Cáncer de riñón

¿Qué es el cáncer de riñón?

Si nos preguntamos qué es el cáncer de riñón, podemos abordar la cuestión de un modo muy sencillo considerando que se trata de un cáncer originado en este órgano. Es decir, habida cuenta de que el cáncer se basa en la generación de células anormales que se multiplican de forma incontrolable, formando un tumor maligno, el cáncer de riñón se refiere a este proceso, originado en una célula que puede encontrarse en diferentes partes de dicho órgano.

En la mayoría de los casos, se desarrolla a partir de una célula parenquimatosa renal, denominándose carcinoma primario de células renales. Dentro de éstos, distinguimos los siguientes tipos: carcinomas de células claras, el más frecuente, cromófobo, papilar y de conductos colectores.

A nivel estadístico, el cáncer de riñón representa aproximadamente el 3 por ciento de todos los tumores del organismo y es el tercer tumor urológico más frecuente frecuencia de los tumores urológicos. En España, el cáncer de riñón afecta a alrededor de 9 personas al año por cada 1000.0000 y afecta más a los hombres que a las mujeres, sobre todo en torno a los 65 años. Entre otros factores de riesgo, el cáncer de riñón está asociado con el sobrepeso, la obesidad y el tabaquismo, así como con el tratamiento de diálisis durante más de tres años. Veamos a continuación cómo se detecta, cuáles son sus primeros síntomas y el tratamiento, entre otros aspectos.

¿Cómo se detecta el cáncer de riñón?

Para realizar el diagnóstico de cáncer renal se debe realizar una historia clínica detallada, junto a una exploración física completa, ecografía abdominal y analíticas de sangre y orina. Asimismo, se realizará un TAC abdominal, una resonancia magnética y una tomografía por emisión de positrones o PET. Por su parte, para identificar el subtipo de cáncer se llevará a cabo una biopsia o examen PAAF, punción-aspiración utilizando una aguja fina.

¿Cuáles son los primeros síntomas del cáncer de riñón?

Se trata de un tumor que, debido a su localización, no suele presentar síntomas en las fases tempranas. Por lo general, solo lo hace cuando el tumor ha crecido, manifestándose en forma de existencia de sangre en la orina, además de una rápida pérdida de peso y apetito acompañados de anemia, fiebre recurrente, sensación de cansancio, dolor en un costado, abdomen o región lumbar y la existencia de un bulto o masa en la región que puede palparse u observarse mediante pruebas diagnósticas.

Su presentación clínica es muy variable, por lo que el diagnóstico a través de una ecografía durante una revisión rutinaria es el modo más habitual de detección, por lo general cuando el tumor aún no ha provocado ningún síntoma.

¿Cuál es el tratamiento para el cáncer de riñón?

El tratamiento para el cáncer de riñón, idealmente, lo decidirá un equipo de atención al cáncer, de tipo multidisciplinar, en el que suelen participar el urólogo, y oncólogos especialistas en radiación, así como oncólogos médicos. Lógicamente, se decide una vez confirmado el diagnóstico y tras considerse las distintas opciones.

No existe un tratamiento común, sino su adaptación a las necesidades de cada paciente. Igualmente, hay que valorar distintos pros y contras en cada opción de tratamiento, por lo que se trata de una decisión que hay que hacer de forma meticulosa.

En general, el tratamiento de cáncer renal dependerá del tipo de que se trate, así como de la etapa en la que se encuentre. En cuanto a los tratamientos locales, normalmente aplicados en etapas tempranas, actúan sobre el riñón sin afectar al resto del cuerpo. Entre otros, encontramos la cirugía, la radioterapia, la vigilancia activa y terapias locales como la ablación.

Por su parte, los tratamientos sistémicos son otra opción, y puede utilizarse de forma combinada con los anteriores, bien simultáneamente o uno después de otro. Abarcan la inmunoterapia, la quimioterapia y la terapia dirigida.

¿Qué es un tumor benigno en riñón?

El tumor benigno de riñón (no canceroso) no se propaga, como puede hacer el cáncer renal. Es decir, no hace metástasis, si bien su crecimiento puede ocasionar problemas. En el examen realizado por el nefrólogo se determinará el tratamiento adecuado, valorando si es aconsejable su extirpación o eliminación. En muchos casos, se utilizan los mismos tratamientos que para los cánceres, como la cirugía, la ablación o embolización. El tumor de riñón benigno más frecuente es el adenoma renal.

¿Qué es metástasis en riñón?

Lógicamente, un diagnóstico que encuentre una metástasis en riñón se encuentra dentro de un pronóstico desfavorable. Sobre todo, porque ello indica que el tumor originario que se encontraba en otro punto del organismo se ha propagado hasta alcancar otros órganos, como el riñón. En estos casos, la etapa en la que se encuentre en cáncer es un indicador de la supervivencia, junto a otros factores que el especialista o equipo multidisciplinar deberán analizar.

Especialistas en Cáncer de riñón recomendados

Preguntas y respuestas sobre cáncer de riñón

Opiniones de pacientes sobre cáncer de riñón

Opinión de BlancadeBlas sobre Doctor José Rubio Briones 5 Me ha tratado en el IVO un cancer de riñon T1N0M0 con la dificultad de estar situado en el centro del riñon con una nefrectomia parcial abierta; postoperatorio lento y doloroso pero me ha salvado la funcionalidad del riñon (y tengo 37 años). Cuatro urologos antes que el apostaban por una...
Opinión de miguel fernando sobre Manuel Pareja Vilches 5 Manuel es mi urólogo gracias a Dios, además de mi amigo. Hace cuatro años me salvó la vejiga de un cáncer muy extendido que precisó de tres fases. Nada tiene que ver su corpulencia y su fuerte voz con la dulzura y bondad de su corazón y su exhaustiva profesionalidad. Dentro de unos días me...
Opinión de jose sobre Luis Hidalgo Togores 5 hace un año el dr Hidalgo me opero de un cancer de riñón, fui con el resultado de un TAC y al verlo me diagnostico el tumor y que habría que operar y extirpar el riñon izquierdo. Como es natural al principio se me vino el mundo encima, afortunadamente el Dr. Hidalgo me convencio para que me...

Noticias sobre Cáncer de riñón

El consumo de carne podría influir en el desarrollo de cáncer renal

Cáncer de riñón

Un nuevo estudio llevado a cabo por la Universidad de Texas en Houston, Estados Unidos, revela que una dieta rica en carne podría aumentar el riesgo de que un paciente padezca cáncer de riñón. Además, la forma de cocinar este tipo de alimento también podría influir en su aparición, sobre todo en su asociación con la predisposición genética a esta enfermedad.

La incidencia de carcinoma de células renales es el tipo de cáncer de riñón más típico en los adultos, y el aumento de su aparición en los últimos años hizo sospechar a urólogos y otros especialistas y que una de sus causas pudiese ser precisamente la dieta que se sigue. Para determinarlo se estudiaron 659 pacientes, teniendo en cuenta su riesgo de admisión y sus indicadores genéticos.

Los resultados obtenidos determinaron que los enfermos de cáncer de riñón consumían grandes cantidades de carne roja y blanca en comparación con los que no padecen esta situación y en particular las que la consumen sometida a altas temperaturas, como frita o asada. Además, algunas variaciones genéticas también hacían que el consumo de este tipo de alimentos influyese en su desarrollo. Es un importante hallazgo que podría suponer un avance en el tipo de alimentación orientada a prevenir estas enfermedades.

 

¿Cómo se detecta el cáncer de riñón?

Los casos de cáncer de riñón han aumentado con respecto a hace dos décadas, aunque gracias a la detección precoz a través de ecografías de riñón, actualmente el tratamiento es más efectivo.

Los riñones son dos órganos que forman parte del aparato urinario, y su función es filtrar y eliminar del organismo los desechos del metabolismo y los excesos de agua y electrolitos como el sodio, potasio y calcio. Además, también controlan la producción de los glóbulos rojos mediante una hormona llamada eritropoyetina y ayudan a regular la presión arterial, por lo que su función es crucial en nuestro organismo.

Los tumores de riñón representan el 3% de todos los cánceres del organismo y están entre los diez más frecuentes. Afectan más a los hombres (65%) que a las mujeres (35%). Además, hay un mayor grado de incidencia en la franja de los 55 a 75 años.

Existen tumores benignos, que representan el 20% y malignos, el 80%. El tipo maligno más frecuente es el adenocarcinoma de células claras, pero existe una amplia clasificación de los tumores renales.

Los factores de riesgo son el tabaco, la hipertensión arterial, la obesidad y la insuficiencia renal con diálisis y la herencia familiar en algunos tipos de tumores, por lo que es importante estudiar bien el caso y hacer pruebas diagnósticas como endoscopias para detectar un cáncer de riñón.

Septiembre 2016

Publicidad