Endodoncia

La etimología de procedencia griega de la palabra endodoncia nos da una clara pista sobre su significado, pues se compone de los términos endo (interior) y odontos (diente). En efecto, la endodoncia es una especialidad dental que se encarga del estudio, diagnóstico y tratamiento de las patologías relacionadas con el interior del diente.

Asimismo, el término "endodoncia" hace alusión a una técnica que consiste en la extracción de la pulpa dental para rellenar y sellar la cavidad pulpar. Por lo tanto, en contra de lo que suele creerse, la endodoncia no es sólo una técnica.

La endodoncia es un tratamiento de los conductos del diente para evitar su extracción, de forma que pueda seguir cumpliendo sus funciones estéticas y de masticación. Popularmente se conoce como "matar el nervio", ya que en definitiva se elimina el nervio infectado o enfermo. 

Es necesaria la endodoncia cuando la pulpa del diente está gravemente dañada por caries profundas o por traumatismos severos, hasta el punto de ser sensible a cambios de temperatura o masticación. También se aconseja en caso de determinadas lesiones periodontales.

Una sencilla definición de endodoncia

Entendemos como endodoncia, por lo tanto, tanto una especialidad deontológica como un procedimiento utilizado dentro de la misma, también conocido como tratamiento de conductos.

Por otra parte, el endodoncista es el dentista especializado en realizar tratamientos relativos a dicha área mediante distintos tratamientos, entre los que destaca el mencionado tratamiento de conductos para eliminar la pulpa afectada de un diente, preparándolo para ser restaurado.

Tratamiento de conducto

Se lleva a cabo una terapéutica orientada a preservar y regenerar la pulpa mediante tratamientos encaminados a preservar los dientes que presentan problemas en la pulpa, bien por complicaciones periapicales o, por ejemplo, a consecuencia de una infección o inflamación.

Además, hemos de saber que la pulpa dental es la parte interna del diente, está situada en la parte central de la raíz y comunica el diente con el hueso maxilar. Se trata, en suma, de la parte más profunda del diente y está compuesta de células, vasos y fibras nerviosas conectadas al nervio trigémino.

A partir de este breve apunte, será más fácil entender que el objetivo de la endodoncia quirúrgica consista en tratar un absceso o una infección de pulpa alrededor de la raíz del diente. Su manera más habitual de abordarlo consiste en la endodoncia o tratamiento de conductos, una técnica que elimina la pulpa afectada de un diente y sella el conducto.

También denominado tratamiento de conducto radicular, en algunos casos puede requerir una cirugía endodóntica como abordaje no convencional. De hecho, frente a la endodoncia tradicional, la cirugía en numerosas ocasiones constituye una opción que permite superar los límites anatómicos que aquella encuentra.

¿En qué consiste la endodoncia?

Tengamos en cuenta que esta especialidad deontológica no solo trata las patologías de la pulpa de los dientes, sino también a los tejidos internos y los huesos de la mandíbula implicados por el canal de la raíz del diente. Por lo tanto, podemos encontrar casos son especialmente complicados.

Endodoncia paso a paso

Al margen de la casuística, de forma general puede afirmarse que, tras una exploración, radiografía y diagnóstico previos, el paso a paso del tratamiento endodóntico básico consiste en aplicar la anestesia, extraer la pulpa, así como el contenido dentro del hueso para finalmente rellenar el espacio que ocupaba, remplazando los tejidos dentales perdidos por un material inerte que permite proseguir con la función dental. Paso a paso de la endodoncia:

  1. Eliminar el tejido pulpar enfermo del interior de los conductos del diente.
  2. Limpiar y preparar estos conductos hasta el final de sus raíces.
  3. Rellenar y obturar completamente los conductos con material especial.

¿La endodoncia duele?

Aunque el procedimiento se realiza bajo anestesia y se utiliza aparotología muy avanzada, como las limas de endodoncia mecanizadas como complemento de las manuales, pongamos por caso, no puede afirmarse que sea una intervención completamente indolora.

Por una parte, la anestesia evita sentir dolor, por lo que puede afirmarse que durante la operación no duele, pero se trata de un tratamiento largo que exige permanecer con la boca abierta entre 45 y 60 minutos, o incluso más. Además, el posoperatorio ocasiona molestias unos días después de la intervención, si bien se recurre a los antiinflamatorios para paliarlas. 

Mientras se realiza la endodoncia es recomendable que se efectúen radiografías de control, para dar seguimiento al proceso. 
 
Una vez finalizada la endodoncia, la colocación de una corona es aconsejable, tanto con fines funcionales, para suplir la mayor debilidad del diente, como con fines estéticos.

Tipos de endodoncia

 
En cuanto a la tipología, la endodoncia puede ser unirradicular, birradicular o polirradicular, en función de a cuántos dientes afecte.
  1. Si lo hace a un diente que tiene una sola raiz, es decir, un solo conducto pulpar será unirradicular
  2. Conforme afecte a un diente con dos o más raíces será birradicular o polirradicular, respectivamente.

Resultados de la endodoncia

El hecho de que la infección periapical continue tras la endodoncia no significa que esté mal hecha. En dicho caso, podría ser necesario llevar a cabo un tratamiento adicional.

La mayoría de las endodoncias son un éxito. En cifras, alrededor del 90 por ciento de estas intervenciones salen bien, sobre todo cuando lo realiza un profesional de la odontología experimentado y especializado en realizar endodoncias.

En caso de surgir problemas, cuya manifestación suele ser la persistencia del dolor más allá de los primeros días del posoperatorio, el profesional valorará la posibilidad de realizar una reendodoncia. Ello significa volver a realizar la intervención removiendo el material de relleno, limpiando los conductos a conciencia y finalmente sellándolos.

Precios de la endodoncia

Por último, tienen un precio que varía en función del tipo de que se trate, siendo más económica la endodoncia unirracular, aumentando progresivamente en la birradicular y multirradicular.

Es difícil hablar de precios cerrados, pues dependen de cada paciente, pero como referencia podemos hablar de precios aproximados a 150 euros la más económica, llegando a doblar la cantidad la multirradicular. Un coste que podría incrementar fácilmente si en ellos no se incluyen las pruebas previas y posteriores.

Además, el presupuesto aumentará si una vez finalizado con éxito decidimos colocar una corona en los dientes endodonciados, tanto con fines estéticos como funcionales. Es importante, por lo tanto, acudir a varias clínicas dentales que nos transmitan confianza para obtener presupuestos de nuestro caso concreto a partir de los que hacer la mejor elección.

Preguntas sobre endodoncia

Añadir pregunta

Últimos artículos sobre Endodoncia

El tratamiento de endodoncia
Quizá el término endodoncia o tratamiento de conductos no sea muy popular entre los pacientes de a pie pero lo que seguro que todo el mundo ha oído más...
15 de enero de 2014

Endodoncia o implante dental

Endodoncia o implante dental
Mantener el diente mediante una endodoncia o reemplazarlo por un implante dental: esa es la pregunta del millón. Son muchos los más...
18 de octubre de 2012

Noticias sobre Endodoncia

Los pacientes que precisan endodoncia casi triplican el riesgo cardiovascular

Según concluye un nuevo estudio, las infecciones dentales que requieren endodoncia tienen un mayor riesgo cardiovascular

La investigación determina que el riesgo de padecer cardiopatía isquémica es hasta 2,7 veces mayor, según un estudio finlandés dirigido por investigadores del Hospital Universitario de Helsinki.

La infección en la raíz del diente que requiere una endodoncia, de acuerdo con el estudio, se asocia a una probabilidad muy superior de desarrollar una cardiopatía isquémica. Una enfermedad, por otra parte, relacionada con la arteriosclerosis, si bien por lo general se presenta más tarde en las mujeres que en los hombres, por lo general en la post-menopausia.

Independientemente de estas diferencias entre sexos, no contemplados en el estudio, éste concluye que la prevalencia de cardiopatía isquémica es muy superior en los pacientes que requieren una endodoncia con respecto a aquellos que no necesitan tratamiento.

El estudio confirma, una vez más, la importancia del cuidado de la salud bucodental para una buena salud general. Es lo que ocurre, por ejemplo, cuando se padece periodontitis o piorrea, asociada a un mayor riesgo de enfermedades de distinto tipo, en especial las enfermedades cardiovasculares, además del cáncer, la diabetes e incluso la demencia.

ABC, 9 de septiembre de 2016

Especialistas en Endodoncia recomendados

Publicidad