Cirugía del aparato digestivo

La cirugía del aparato digestivo se enmarcan en la especialidad de Cirugía General  y del aparato digestivo, un área que engloba tanto la investigación como el tratamiento de las patologías que afectan a esta parte de la anatomía mediante cirugía.

Entre otras intervenciones, incluye la cirugía hepática, biliopancreática, y de la totalidad del tubo digestivo, además de la patología quirúrgica de la pared abdominal y la cirugía endocrinológica, incluyendo la operación de las glándulas tiroides, paratiroides y suprarrenales.

Qué es la cirugía del aparato digestivo

De forma general, puede afirmarse que esta especialidad abarca el tratamiento quirúrgico de muy diferentes enfermedades del aparato digestivo (tipo hepatobiliar, gastrointestinal, de la pared abdominal, colorrectal, abdomen y su contenido, así como partes blandas ubicadas en cabeza y cuello, etc.), endocrinas y mama.

Igualmente, esta especialidad puede ayudar a complementar o resolver problemas quirúrgicos que podrían pertenecer a otras especialidades como la cirugía neurológica, vascular o, por ejemplo, torácica.

Por la misma amplitud de la especialidad, a menudo las clínicas dividen la misma en distintas unidades funcionales para así poder dar una atención más especializada a patologías concretas.

Tipos de intervenciones de cirugía del aparato digestivo

Como hemos apuntado, por lo general, los cirujanos generales y digestivos tratan mediante distintas intervenciones patologías pertenecientes al aparato digestivo, así como a algunas enfermedades endocrinas, de la pared abdominal y de la mama.

Los tipos de intervenciones abarcan enfermedades benignas del aparato digestivo y otras que no lo son. Entre otras, el tratamiento del cáncer colo-rectal, de hígado, vías biliares y páncreas, así como cáncer gástrico y de mama. También se realiza cirugía metabólica en diabéticos, operaciones relacionadas con problemas de obesidad, enfermedad por reflujo gastroesofágico, cirugía anti reflujo y, entre otras, cirugía tiroidea.

Cirugía abierta y nuevas tecnologías

Por otro lado, encontramos tipologías relativas a la técnica empleada pues los avances de la medicina, como es bien sabido, han llegado también a la cirugía. Especialmente, avanzando hacia una menor invasión con el fin de lograr eficacia y seguridad a distintos niveles: durante la operación, en el posoperatorio y, en fin, a la hora de valorar el resultado de la intervención.

Dentro de esta especialidad se engloban muy distintas técnicas y procedimientos, por lo que el campo de la especialidad es muy amplio y variado. Su elección idealmente dependerá de una decisión tomada desde un enfoque multidisciplinar que tenga en cuenta muy diferentes factores. Entre ellos, lógicamente, los recursos disponibles y el cuadro clínico del paciente en concreto.

En cirugía de mama se trabaja de forma conjunta con cirujanos plásticos y ginecólogos, entre otros profesionales que pueda precisar el paciente. En cuanto a la intervención quirúrgica, se realizan técnicas de cirugía para un tratamiento conservador, así como cirugía oncoplástica, un campo en el que se aplican técnicas avanzadas para conjugar curación y resultado estético satisfactorio.

Por otra parte, actualmente son muchas las intervenciones en cirugía abdominal que utilizan la técnica conocida como laparoscopia, mínimamente invasiva. Gracias a sus ventajas, frente a la cirugía convencional se favorece una recuperación más rápida, reduciendo cicatrices, así como las probabilidades de que se presenten complicaciones postoperatorias.

La opción de la cirugía laparoscópica, en concreto, se puede practicar en las patologías adecuadas, y siempre que el cuadro clínico lo aconseje. Se trata de una opción que, por otro lado, está avanzando de forma importante, hasta el punto de incluirse en este campo las técnicas de laparoscopia de alta complejidad.

Entre otras enfermedades, se puede llevar a cabo el método de la resección ultrabaja de recto mediante laparoscopia, ya sea por vía transanal o transabdominal. Otra posibilidad la constituye la gastrectomía o la cirugía bariátrica. Igualmente, e cuanto a la cirugía endocrina, cada vez hay más intervenciones de las glándulas tiroides y paratiroides utilizando esta técnica mínimamente invasiva. Asimismo, por laparoscopia se interviene de la glándula suprarrenal y esplenectomía.

Cirugía ambulatoria

Dentro de este nuevo enfoque que permiten los avances tecnológicos aplicados a determinados procedimientos quirúrgicos, también en esta especialidad se busca aprovechar sus ventajas a nivel terapéutico, logrando a su vez un mayor bienestar para el paciente. De este modo, los adelantos en tecnologías y procedimientos menos invasivos han aumentado los casos de cirugía ambulatoria.

En otras palabras, se busca una asistencia de calidad sin que el paciente tenga que estar hospitalizado más allá de lo necesario tras una intervención quirúrgica. No siempre es posible, pues en muchos casos sigue teniéndose que recurrir a la cirugía abierta, pero la tendencia apuntada también es una realidad.

En este sentido, la cirugía del aparato digestivo incluye tanto cirugía mayor ambulatoria como cirugía menor ambulatoria. En este segundo caso, hay que apuntar que son numerosos los pacientes intervenidos de distintos tipos de cirugías, como son las intervenciones de la pared abdominal, de la piel y las partes blandas, colocación de un reservorio venoso para tratamientos de quimioterapia o, pongamos por caso, la colocación de catéteres de diálisis peritoneal por laparoscopia.

 

Preguntas y respuestas sobre cirugía del aparato digestivo

Noticias sobre Cirugía del aparato digestivo

Operación del aparato digestivo con cirugía robótica

Cirugía del aparato digestivo

Una operación de cáncer de recto ha sido la primera operación del aparato digestivo realizado con cirugía robótica por la Clínica IMQ Zorrotzaurre de Bilbao.

El centro ha aplicado con éxito las posibilidades de esta innovadora cirugía a la especialidad de aparato digestivo, una tecnología que ya utilizaba para el cáncer de próstata, útero y ovario, según informa el centro en un comunicado.

La cirugía robótica "permite una mayor precisión y seguridad a la hora de intervenir, tanto para el paciente como para el cirujano", explica el doctor Iñigo Vilar, especialista en Cirugía General y del Aparato Digestivo y experto en coloproctología de la clínica.

En concreto, el robot Da Vinci se utiliza en el área de la cirugía digestiva, pues es "especialmente beneficioso en la cirugía de lesiones benignas o cancerosas del recto, así como en el tratamiento quirúrgico de la colitis ulcerosa o, entre otras patologías, el prolapso rectal".

Asimismo, con el uso del robot Da Vinci es posible "la visión en tres dimensiones en un espacio reducido como es la pelvia", al tiempo que desaparecen inconvenientes "como el del pulso humano y se mejora la visión", concluye el experto.

Deia, 17 de julio de 2016

 

Publicidad