Litiasis

La litiasis o cálculo, se produce al concentrarse los cristales sueltos de la orina, convirtiéndose en un cuerpo sólido, que puede obstruir las vías urinarias, haciendo que la orina no circule y provocando diferentes síntomas como dolor, que puede ser muy intenso y que se denomina cólico nefrítico; hematuria, es decir, sangre en la orina, también puede ir acompañado de infección urinaria.

La litiasis es más frecuente en hombres que en mujeres, entre 20 y 50 años y si se tienen antecedentes familiares, las probabilidades son mayores. 

El término litiasis alude, de forma genérica, a la formación de cálculos en las distintas vías excretoras y, básicamente, se trata de una enfermedad provocada por la presencia de cálculos o piedras en su interior, de forma más habitual en los riñones o el tracto urinario.

También conocida como la "enfermedad de la piedra", en referencia a la presencia de masas minerales (piedras) dentro de uno de estos canales del organismo, éstas pueden afectar al tracto biliar, a las vías urinarias, (vejiga, uretra), así como a las glándulas lacrimales o salivales.

Definición de litiasis

Una vez hecha esta primera aproximación, será fácil definir de forma breve la litiasis como la formación de cálculos o concreciones de sales en el interior de conductos excretores, en especial en las vías urinarias y biliares.

Es decir, la definición nos lleva al concepto de cálculo, entendido como una concreción anormal de sales minerales, que se puede formar tanto en ciertos órganos como en los líquidos de un conducto o cavidad orgánicos. En el caso de la litiasis, las piedras se forman generalmente en pacientes adultos, de entre 30 y 50 años de edad, por distintas causas, entre ellas como resultado de malos hábitos alimentarios.

En el caso de la formación de cálculos urinarios, suele obedecer a un trastorno metabólico del organismo, a una infección o a la existencia de un obstáculo al paso de la orina. Sin embargo, es importante apuntar que las causas dependen de distintos factores y, por otra parte, no siempre se descubren.

La formación de cálculos en la glándula salival, por poner otro ejemplo que ilustre las diferencias entre las distintas clases de litiasis, se suele atribuir a una composición alterada de la saliva y de enfermedades previas que provocan el estrechamiento de estas vías. En cuanto a la litiasis de vía lagrimal, puede estar precedida de inflamaciones crónicas, como puede ser una conjuntivitis de repetición.

Tipos de litiasis

La litiasis adopta distintos nombres en función del órgano donde se forman, si bien la denominación también puede variar según su localización

Litisiasis urinaria: Si existe presencia de cálculos en el aparato urinario, también se denomina urolitiasis.

Litiasis vesicular: Si se encuentra en la vesícula biliar. También se denomina colelitiasis, y coledocolitiasis si lo hace en las vías biliares.

Litiasis renal: Cuando los cálculos se sitúan en el riñón. La condición médica también recibe el nombre de nefrolitiasis.

Litiasis salival: Si las piedras están en los conductos de las glándulas salivales. También hablaremos de sialolitiasis.

Diagnóstico de la litiasis

Las pruebas utilizadas por el urólogo para su diagnóstico, son pruebas de imagen, concretamente la ecografía urológica, que se puede acompañar de radiografía, si no se observa bien el problema, puede tener que recurrirse a una endoscopia.

¿Pero, más allá de los síntomas, cómo confirmar que se tienen? Para detectarlos, existen distintas pruebas, entre otras la tomografía computarizada, la urografía intravenosa, la ecografía o la uretreropielografía retrógrada.

Tratamiento de la litiasis

La forma más óptima de tratar la litiasis es mediante la extracción de los cálculos, mediante endoscopia, si tienen 5 mm o fragmentando los cálculos, si son más grandes, mediante ondas de choque o mediante láser, para que se puedan expulsar por la orina. Sólo la litiasis de ácido úrico se pueden tratar con medicamentos, disolviendo totalmente el cálculo.

Existen medidas dietéticas para el control de la litiasis, como tomar una gran cantidad de líquidos, sobretodo agua, poca sal, pocos azúcares y proteínas animales, control del alcohol, etc.

El tratamiento a seguir dependerá de diferentes factores, como lógicamente del tipo de litiasis. Veamos unos breves apuntes de algunos de ellos para el tratamiento de algunas de las litiasis más frecuentes, como son la litiasis renal y la litiasis biliar.

Tratamiento de la litiasis biliar

Se realizan controles ecográficos a pacientes en riesgo, como los mayores y las mujeres, ya que éstas tienen un mayor riesgo de carcinoma. En caso de padecerlo, se recomienda la colecistectomía, una intervención realizada para extirpar la vesícula biliar, bien mediante cirugía tradicional o aplicando la laparoscopia.

Tratamiento de la litiasis renal

La litiasis renal o cálculos en el riñón pueden resolverse mediante la expulsión del cálculo, ya sea favoreciendo la misma o sucediendo de forma espontánea. Afortunadamente, en la mayor parte de los casos es así, ya que, según las estadísticas, el 70 por ciento de los cálculos se expulsan de forma natural.

Igualmente, es importante aplicar medidas preventivas tanto para reducir el riesgo de formación por primera vez como de forma repetida. 

El tratamiento farmacológico en ocasiones puede ayudar a disolver algunos cálculos renales, fundamentalmente propiciando la disolución química, como ocurre con los cálculos de ácido úrico y cistina. Otra opción a valorar por el especialista es recetar alopurinol para reducir el nivel de ácido úrico.

En caso de no poder evitar la intervención quirúrgica, la cirugía ofrece distintas opciones que deberá valorar el urólogo o nefrólogo para cada caso concreto. Aunque la cirugía tradicional se utiliza cada vez menos, no deja de ser una alternativa que podría ser la más conveniente de forma excepcional, siempre dependiendo de las consideraciones individuales.

Al margen de la cirugía abierta, mediante la técnica endoscópica, minimamente invasiva, se procede a la extracción de cálculos pequeños tras su fragmentación. De realizarse con un nefroscopio, además de algunas otras diferencias, se trataría de nefrolitotomía percutánea.

Litotricia láser

La litotricia láser, como su propio nombre indica, es una técnica que utiliza la luz láser para eliminar los cálculos de las vías urinarias mediante su fragmentación. A su vez, se extraen los restos residuales para evitar nuevos episodios, un avance frente a la litotricia tradicional, que se aplica de forma extracorpórea utilizando el método de las ondas de choque.

Imagen: Jakupica en Wikimedia

Especialistas en Litiasis recomendados

Preguntas y respuestas sobre litiasis

Opiniones de pacientes sobre litiasis

Opinión sobre José Ignacio Iglesias Prieto 5 Es un cirujano buenisimo en cirugía de las fotovaporizaciones h las litiasis y sus enfermeras fenomenales del hospital Virgen de la paloma y a las secretaria
Opinión sobre Sara Martín Blanco 5 Excelente profesional, sigue al paciente hasta que resuelve definitivamente su enfermedad. Porcentaje altisimo de resolucion de litiasis urinarias. Muy trabajadora. Muy decidida ante una situacion...
Publicidad