La gingivitis es un primer estadío de la enfermedad periodontal que afecta a los tejidos de soporte dentarios o encías, huesos dentales o alvéolos y ligamentos periodontales. Las encías se infectan y se inflaman, como consecuencia de la placa dental, formada por residuos y bacterias, que si no se elimina, da lugar al sarro en la base del diente, irritando, inflamando e infectando las encías. Si no se trata de forma adecuada por el pediodoncista, puede dar lugar a una periodontitis, que ya afecta al hueso. 

Factores de riesgo y síntomas de la gingivitis

El riesgo de que se produzca la gingivitis se incrementa con:

  • Presencia de enfermedades sistémicas
  • Higiene bucodental poco correcta
  • Diabetes sin control
  • Embarazo, ya que el cambio en las hormonas hace que la sensibilidad de las encías sea mayor
  • Las prótesis dentales, coronas o puentes mal colocados, pueden facilitar la contaminación, al igual que dientes mal alineados que dificultan la limpieza dental.
  • Algunas pastillas anticonceptivas o medicamentos como bismuto o fenitoína

Entre los síntomas de la gingivitis que son parecidos a la periodontitis están:

  • Encías sangrantes, con tan sólo cepillarse. Rojez y brillo de las encías
  • Hipersensibilidad de las encías, aunque no duela
  • Inflamación de las encías
  • Úlceras en la boca

Tratamiento de la gingivitis

El objetivo de tratar de forma temprana la gingivitis es que la inflamación se reduzca, y no se avance hacia una periodontitis.

Se iniciará con una limpieza bucodental, con aparatos específicos para que se remuevan y aflojen los depósitos y el sarro de los dientes. 

Tras esto el odontólogo o periodoncista mostrará cómo limpiar los dientes de forma correcta, con un cepillado y uso de hilo dental adecuado. También se puede recomendar los enjuagues bucales antibacterianos.

Puede recomendarse la limpieza dental por parte de un profesional dos veces por año. 

Si el origen de la gingivitis está en algún aparato de ortodoncia u otro aparato protésico, se reemplazará. 

El mejor tratamiento será la prevención, mediante una adecuada higiene bucodental.

Preguntas sobre gingivitis

Añadir pregunta

Noticias sobre Gingivitis

Gingivitis y embarazo: ¿Qué hay que saber?

La gingivitis y el embarazo suelen ir de la mano, y es muy común ver inflamación, sangrado y enrojecimiento de las encías durante la gestación. Esto, además de provocar molestias en la madre, puede llegar a afectar a la salud del bebé y a la gestación, por eso los profesionales alertan de la importancia de cuidar las encías durante esta etapa y acudir al dentista si es necesario.

De hecho, las bacterias y toxinas que se liberan en la periodontitis entran en el torrente de circulación de la madre, y pueden llegar al bebé y alterar la evolución de su crecimiento. Si la madre ya padecía problemas de este tipo con anterioridad, se pueden llegar a agravar durante el embarazo, por eso es importante cuidar la gingivitis durante el embarazo.

Durante el primer trimestre, sin embargo, se recomienda realizarse exclusivamente tratamientos de urgencia, para eliminar el posible dolor o molestias y la infección, y esperar al segundo para tratamientos más invasivos, ya que es en este primer periodo cuando el feto se forma y se deben tomar todas las precauciones posibles e intentar no tomar, por ejemplo, medicamentos como los antibióticos.

Infosalus, Febrero 2017

Fotos y vídeos sobre Gingivitis

Especialistas en Gingivitis recomendados

Publicidad