Fobias

Fobias

Una fobia es un trastorno de salud psicológico, cuya característica principal es un miedo o temor, desproporcionado, exacerbado, progresivo, compulsivo, irracional e intenso, frente a situaciones, frente a objetos, animales, o actividasdes que habitualmente no refieren un peligro de intensidad tan real. La fobia guarda una gran relación con la ansiedad, ya que la respuesta ante el estímulo que provoca la fobia es de ansiedad. Las fobias se mantienen por condicionamiento, creencias limitantes, evitación o información errónea. 

Tipos de fobias

  • Fobia social: Se caracteriza por un miedo irracional a las relaciones sociales, que hace que se tiendan a evitar.
  • Agorafobia: Miedo a lugares de donde no se podría salir si se sufre un ataque de pánico.
  • Claustrofobia: Temor a los lugares cerrados, por la posibilidad de quedarse atrapado o de asfixia
  • Aerofobia: Miedo a volar
  • Acrofobia: Cuando se tiene miedo a las alturas

Tratamientos para las fobias

Los psicólogos, para el tratamiento de las fobias, suelen recurrir a la terapia cognitivo-conductual, pero también se puede utilizar el psicoanálisis o la PNL, Programación Neurolingüística.

La práctica principal de los tratamientos psicológicos es la exposición. No se realiza de manera inmediata e impulsiva porque podría resultar contraproducente sino que se realiza desde una programación personalizada en función de la situación del paciente.

Se suele aplicar la llamada desensibilización sistemática una técnica que permite realizar jerarquías de estímulos de mayor a menor intensidad de ansiedad por lo que permite la exposición con tiempos y miedos más controlados

A la par de esta práctica se suele incluir tres puntos importantes:

  • Información. Cuanto más informado esté el sujeto de lo que le sucede y por qué le sucede más probabilidades de éxito en el tratamiento. La persona tendrá más control, más seguridad y más fuerza para superar su dificultad.
  • Relajación aplicada de Ost (1982) con un enfoque fisiológico
  • Terapia cognitiva dando importancia al papel de los pensamientos.

No son de las terapias que requieren un tratamiento prolongado en el tiempo y suelen tener un alto porcentaje de respuesta, la persona puede incluso empezar a hacer la exposición a través de sesiones de visualización en consulta, con material visual aportado por el psicólogo o el propio sujeto, entrenamiento en relajación o en generar autoinstrucciones.

Las fobias más comunes son a las multitudes, a espacios cerrados, insectos u otros animales, sangres, inyecciones o procedimientos médicos, a volar en avión u otros, lugares altos o ruidos fuertes como truenos.

Miedo al dentista

Fobias

La odontofobia o miedo a ir al dentista es una preocupación muy habitual en los pacientes. De hecho, se calcula que al menos el 15% de la población lo padece. En algunas personas provoca solo una leve ansiedad, pero en otras el dolor o un tratamiento prolongado puede exponerlos a una preocupación mayor, que incluso puede derivar en una mala salud bucodental, ya que muchas personas evitan estas visitas, lo que provoca que no den solución a determinados problemas y estos empeoren. 

Los expertos en psicología recomiendan que, para superar el miedo al dentista, se puede apostar por la terapia cognitiva conductual, que ha demostrado tener éxito en la reducción de la ansiedad en estos casos concretos y que por lo tanto podría solucionar muchos problemas de este tipo, según un estudio publicado en el British Dental Journal, en el que se entrevistó a diferentes pacientes para determinar su grado de ansiedad y se les sometió a estas terapias para ver el resultado.

Reducir la ansiedad de los pacientes con odontofobia podría mejorar la salud bucodental general de la población, pero también hacer más sencillo el trabajo de los odontólogos, que muchas veces encuentran problemas en la actitud de sus pacientes, que incluso tienen que llegar a sedar.

Miedo a volar

Los síntomas claros ante la perspectiva de tener que realizar un vuelo son: un aumento de la actividad general con sudoración o palpitaciones, sensación o necesidad de escapar, mareos donde incluso la realidad se vuelve turbia y podemos no identificar al completo los estímulos que tenemos alrededor.

Hace unas décadas se potenciaba como tratamiento el uso de fármacos, pues estos se daban al paciente y hacían que fuera semi-consciente hacía su destino. La realidad es que esto no solucionaba el problema puesto que la persona generaba igualmente mucha ansiedad anticipatoria, que en ciertos perfiles hacía que incluso no llegaran a ir al aeropuerto o en otros casos la medicación generaba un malestar que suponía perder días de vacaciones o no estar en condiciones para una reunión laboral por ejemplo.

El tratamiento más eficaz por tanto ha sido la terapia psicológica cognitivo-conductual. Hoy en día existen programas específicos dirigidos a la aerofobia que presentan una estructura similar. Inicialmente la terapia incluye una explicación psicológica sobre la ansiedad, un proceso de identificación del origen personal del miedo a volar. Posteriormente se enseñan técnicas para reducir los síntomas como el control de la hiperventilación y reconducir las ideas mentales que generan el pánico. A continuación desarrollo de programas de exposición gradual al miedo como el Cafft, un programa informatizado de realidad virtual que está siendo muy efectivo y por último intentos de exposición en vivo para poder eliminar de forma más radical el enfoque catastrofista que se suele presentar.

Al margen de la terapia podemos recomendar ciertos consejos más básicos como estos que se presentan a continuación:

- Ponerse ropa cómoda para viajar que permita estirar los músculos y no fomente sensación de estar apretado.

- No tomar estimulantes desde el día antes como cafés, tés…

- No subir al vuelo con el estómago vacío y controlar la ingesta con comida que incite al sueño y sea liviana.

- Intentar reservar el asiento desde la parte media hacia adelante ya que hay menos ruidos del avión.

- Intentar realizar desde el principio actividades de dispersión como escuchar música.

- Pide ayuda y exprésate si vas acompañado, la contención hace que veamos la realidad más sobredimensionada.

- No revisar días antes y de forma continuada la ruta del avión.

- No acudir al aeropuerto muchas horas antes pues se genera mucha ansiedad anticipatoria.

No dejes de vivir experiencias, la psicología puede ayudarte.

Preguntas sobre fobias

Añadir pregunta

Últimos artículos sobre Fobias

Las fobias más raras

Las fobias más raras
El miedo es parte de nuestra naturaleza humana, nos protege del peligro, pero en ocasiones llegan a originarse fobias a determinadas más...
25 de junio de 2017

Agorafobia y ataques de ansiedad

Agorafobia y ataques de ansiedad
La agorafobia es el miedo a situaciones en las que percibimos que puede resultarnos complicado o embarazoso escapar, o no tengamos ayuda si más...
23 de marzo de 2017

Artículos sobre Fobias

Especialistas en Fobias recomendados

Publicidad