Virus del Papiloma Humano

Virus del Papiloma Humano

El virus del papiloma humano, conocido también como VPH es una de las más comunes enfermedades de transmisión sexual entre hombres y mujeres. Existen más de 100 tipos de virus con diferentes niveles de riesgo oncológico.

En la mayoría de los casos se desconoce su presencia, porque no hay síntomas y desaparecerá por si solo con el paso del tiempo. Sin embargo, algunos tipos pueden ser causa de verrugas genitales, y los que se consideran de alto riesgo, pueden ser precursores de cáncer de cuello de útero. Unos y otros son diferentes. 

Qué es el virus del papiloma humano VPH 

Llamamos papiloma a una lesión provocada por una infección vírica transmitida por el virus del papiloma humano. Se trata de una lesión que puede localizarse en distintas partes del cuerpo, infectando piel y mucosas.

Su tratamiento puede variar en función de cada caso y localización de la infección (cremas antivirales, cirugía, quimioterapia, etc.), pero en muchos casos desaparece de forma espontánea. En ocasiones, los síntomas pueden aparecer de forma recurrente y, en caso de diagnosticarse un cáncer, en muchos casos el tratamiento es exitoso.

Diagnóstico del virus del papiloma humano como forma de prevención

La primera medida de prevención es la realización de una citología. Un resultado positivo en la prueba del virus del papiloma humano, implica que el virus está presente en el cuello del útero, no que se tiene o va a tener cáncer uterino, aunque habría más posibilidades de que ocurra con el paso del tiempo. Este virus es diferente del herpes o el VIH

Las formas de detección del mismo son diversas:

  • Detección y tipificación del virus por ADN (PCR): Determina si se tiene el virus, qué tipo, y si es de alta riesgo. 
  • Colposcopia: Vemos si hay lesiones significativas y su tamaño. 
  • Citología: Es la más frecuente, aunque en ocasiones no ve las lesiones del papiloma
  • Biopsia, se utiliza cuando en la colposcopia se ven lesiones significativas, determina qué hacer
  • Etc

Tipos de virus de papiloma humano

Dentro del virus del papiloma humano (VPH) podemos englobar más de 200 virus, de los que alrededor de 40 tipos pueden transmitirse sexualmente con cierta facilidad, bien por contacto directo de la piel del área genital como por la garganta o la boca.

Infecciones genitales por VPH virus de papiloma humano

Estos VPH que se transmiten por contacto sexual pueden ser de bajo riesgo o de alto riesgo, ocasionando en el primer caso verrugas (condylomata acuminata) en los genitales, el ano o alrededor de dichas áreas. Por su parte, se han identificado cerca de una docena de VPH de alto riesgo que pueden provocar cáncer.

No es lo más común, sin embargo. La mayoría de las infecciones por VPH de alto riesgo son asintomáticas y acaban desapareciendo al cabo de 1 ó 2 años por sí mismas, sin causar cáncer. Algunas de ellas, por contra, pueden durar muchos años.

No siempre ocurre, pero en ocasiones, las infecciones por VPH de alto riesgo que son persistentes pueden ocasionar cambios celulares que acaban convirtiéndose en cáncer. En estos casos, el tratamiento puede prevenirlo y, en todo caso, detectarlo a tiempo aumenta de forma significativa las posibilidades de curación.

Tipos de cáncer derivados del virus de papiloma humano

Aproximadamente el 5 por ciento de todos los cánceres los causan los tipos de VPH de alto riesgo. Entre otros, el cáncer de cuello uterino, el cáncer de ano, el cáncer de boca, el cáncer de garganta o de orofaringe.

Las personas no activas sexualmente rara vez presentan infecciones genitales por VPH, además de existir una vacuna que previene algunos de estos cánceres.

Es decir, la vacuna puede proteger contra algunas de las cepas del VPH asociadas al mismo, pero no ofrece protección frente a otras, por lo que la protección no es completa. Así pues, aun vacunados es posible contraer el VPH.

Por último, el VPH antes de que la actividad sexual puede reducir el riesgo de infección por los tipos de VPH que cubre la vacuna. A su vez, es importante tener presente que las relaciones sexuales que se mantienen con preservativo reducen el riesgo, si bien puede contraerse sin penetración vaginal, simplemente por medio del contacto entre genitales o a través de tocamientos o mediante sexo oral.

Otras infecciones por VPH virus de papiloma humano

Los VPH también pueden transmitirse sin que medie el aspecto sexual, en cuyo caso puede presentarse en cualquier parte del cuerpo, adoptando a menudo la forma de verrugas comunes en las manos y las plantas de los pies.

Cuando el papiloma se localiza en el pie adopta la forma de una verruga plantar. Son lesiones de pequeño tamaño que podemos confundir con un callo, si bien en este caso cursan con dolor al presionarlos, presentan manchas negras y, por otro lado, no siempre se producen en zonas de fricción.

Suelen curarse de forma espontánea. Por lo general, acaban desapareciendo tras unos meses o incluso años, pero el hecho de encontrase en las manos o en los pies y resultar dolorosas justifica un tratamiento.

Tratamiento del virus de papiloma humano de tipo no sexual

Su tratamiento puede implicar desde la aplicación de crioterapia a través de nitrógeno líquido en combinación con una intervención mínimamente invasiva, hasta la aplicación de preparaciones basadas en vaselina salicílica, además de poderse recurrir a la técnica del láser. En este último caso, es posible que quede cicatriz y se precisa de anestesia local.

Sea como fuere, es importante acudir a la consulta para valorar el mejor modo de extirpación y no actuar por cuenta propia, ni siquiera aplicando soluciones que pudiéramos encontrar en las farmacias. De igual modo, se desaconsejan por completo las soluciones caseras.

Se pueden transmitir en baños y piscinas públicas, así como al compartir calzado, por lo que es posible la prevención. Denominadas también "ojos de pescado", afectan a toda la población, en especial a los niños.

Virus de papiloma humano en niños

El virus del papiloma en niños también puede estar relacionado con casos de abuso sexual, pero el riesgo es bajo, por lo que deben estudiarse también otras posibilidades. Entre ellas, considerar que el virus pudiera haberlo transmitido la madre al niño en el parto o incluso en el mismo útero.

Una mala higiene del adulto o falta de precaución también puede ser motivo de contagio. Por ejemplo, en el caso de que un adulto con verrugas del VPH en las manos toque los genitales del menor durante su aseo diario.

Imagen:  Magnus Manske

Especialistas en Virus del Papiloma Humano recomendados

Preguntas y respuestas sobre virus del papiloma humano

Últimos artículos sobre Virus del Papiloma Humano

Semana de prevención del cáncer de cérvix

Semana de prevención del cáncer de cérvix
El cáncer de cérvix es el segundo tipo de cáncer más común entre las mujeres, y prácticamente todos los casos están relacionados con la más...

Ana García Mellado 24/ene/2012

Opiniones de pacientes sobre virus del papiloma humano

Opinión sobre Javier Server Gozálbez 1 Javier Server Gonzálbez publica unas tiras cómicas "muy graciosas" en la revista de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia. Igual te interesa saber qué piensa él y unos cuantos más de la SEGO sobre las mujeres, sus úteros, el virus del papiloma humano y unas cuantas cosas más. Yo...

Noticias sobre Virus del Papiloma Humano

Una nueva vacuna para el virus del papiloma humano

Un nuevo estudio llevado a cabo por la Universidad de Yale, en Estados Unidos, podría haber descubierto una nueva vacuna para el virus del papiloma humano (VPH), que podría reducir las tasas de incidencia del cáncer cervical y por tanto mejorar las previsiones en la salud de quien lo padece, según han informado en un artículo publicado en “Proceedings of the National Academy o Sciences”.

El virus del papiloma humano se trata de la enfermedad de transmisión sexual más frecuente en este país y también la principal causa de cáncer de cérvix. El equipo de investigación de esta universidad, en colaboración con la Universidad de Waterloo, en Canadá, ha desarrollado un nuevo modelo de transmisión para determinar qué impacto tiene una vacuna patentada y suministrada a partir del año 2015 en la incidencia del cáncer uterino. Así, han llegado a la conclusión de que tiene muy buenas implicaciones para salud de las pacientes que la reciben y en sus probabilidades de contraer la enfermedad.

Se trata de un gran avance desde un punto de vista ginecológico y para un tratamiento de prevención para este tipo de cáncer, que está muy unido con el virus del papiloma humano.

 

La prevalencia del Virus del Papiloma Humano

Virus del Papiloma Humano

El Virus del Papiloma Humano se detecta a raíz de una citología, en la que pueden salir alterados por una displasia o anomalía celular en el cuello del útero. Cuando esto pasa la ginecóloga informa del problema a la paciente y le habla de las posibles consecuencias y soluciones.

Para la modalidad de infección que cursa con verrugas vaginales hay una solución al alcance de las pacientes, pero no es así en las que pueden cursar con cáncer de cuello de útero. A pesar de ello, el virus se cura en un 90% de los casos y sin necesidad de intervenir.

Se calcula que más de un 10% de las mujeres europeas mayores de 15 años padecerá síntomas derivados del virus a lo largo de su vida y representa el 100% de los casos de cáncer de cuello de útero, por lo que es importante detectarlo a tiempo para poder proceder, si se puede, al tratamiento de la afección. Las vacunas suponen una protección superior al 80% en todos los casos, por lo que se considera que la prevención es la mejor arma para combatir esta enfermedad que se transmite en las relaciones sexuales si no se utiliza una protección física como el preservativo de látex.

 

Fotos y vídeos sobre Virus del Papiloma Humano

Vacuna Virus Papiloma Humano - Virus del Papiloma Humano
Publicidad