Acné

Dirección no encontrada
Ej: Dirección de tu casa o trabajo

Dirección no encontrada

     

Preguntas sobre acné

Añadir pregunta
anita80 anita80 - Madrid

Terapia más efectiva para marcas de acné

Hola,

hace años estuve tomando roacután, porque me salían granos internos hasta por la espalda, y hace... ver más

Respuestas destacadas de...

Centro Clinico Betanzos 60 Centro Clinico Betanzos 60 Anita, la medicina estetica hace maravillas en tu caso en concret...


Angie Angie - Murcia

Siringomas o xantelasma

Buenas noches, soy mujer tengo 30 años desde los 16 sufro de acné ya controlado pero aun así tengo las... ver más
08 de septiembre de 2016 | Responder |

Respuestas destacadas de...

Centro Clinico Betanzos 60 Centro Clinico Betanzos 60 Angie, la única forma de saber lo que es es quitarlos por cirugía...

Fulgencio Muñoz Romero Fulgencio Muñoz Romero Hola,

Existen muchos métodos que te ayudarán a mejorar,...


Añadir pregunta

¿Qué es acné?

Acné

El acné es una enfermedad o afección de la piel, que se caracteriza porque se forman "barros", comedones, pústulas, espinillas negras, fundamentalmente en la cara. Es común entre la gente más joven, entre los 12 y los 24 años. 

El acné se produce cuando los poros se tapan, por excesiva producción de aceite o sebo, de la glándula sebácea. Se puede presentar en forma de espinilla negra, acné miliar, protuberancia e hinchazón roja o acné quístico.

Algunas de las causas que pueden estar relacionadas con la aparición de acné son:

  • Actividad y cambios hormonales que se dan con el ciclo menstrual, pubertad, embarazo, estrés, ingesta de píldoras anticonceptivas, etc.
  • Cosméticos o productos para el cabello grasosos u oleaginosos.
  • Algunos fármacos o medicamentos, como la testosterona, los esteroides, estrógenos, etc
  • Niveles altos de humedad y sudoración.

Hay algunas sencillas medidas que se pueden tomar frente al acné que son lavar la piel de forma delicada y con jabón suave y lavar el cabello de forma diaria, sobretodo si es graso. Hay que evitar rascar los granos, tocarse con las manos la cara, evitar cosméticos grasos. 

Existen medicamentos para combatir el acné de libre adquisición, pero si este persiste es conveniente la consulta con el dermatólogo. Comúnmente tiende a desaparecer pasada la adolescencia.

Las falsas creencias sobre el acné

Todo el mundo conoce el acné, y precisamente por ello hay muchos mitos que es importante conocer para evitar falsas creencias. Más allá de saber que se trata de una afección cutánea que afecta a un gran número de adolescentes por el aumento de la secreción sebácea, proliferan las informaciones erróneas.

Sin ir más lejos, a menudo se desconoce que también puede afectar a bebés, mujeres embarazadas o incluso a personas adultas. Además, es más frecuente en las mujeres.

Con respecto a la dieta, hay controversia sobre algunos alimentos, y por otra parte puede provocarla en unas personas y no en otras. Un ejemplo es el chocolate. En contra de lo que se cree, consumirlo con moderación no tiene por qué producir acné, pero sí lo hacen los hidratos de carbono refinados con un alto índice glucémico.

Otro de los mitos populares asocia su curación a reventarlos, tomar el sol, hacerse limpiezas de cara o aplicar sobre ellos pasta de dientes. En el primer caso, explotarlos no ayuda a que desaparezcan, sino todo lo contrario, pues podemos hacer que surjan marcas.

Tampoco ayudará especialmente exponernos al sol, la limpieza cutánea ni la pasta dentífrica ayudan. Por último, los expertos recomiendan no lavarse la cara en exceso para evitar otras posibles patologías y escoger un buen maquillaje en caso de querer aplicarlo. El dermatólogo será siempre la persona idónea para ayudarnos a elegir el mejor tratamiento y los hábitos más saludables, para ayudar a su desparación.

El acné adulto

Acné

Aunque nos pueda parecer cosa de adolescentes, miles de adultos padecen acné en todo el mundo. El perfil más común es el de una mujer de alrededor de 25 años, aunque también depende de la etnia. De hecho, se calcula que entre un 15% y un 25% de las mujeres padecen esta patología durante la edad adulta. 

Esta enfermedad se caracteriza por la aparición de signos inflamatorios moderados en la piel, sobre todo en la zona facial. También es importante saber que se diferencia del acné juvenil. Las lesiones son de tipo inflamatorio, y no se dan tanto como los granos de la pubertad. Además, se suelen dar en la zona “T”, que agrupa la frente, la nariz y el mentón.

El acné adulto suele ser más complicado de tratar, ya que se requiere medicación más fuerte y un seguimiento intenso por parte de los dermatólogos para evaluar los síntomas y su posible trato. Normalmente, suele aparecer por factores como el estrés, el tabaco, hábitos de la vida diaria y también por problemas hormonales, que deben ser tratados con cuidado. Esta enfermedad afecta a la calidad de vida de los pacientes, no solo estéticamente, sino que también puede llegar a interferir en las actividades diarias.

Imagen: mersunflower en Deviantart

 

Publicidad
Publicidad