Como es bien sabido, detener o revertir la pérdida de cabello es un problema que no siempre tiene tratamiento efectivo. En los casos difíciles, muy habituales en la alopecia androgénica, los microinjertos capilares constituyen una solución eficaz, que puede ser aplicada por especialistas en cirugía estética o en dermatología capilar.

La técnica de los microinjertos capilares, también llamados microtrasplantes foliculares, supuso una pequeña gran revolución en el ámbito de la cosmética y en los trasplantes de pelo. No en vano, cuando empezó a aplicarse en el mundo occidental, allá en los años sesenta, esta microcirugía significó la posibilidad de abandonar la calvicie sin necesidad de recurrir a las incómodas y poco naturales pelucas.

¿En qué consisten los microinjertos capilares?

Los microinjertos capilares son un término que agrupa a distintas técnicas creadas y constantemente perfeccionadas para realizar el implante de pelo buscando un efecto lo más natural posible.

En cuanto a la intervención, los microinjertos capilares son un procedimiento que se realiza bajo anestesia local durante distintas sesiones, que pueden prolongarse hasta las cuatro o cinco horas.

Durante la intervención, prácticamente indolora, el paciente permanece sentado, buscándose el modo de que esté entretenido, por ejemplo escuchando música o viendo películas y programas de entretenimiento.

Salvo el procedimiento de la extracción de los folículos, tanto la preparación como la implantación son las mismas en los dos tipos de técnicas que existen: la técnica FUE y la FUSS, cuyas características desarrollaremos en el siguiente epígrafe.

Asimismo, se trata de una fórmula aplicable también en mujeres, si bien hay que tener en cuenta algunas peculiaridades a la hora de aplicarlo, y también cuando hay que elegir unas u otras técnicas.

Por ejemplo, tal y como veremos en el siguiente epígrafe, existen las técnicas FUE o FUSS, ambas aplicables a hombres y mujeres, salvo que en casos particulares se desaconseje.

En principio, ninguna es mejor que la otra, puesto que simplemente se diferencian en la forma en la que se extraen los folículos del área donante. Será a partir de las necesidades de cada mujer como mejor se elegirá una u otra, y lo mismo cabe decir con respecto a los hombres.

Tipos de microinjertos capilares

Los microinjertos capilares pueden realizarse a través de distintas técnicas.

Técnica FUSS

Entre ellas, la técnica FUSS, nombre que recibe el microinjerto capilar clásico, siglas del "Follicular Unit Strip Surgery", también conocida como "técnica de la tira"

A través de la técnica FUSS, en las zonas más despobladas se reimplantan las unidades foliculares, teniendo en cuenta que cada una de ellas proporcionan hasta 4 cabellos, posteriormente seleccionados para su reimplantación.

Se trata de una técnica que consiste en la extracción de una tira de piel de la zona posterior del cuero cabelludo. Aunque deja una cicatriz casi imperceptible que resulta fácil de disimular gracias al mismo pelo (empieza a crecer a partir del tercer mes, obteniéndose el resultado final pasado un año), ésta será permanente.

En general, la técnica FUSS se utiliza en pacientes que tienen calvicies avanzadas, ya que así se obtienen e implantan más unidades foliculares, al tiempo que se precisan menos sesiones y, por lo tanto, será más económico que aplicando la técnica FUE.

Técnica FUE

En caso de preferirse la ausencia de cicatrices (importante en caso que querer raparse la cabeza en el futuro), será más recomendable la técnica de extracción FUE. Una técnica que, como su propio nombre indica, "Follicular Unit Extraction", está basada en la extracción individual de folículos, además de considerarse la más avanzada hasta la fecha.

Por su parte, ésta suele aplicarse en pacientes con pérdida de cabello más limitada, además de tener la ventaja de no dejar cicatrices, con lo que los pacientes que suelan llevar el pelo corto suelen preferirlo.

En otras palabras, además de realizar un examen médico, ya que el paciente ha de tener un buen estado de salud para realizar el trasplante de pelo, conviene valorar factores como presupuesto y expectativas del paciente para finalmente hacer la elección idónea en cada caso.

¿Cuál es el precio de los microinjertos capilares?

A lo largo de los años, las técnicas han evolucionado de forma importante y actualmente, además, se han popularizado hasta constituir una solución habitual. Aunque, por otra parte, lo cierto es que sus precios siguen resultando prohibitivo para muchos bolsillos.

Sin embargo, también es cierto que las clínicas facilitan su financiación, en ocasiones incluso sin intereses. De forma orientativa, podemos afirmar que la horquilla de precios se mueve entre los 5.000 y los 10.000 euros.

Tengamos en cuenta que los precios dependen de muchas variables: desde la ubicación de la clínica, el prestigio y experiencia de los profesionales (en este punto es importante consultar opiniones en la red) hasta las unidades capilares (oscilan de 1 a 4) que se logran extraer separándolos bajo un microscopio.

Por lo tanto, es importante que en el presupuesto se especifique la cantidad de unos y otros, además de incluirse todos los conceptos para no llevarse sorpresas desagradables. Es decir, hemos de saber el número unidades foliculares y la cantidad aproximada de cabellos que se obtendrán, así como el número de sesiones, pues solo así podremos realizar comparaciones realmente útiles al elegir entre distintas clínicas.

Especialistas en Microinjertos capilares recomendados

Preguntas y respuestas sobre microinjertos capilares

Publicidad