¿Qué es la cervicalgia? Analizamos las diferentes causas

La cervicalgia es un dolor que se produce en el cuello especialmente entre la línea nucal superior y la primera vértebra dorsal.

Se trata de una enfermedad común en la población y es causa de muchas bajas laborales. TTras el primer dolor producido por la cervicalgia, es frecuente que el paciente tenga una recaída si no se realiza el tratamiento adecuado.

Causa de la cervicalgia

Determinar las causas que producen el dolor cervical puede ser complicado, ya que sólo un 18% de las pruebas de imagen que se realizan a los pacientes que padecen cervicalgia, muestran resultados que corresponden con los síntomas que manifiesta. Por esta razón la clasificación más aceptada es la siguiente:

  • Traumatismos
  • Tumores
  • Infecciones
  • Artrosis cervical
  • Fracturas vertebrales
  • Lesiones del disco intervertebral
  • Puntos de gatillo miofasciales
  • Radiculopatía
  • Mielopatia
  • Latigazo cervical

Las causas principales de la cervicalgia son de origen mecánico, además inciden una serie de factores psicológicos.

En las personas que manifiestan los siguientes factores de riesgo, un simple dolor en el cuello puede transformarse en una patología crónica:

  • Ser mayor de 40 años
  • Haber padecido anteriormente dolores en el cuello
  • Sufrir además un dolor lumbar
  • Manifestar preocupación en exceso por los síntomas
  • Practicar ciclismo de manera habitual
  • Tener falta de fuerza en las manos

Tratamiento de la cervicalgia

Tratamiento fisioterapeutico de la cervicalgia ayuda a controlar y tratar los dolores cervicales, favoreciendo la relajación de los músculos y mejorando la movilidad. Con el fin de conseguir este objetivo se realizan masajes en el cuello y se aplican terapia de calor local.

También se recomienda realizar todos los días duchas con agua a la mayor presión y temperatura que el paciente pueda soportar, durante unos 10 minutos, y seguidamente hacer movimientos de flexo-extensión y lateralizacion del cuello durante otros 10 minutos.

Otra medida que puede poner en práctica el paciente para mejorar el dolor cervical, es utilizar sillas con respaldo vertical y evitar el levantamiento de peso.

La aplicación de calor local seco mediante el uso de una almohadilla eléctrica, puede ser útil para aliviar el dolor.

De la mano de un profesional pueden realizarse también tracciones cervicales y valorarse el uso de fármacos como analgésicos, antiinflamatorios y míorelajante.

En algunos casos muy específicos puede ser necesario tratar la cervicalgia mediante cirugía. Esta intervención puede ser necesaria para disminuir la presión en la médula espinal o en las raíces nerviosas, cuando el dolor se produce a causa de una hernia discal o por un estrechamiento óseo del canal vertebral.

La cirugía también puede ser necesaria en los casos de traumatismos con el fin de estabilizar la columna cervical, y reducir el riesgo de parálisis cuando una fractura o luxación provoca inestabilidad vertebral.

Etiquetado en: Fisioterapeuta

¿Qué es la cervicalgia? Analizamos las diferentes causas

Preguntas frecuentes sobre Fisioterapia

¿Tienen relación la cervicalgia y los mareos?
Muchas personas que sufren dolores fuertes en el cuello, también padecen mareos y vértigos, en gran parte de los casos no establecemos... sigue leyendo
¿Cuánto tiempo tardará el bebé en recuperarse de la tortícolis muscular congénita?
Es difícil establecer un tiempo exacto de recuperación. Cierto es que, como en toda patología, cuanto más precoz sea el... sigue leyendo
¿Qué es la tortícolis muscular congénita?
Cuando hablamos de tortícolis muscular congénita, nos referimos a la deformidad del cuello comprendiendo principalmente un acortamiento... sigue leyendo