacia adelante en trabajos sedentarios, frente a pantallas del ordenador.

En cuanto a los síntomas, puede manifestarse un bloqueo de la mandíbula, dificultad para abrir o cerrar la boca, para morder o masticar, un chasquido o chirrido al abrir o cerrar la boca, dolores en la cara, oído o cabeza, así como en la mandíbula. 

Tratamiento de la disfunción de la articulación temporomandibular o ATM

Los trastornos de la ATM normalmente no derivan en patologías. Si bien son muchas las personas que los padecen, su complicación hasta el punto de requerir tratamiento dependerá del número y la gravedad de los síntomas anteriormente apuntados.

Los tratamientos tienden a ser consevadores. Se trata de un enfoque orientado a ir solucionando los problemas realizando la menor intervención posible. No en vano, la mayor parte de los problemas son temporales y suele producirse una recuperación en unos pocos meses sin necesidad de intervención.

La terapéutica, en suma, intentará no modificar la estructura ni posición de mandíbulas y dientes. Así pues, un primer paso intentará que la mandíbula pueda descansar mediante soluciones que faciliten su relajación. Se tratará de reducir el estrés que provoca el bruxismo.

Otras recomendaciones son:

  • Seguir una dieta blanda
  • El uso de compresas y analgésicos
  • Fisioterapia de la ATM o acupuntura
  • El equilibrado de los dientes o ejercicios para mejorar su movilidad. Ejercitar suavemente los músculos alrededor de la mandíbula

Tras unas semanas, si el paciente ha seguido las indicaciones, los síntomas deberían mejorar e ir haciéndolo de forma progresiva.

Si el problema persiste podría deberse al hecho de que estamos ante un trastorno multifactorial, por lo que dichos factores deben analizarse más en detalle. Entre otras posibles causas, una maloclusión puede recomendar un tratamiento de ortodoncia o unas férulas dentales en caso de plantearse un tratamiento para el bruxismo.

En muchas ocasiones, las mismas indicaciones del especialista en una primera instancia ayudan a manejar el dolor y prevenir los TTM. Por último, cuando un tratamiento conservador es ineficaz puede precisarse un enfoque multidisciplinar, en el que interventan otros especialistas médicos, trabajando de forma coordinada el cirujano maxilofacial con el fisioterapeuta o el osteópata.

Preguntas sobre articulación temporomandibular

Añadir pregunta

Últimos artículos sobre Articulación temporomandibular

Fotos y vídeos sobre Articulación temporomandibular

Especialistas en Articulación temporomandibular recomendados

Publicidad