¿Qué es un eccema y por qué sale?

El eccema es un proceso descamativo de la piel, que produce picor. Existen dos tipos de eccema:

El eccema atópico, que se caracteriza por el padecimiento de lesiones rojizas y descamativas en la piel. Aparecen principalmente en las zonas donde flexionan las extremidades, y se asocia generalmente a procesos alérgicos-asma, urticaria, rinitis alérgica, etc.

El segundo tipo se denomina eccema de contacto. Aparecen en la piel placas3 descamativas, que pueden estar causadas por irritación cutánea por productos que resultan tóxicos para el paciente, o por una alergia a ciertas sustancias que han entrado en contacto con la piel.

¿Cuáles son las causas de los eccemas?

Los mecanismos implicados en cada tipo de eccema son diferentes, en ellos se manifiesta una alteración en los glóbulos blancos (específicamente en los linfocitos), que propicia una reacción anormal del sistema inmunológico ante sustancias externas.

El eccema se manifiesta cuando:

  • La piel entra en contacto con alguna sustancia que causa irritación.
  • Se expone la piel está al agua por mucho tiempo sin aplicar posteriormente una crema hidratante.
  • Hay cambios de estación o la humedad del aire varía.

¿Cuáles son los síntomas de los eccemas?

Las lesiones en la piel causadas por los eccemas son placas rojizas y descamativas, y que producen picor. En algunos casos se produce inflamación, y en lugar de estas placas descamativas se observan vesículas con contenido seroso.

Los síntomas comunes de los eccemas son:

  • Resequedad en la piel.
  • Zonas rojas con picor.
  • Posible humedad y exudación en la zona afectada, si el paciente se rasca.
  • En los niños pequeños aparece de forma más común en la parte interior de los codos, muñecas, y detrás de las rodillas. También pueden manifestarse en el cuello, los tobillos, los pies, y otras zonas del cuerpo.
  • En los niños mayores pueden manifestarse los eccemas en las manos, pies y párpados.
  • En los bebés pueden comenzar las mejillas
  • Pasado un tiempo la piel afectada puede volverse más gruesa y cambiar de color.

¿Cuál es el tratamiento de los eccemas?

En los casos de eccema alérgico de contacto se debe evitar la sustancia a la que el paciente es alérgico.

Cuando se trata de un eccema atópico, se deben dejar de consumir los alimentos implicados, y se dará tratamiento los procesos infecciosos intercurrentes.

Después de identificar y eliminar los factores que desencadenan los eccemas, se indican diversos tratamientos como corticosteroides, antihistamínicos sistémicos, cremas hidratantes y antibióticos.

En los pacientes, niños o adultos, que presentan dermatitis atópica, y en los que no haya un control de los síntomas mediante corticosteroides tópicos clásicos, se recomienda el uso de los nuevos inmunomoduladores tópicos inhibidores de la calcineurina.

En los pacientes que padecen eccema alérgico orto érgico, adicionalmente se deben indicar las recomendaciones necesarias para la protección de las zonas afectadas por el eccema.

Consejos para los pacientes con eccemas

  • Mantener la piel hidratada.
  • Seguir las recomendaciones del dermatólogo para una higiene adecuada según el tipo de piel.
  • Evitar el uso de jabones fuertes.
  • Después de la ducha secar la zona con una toalla con toques suaves, evitando frotar, y dejando la piel ligeramente húmeda.
  • Para mejorar la hidratación de la piel, se recomienda aplicar una crema hidratante sin perfume.
  • Aplicar el tratamiento indicado por el dermatólogo durante el tiempo establecido.

Etiquetado en: Dermatólogo Eczemas

¿Qué es un eccema y por qué sale?

Preguntas frecuentes relacionadas

¿Cómo evitar la caída de cabello?
La caída del cabello es un problema muy común, afecta mayormente a los hombres, pero también se presenta en algunas mujeres.... sigue leyendo
¿Qué es la seborrea en el pelo?
La seborrea en el pelo es una enfermedad capilar muy desagradable e incomoda. Se trata de una patología dermatológica que ocasiona,... sigue leyendo
¿Cómo eliminar el acné?
El acné es un problema común, especialmente en la adolescencia pero también aparece en los adultos. Además de los... sigue leyendo